LA TRANSMUTACIÓN (III)

La Pequeña Política
Espantapájaros
Avizor.uno@gmail.com

“Lo que por estar yo siempre en el mismo sitio, no veo y otros ven, lo trato de compensar pensando en lo que otros, por andar de rama en rama, quizás no alcanzan a pensar.”

Escrito para gente inteligente

“Esto es lo que me cuenta Ramirito, que bastante te ha querido ayudar, y lo tengo aquí anotado, pero ni modo, Ugo, ni modo.”

HABLO YO

Ya te lo advertí, Águila Uno, lo único que te puede salvar ahora es un gigantesco fraude, para eso tienes tus traganíqueles, pero no te lo aconsejo porque a nadie vas a engañar, y será peor. Los números no te dan.

Te cuento, Águila Uno. Sé que estás frustrado porque sientes que se te está escapando tu destino histórico. No te preocupes. Con todo lo que has hecho, nadie te olvidará. Pero debo decirte la verdad. Hasta por aquí, en el descampado, donde antes tenías tantos seguidores, el caldo se te ha puesto morado. Y si pierdes aquí, que confieso es difícil, solo sacarías uno de los diez diputados de Carabobo. No creo que se llegue a tanto, pero cuidado. Y si ocurre en Carabobo, que es espejo del país, ¿qué no podrá ocurrir en toda Venezuela?

Es difícil que pierdas por aquí, en las orillas del lago y por dos razones. Primero, porque tenías mucha fuerza antes, y algo aún te queda y segundo, porque el pajarraco naranjero, ese que es grandototote, te está ayudando todo lo que puede. Él te ayuda, y también sus amigos, los pajarracos caraqueños, esos que se visten bonito, los pájaros malicia. Pero aún así, Águila Uno, tus opositores te pueden hacer pasar un susto, incluso por aquí. Y el pajarraco Agüero desde hace tiempo que lo sabe porque le duelen los huesos cuando viene el aguacero.

Claro, te queda lo que dice Heras en su editorial, reconocer la derrota a ver si coges un segundo aire de aquí al 2012… y mientras tanto sigues enviándole al Cóndor su ayudita, que en el fondo – después de lo que dijo- es todo lo que él quiere. Por ahora, claro, por ahora.

REFLEXION

Yo les voy a confiar algo. No sé Uds. pero para mí que Heras está escuchando los consejos de este humilde Espantapájaros. Humilde, pero con cinco soles es su charretera, ojo. Si leyeron su editorial de hoy, bien bueno por cierto eso de que la Democracia está armada, se darán cuenta de que Heras se le metió en el cabeza al Cóndor, como les recomendé a todos ustedes la semana pasada, y al hacerlo, supo en seguida lo que el Cóndor le había recomendado a Águila Uno.

Recordemos que al Cóndor lo que le interesa, por ahora, es salir del atolladero. Claro, elegantemente. Y dos años es bastante, de aquí a 2012, para buscar la recuperación, meterse de lleno a capitalista, y salir hasta elogiado por los cubanos de mayami, vaya Ud. a saber.

Yo voy a ser un poco más explicito que Heras, siempre lo soy, porque él es recatado. Esto fue lo que le dijo el Cóndor a Águila Uno, cuando se reunieron hace un mes en La Habana. Yo no estaba allá, pero metido en su cabeza sí que estaba.

HABLA EL CONDOR DEL CARIBE

“Si pierdes, Ugo, como va a ocurrir, porque tu gente ha puesto la torta, la única salida es reconocer tu derrota. Mira a ver si tengo razón. A mí, por ejemplo, me podrán echar la culpa por la muerte del mulato, y la verdad es que lo puse preso por hablar pendejadas y si volviera a nacer, lo volvería a meter preso, pero a ti, Ugo, mi hermano, se te murieron veinte mil, sólo el año pasado, y eso que tienes tus presos por hablar pendejadas. Y otra cosa, perdona que te las diga, pero ¿para qué están los amigos? Lo mismo podrán decir de la comida. Aquí en Cuba se pasará hambre, o al menos se comerá incompleto pero, hermanazo, aquí la comida no se pudre. Y otra cosa, es cierto que aquí en Cuba se va la luz, tenemos que racionarla, pero no contamos con un Caroní ni tampoco con petróleo a chorros como  cuentas tú. Si yo tuviera la  mitad de lo que tú tienes, iluminaría  desde aquí hasta a Manhattan. Y algo más para que te des cuenta de porque no puedes ganar. Aquí en Cuba, faltará el agua de vez en cuando, hermanito, pero el agua que bebemos no está contaminada. Por último, aquí yo soy lo que soy, un guerrero – eso todo el mundo lo sabe y no lo escondo- un guerrero que, claro, sabe cuando replegarse, pero tú te repliegas disfrazándote, y eso Ugo, hermano, no te queda nada bien. En fin, esto es lo que me cuenta Ramirito, que bastante te ha querido ayudar, y  lo tengo aquí anotado, pero ni modo.

