Ocho mil personas en peligro de perder la vida

RODÓ EN LA BARRA
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com


Saturnino Anacleto Zamudio bebió un trago largo de su fino escocés antes de decirle a Bonifacio Eleuterio Figueroa que dejara de llamarlo “ni ni” con ese tono despectivo, como si se tratara de un espécimen de rara procedencia. Saturnino Anacleto nunca ocultó su falta de entusiasmo por los dos sectores polarizados del país, pero mientras saborea la bebida piensa que cuando comenzó a producirse en Escocia se le llamó “licor de vida”. Él sabe que para que la bebida pueda llamarse whisky debe pasar 4 años en barricas de roble, pero a mayor tiempo de reposo, mejores serán los resultados, como es el caso del 18 años que campanea en el vaso de vidrio haciendo sonar el hielo en su choque con el cristal. Saturnino Anacleto lo menos que quiere es discutir con sus amigos, pero a escasas horas del proceso electoral, sabe que no puede seguir escurriendo el bulto. No tiene escapatoria, por eso le reitera a Bonifacio Eleuterio que no lo vuelva a llamar “ni ni”. “Déjame decirte que después de lo ocurrido el lunes en Tocuyito cuando la Guardia con saña arremetió contra vecinos que protestaban por las fallas de los servicios públicos, no me quedan dudas de lo que voy a hacer este domingo”, señaló para darle un viraje a la reunión.  De ipso facto, Serapio Rea, Plutarco Emilio Cancini, Alcibiades Astolfo Ferrer y el mismo Bonifacio Eleuterio, clavaron sus miradas en el amigo que parecía salir de un ambiente brumoso. “Yo no soy tan pendejo para no darme cuenta de lo que está pasando. Fíjate que Paraguaná quedó nuevamente a oscuras desde el domingo hasta el lunes. Esta vez no encuentran a quien culpar. Imagínense que a la Planta Josefa Camejo, la llaman ahora Josefa Cangrejo, porque cuando no falla una cosa, falla la otra. Ahora dizque le metieron gasoil y debía ser otro el combustible. Torta total. Y como a las iguanas ya no le pueden echar la culpa, dicen que fue un rayo. La coba del Guri, ya nadie la cree, pese al teatro que montó ese regordete de la buena vida, Elías Jaua. Esa vaina es a diario en todo el país, imagínate que el otro día, el Hotel Intercontinental de Puerto Ordaz, que está en toda la desembocadura del Caroní, quedó sin luz por más de seis hora. Y a eso le agregamos la inseguridad, los alimentos podridos, las medicinas que se vencen sin llegar a los hospitales, el agua contaminada y pare Ud. de contar.

Yo no soy bolsa, Bonifacio Eleuterio, desde esta semana dejé de ser… así como tú me llamabas”, apuntó. Saturnino Anacleto ya forma parte de ese 70% que decidieron decir ¡mí! ¡mí! y votarán con decisión el 26 de septiembre. El chavismo está preocupado porque sabe que el tsunami de votos le llegará por el centro, y que además mucha de su gente se quedará en casa por temor a la Ley de Comunas y porque el país simplemente anda mal. Al contrario de lo que ocurría anteriormente, ahora quieren detener el desbarajuste y su consigna es votar.

Embarrialados y embraguetados

En La Alhambra el “olor a triunfo” salió hacia la Avenida Bolívar para esparcirse por todos los rincones de Valencia y Carabobo. Fue con motivo de la celebración de los 15 años de Proyecto Venezuela, acto en el que convergió un gentío, tal como lo escribió Alfredo Fermín en El Carabobeño. El líder de Prove, Henrique Salas Römer, fue enfático al señalar que aquí no caben los patiquines”. A Julio Castillo, Vestalia, Noé Mujica y Eduardo Pino, que estaban cerca, se les oyó decir: “embarrialados estamos y embraguetados también”. HSR habló de que unidad democrática es sólo el preámbulo de una unidad mucho más ancha que se irá construyendo poco a poco entre todos los que de un lado y del otro, un 80% del país, creen en la descentralización, están en contra del centralismo y aborrecen el militarismo. Dios lo oiga.

Ocho mil muertes podría acarrear un “tsunami” por la subida de las aguas.

