El chavismo se ve obligado a usar la fuerza del Estado

Leopoldo Puchi

Enfoque

Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

William Lara murió trabajando, en esa labor casi anónima del militante partidista, de esos que saben el significado de la expresión “factor carretera”. Una brega que pocos reconocen, pero en la que reside el rescate de la institución partidista, de la que tanto se habla. Al contrario de lo que muchos piensan, o desean, la reciente sucesión de muertes (Müller, García Ponce, Tascón, Ceballos), lamentables todas, en lugar de un debilitamiento puede tener un efecto concreto de afianzamiento en el PSUV del sentido de pertenencia.

William Lara deja la huella del trabajo y el compromiso.

Hay que prestar atención al nuevo cuadro que se está conformando con algunos virajes significativos que ha dado Chávez. La nueva política hacia Colombia y las FARC. El pronunciamiento sobre los judíos. Al elegirse el 26-S una nueva Asamblea plural, estarían dadas las condiciones para un encuentro Obama-Chávez. Todo esto es parte de conversaciones de sectores del Partido Demócrata con Cuba y Venezuela, para mejorar las relaciones.

En este contexto entra el cuestionamiento de Fidel al modelo cubano. Lo haya dicho o no, lo cierto es que la realidad obliga a un aggiornamiento. Posiblemente Cuba avance hacia un modelo económico intermedio, en el que se encontraría, a mitad de la línea, con el modelo venezolano. Ampliación del sector privado allá y del sector público aquí, en un esquema de economía mixta. El propio nombre de socialismo del siglo XXI indica que “el del XX” ya no es viable y pertenece a otra época.

Flash NEGRO

La carrera presidencial ya comenzó en la oposición. A María Corina Machado le pusieron dos “profesores de parlamentarismo”, Carmelo Lauría y Gustavo Tarre, para que destaque en sus actividades en la nueva Asamblea. Y Henrique Capriles, luego del 26-S, va a insistir en primarias, que considera puede ganar en alianza con Leopoldo López. Ninguno de los dos quiere mantenerse en la MUD, por el peso que en ella tienen AD y UNT.

Américo Martín ha declarado que “sacar entre 40 y 50 diputados, aunque sea con una minoría de votos, es una victoria que sirve de plataforma a otras victorias”. Se comprende que es necesario mantener la moral alta, pero es más útil reconocer la realidad para poder sacar de ella las lecciones. De nada sirven autoengaños. En los sesenta, a las derrotas de la guerrilla se le llamaban “victorias estratégicas”. ¿El mismo error?

Algunos sectores del ala blanda del gobierno han entrado en conversaciones con la oposición. Éstos le han pedido que bajen la guardia un poco, en algunos estados y en materia de recursos, para romper el umbral de los dos tercios, lo que sería “saludable para ambos sectores”. La respuesta de Chávez fue de una negativa rotunda: “no hay diálogo con la oposición ni con la burguesía y la revolución se radicalizará después del 26-S”.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

26-S: Gana la matriz social

De acuerdo con la encuestadora Ivad, de Félix Seijas, si se realizaran las elecciones en este momento el PSUV-chavismo obtendría el 54% y la oposición el 45,7% de los votos a escala nacional, lo que significa que se mantiene la misma correlación de todos estos años, caracterizada por la prevalencia de la votación favorable al Gobierno, pero también por la existencia de una voluminosa contraparte que no ha podido ser pulverizada.

Las fallas de la MUD

Es natural que la oposición esté insatisfecha con los resultados que se anuncian. Se preservan fuerzas muy grandes, pero no se avanza lo suficiente. ¿Qué ocurre, dónde están las fallas de fondo? ¿Puede hacerse algo todavía para optimizar la votación? A esto último debería prestarle atención de inmediato el Comando de la MUD, ya que un mal desempeño de las últimas semanas y de la maquinaria el día de la votación pudiera traducirse en unos puntos menos.

Matriz social

En términos generales, el anuncio de Ivad no tiene por qué extrañar, ya que esos números se desprenden de los propios estudios que ha hecho la encuestadora sobre las motivaciones, conducta y opiniones del electorado venezolano. Existe una matriz de fondo que se expresa en intenciones de voto. En un país como el nuestro, donde 90% de su población es partidaria de un modelo de economía mixta, de un Estado fuerte, de una democracia igualitaria, de la protección social, no es nada extraño que un proyecto como el de Chávez alcance la mayoría, especialmente si en ese terreno es poca la competencia que tiene.

Revisiones y rectificaciones

Pero el comando chavista tampoco tendría por qué estar satisfecho. A pesar de contar con un techo tan alto para crecer siempre está en dificultades, en la rayita, obligado a utilizar toda la fuerza del Estado, ministerios y gobernaciones, para preservar lo que ya había conquistado con anterioridad, cuando la matriz sociológica le permitiría hacerlo sin mayores dificultades. Sólo a última hora se habla de revisiones y rectificaciones. El conformismo es mal consejero.

 
Top