Fíjate tú, hermanito. Tú que estás débil, defendiéndote a puro pico, porque ni garras tienes, ni plumas para volar. Bueno, repliégate. Porque si te metes a tramposo, y todo el mundo se da cuenta, hasta la cabeza te la van a quitar.

La pusimos, hermanazo, acéptalo, la pusimos con lo de Colombia. Esa era la única salida para suspender las elecciones, simulando un conflicto armado. ¿Recuerdas que hasta armamentos te envié? De aquí mismo de La Habana y de Cienfuegos salieron las armas que me pediste y hasta minas antipersona para proteger a los camaradas que tenías por allá, preparados para la operación que teníamos planeada. Y fueron barcos de tu Armada los que las recogieron.

VENCEREMOS

Pero caíste como un tordito, igual que en Honduras. Uribe y Santos te pusieron la trampa, y chupulún, caíste, no aguantaste la tentación, sin siquiera echarme una llamadita, te lanzaste. Me preocupa tu situación, hermano, pero todavía estás a tiempo, y hasta puedes sorprender al mundo entero, y así ganas tiempo, recuperas tu legitimidad y vas buscando otros caminos.  Y mira que eso es posible. Mucho más con un hombre de tu habilidad.

Tú debes recordar cuando desapareció la Unión Soviética. Eso sí que fue un vergatazo el que recibimos, porque perdimos de un día para otro, toda la ayuda que nos brindaban y, además, hermano, los Yanquis están aquí mismo, hasta las luces de Cayo Hueso las veo desde aquí. Bueno, y nosotros le dimos la vuelta. Y tú también lo harás. Ten fe. Pero tienes que moverte con cuidado.

Eso sí, cuenta conmigo. Mi gente responde por tu vida. Lo único que te recomiendo es que cuides tu retaguardia.  Endurece tus cuadros, porque en adelante, a esos son los que vas a necesitar. ¿Cómo es eso que tú dices? Rojo-rojitos, pues bien, ahora vas a necesitar de tus duros-duritos, porque lo que viene es candanga, pero con tu talento, hermano, adelante saldrás. Confía en tu buena estrella, Ugo, que te veo como compungido. Juntos VENCEREMOS.

Esto sí, y perdona que te lo diga. Sé que lo haces por cariño, y yo te quiero como un padre, pero no me traigas más bolsas con corazoncitos partidos. Eso no le queda bien a un hombre de tu estatura, a tu estatura histórica me refiero, no lo olvides, y tampoco me queda bien a mí.

POST DATA

Hay algo que no te he dicho, hermano, y es bien importante. Ten cuidado con lo de Irán. Mucho cuidado. Mira que los mismos árabes se han unido a los judíos para impedir que Irán desarrolle su bomba nuclear. Recuerda que los iraníes son persas y no árabes. Recompone tu relación con los judíos. Este es el mejor momento, y hazlo rápido. La comunidad judía tiene mucho poder y, además, toma en cuenta lo que te voy a decir.

Aquí en Cuba a los únicos que le tenemos respeto es al Mossad.  Esos sí que son arrechos. ¿No ves que la CIA más son las veces que se equivoca, como cuando te apoyaron a ti? Tú lo sabes, sin ellos no habrías ganado en el ’98. Te entregaron el poder porque había que neutralizarte y les salió el tiro por la culata.

Pero con los judíos es diferente. Ellos pasaron por el Holocausto, así tú digas lo contrario, millones murieron en cámaras de gas, y si el Mossad existe, es para garantizar la supervivencia de su pueblo, de Israel. Nunca duermas con su enemigo. Cuidado.

 
EspantapájarosNo photo
Top