Los habitantes de varias urbanizaciones de Aragua pudieran ser víctimas de una ola mortal, si llegara a ceder el muro de contención de las aguas del Lago Valencia. Se trata entre otras de la Punta,  Mata Redonda y José Casanova Godoy.

Algunos recordarán que en épocas del gobernador carabobeño, Luis Rivero Salas, recientemente fallecido, hubo gran revuelo porque el Lago se estaba secando. Muchas veces se escuchó la voz de otro ilustre valenciano, el Dr. Enrique Tejera, reclamando atención ante lo que parecía anunciar la desaparición progresiva del Lago. Para entonces, la cota del lago había bajado a 401 metros sobre el nivel del mar, y con el retiro de las aguas, habían surgido en sus riberas, numerosos sembradíos. Pero ahora, las aguas vienen de regreso.  El urbanismo aragüeño fue construido sobre la cota “oficial” de 408 metros sobre el nivel del mar, pero ya las aguas ya superan los 411 metros y siguen subiendo. De nada ha servido desviar sus aguas hacia la represa Pao Cachinche, contaminando aquellas que debemos beber. Y el gobierno nacional no hace nada para reubicar las  familias antes de que sea demasiado tarde.

¡Fuera los patiquines¡ - Una vez, Rómulo Betancourt, líder indiscutible de la democracia venezolana, arengó a sus compañeros de partido con estas palabras:” no se enchinchorren”. Con ello les exigía más trabajo y menos holgazanería. Rafael Caldera también en un fogoso discurso enardeció a los copeyanos al grito de “vamos a echarle pichón”. Henrique Salas Römer, quizás emocionado por la apretada multitud que asistió a los 15 años de Proyecto Venezuela, dijo que en Prove no caben “patiquines” con sus zapatos pulidos, sino gente que se embarriale al lado de los pobres, y mujeres embraguetadas y hombres con Boluntad”. Así, con B mayúscula… La pelea es peleando, debió ser su mensaje… y fuera los patiquines.

Noti Rápidas

  • Personal de la Alcaldía de San Diego se ha dedicado a destruir sistemáticamente toda propaganda de Proyecto Venezuela que lleve el nombre de Cocchiola. El reporte nos llega de la Policía de Naguanagua. ¿Cuentas claras? Dijo uno en estos días, cuentas raras serán.
  • Luis Ignacio Planas estuvo en una mini finca de San Diego, en la celebración del cumpleaños de Juan Manuel Tapia, secretario nacional juvenil de Copei. Nadie notó mi presencia, pero entre güisqui y güisqui, Planas aconsejó a sus partidarios: “Vamos a dejar que pasen las elecciones, después seguimos peleando”.
  • Un vecino y amigo que vive cerca de las cuatro avenidas fue asaltado hace poco en su casa. Poco después, en la cola que se forma en la alcabala frente a Pequiven en Morón, dos sujetos, a punta de pistola, lo despojaron de su camioneta sin importarles la cercanía del puesto militar. El vehículo fue recuperado. Para rematar fue a desayunar en Pan Factory y allí le abrieron el carro y le robaron cosas de valor. Carlos Lozano estaba allí cuando ocurrieron los hechos. El amigo está pensando seriamente irse del país.
  • Negros nubarrones se posan sobre las finanzas de la Alcaldía de Valencia. Por más que el Alcalde ha intentado hacer ver que no hay problemas, y que el Gobierno Nacional les manda los recursos a tiempo, la crisis es de pronóstico reservado. Con razón al gobernador, quien viene pidiendo que le bajen los recursos a todos los gobernadores y alcaldes,  se le escuchó decir que si al Alcalde Parra le llegan los recursos, ¿por que será que Valencia está llena de huecos?
  • Domingo Alberto Rangel alerta sobre una nueva devaluación del bolívar. Pronostica que el cambio de bolívar por dólar podría ubicarse entre 7 ó 9 mil BsF.
  • Cristófero Nepomuceno Jaimes llegó esta madrugada del Táchira muy entusiasmado. Me confió que los últimos reportes señalan que los representantes de la Unidad tienen prácticamente asegurados todos los circuitos y hasta la lista, dejando a Iris Valera como la guayabera, por fuera. Me confió que Miguel Ángel Rodríguez ganará sobrado lo mismo que Leomagno Flores. Esos vientos de cambio también soplan en Carabobo con la fuerza del sol.

 
Top