El balcón se quedo solo

Espantapájaros
Avizor.uno@gmail.com

“Lo que por estar yo siempre en el mismo sitio, no veo y otros ven, lo trato de compensar pensando en lo que otros, por andar de rama en rama, quizás no alcanzan a pensar.”

Escrito para gente inteligente

Ya vieron pajarracos amigos, pájaros y pajaritas queridas, que lo que Espantapájaros dice no es invento. En las tres semanas les he venido haciendo un análisis de la TRANSMUTACION, término que viene por cierto de la alquimia, de la Transmutación del Cóndor del Caribe, de su origen y sus razones. También de la transmutación, así, en minúsculas, de Águila Uno. También me he aventurado a hacer algunas predicciones. Y todo ello con base a tres fotos que el Cóndor quiso hacer públicas y de su contenido, un contenido que habla por sí solo. También me he valido de aquella recomendación que les hice. No vale saber, lo importante es fijarse. Pero antes, colocarse en el pellejo de aquel a quien queremos juzgar.

No les voy a repetir todo lo que dije porque si tienen interés, y estoy seguro que lo tienen, encontrarán todo lo que he escrito, allá arriba, arribota, en alguno de esos satélites que surcan el espacio, yendo a la página de este semanario y buscando la última edición y las ediciones anteriores.

Pero algunas cosas sí que se las voy a recordar. Tres para ser más concreto… y algo más.

La primera, que Águila Uno aceptaría sin chistar los resultados, mucho más si le fueran adversos. Y así fue. Perdió, y el Balcón del Pueblo, decorado y todo, se quedó solo.

Segundo, que lo haría por orden del Cóndor del Caribe quien lo “habría” convencido que lo más importante era ganar legitimidad. Lo que es cierto, aunque no se cuanto habrá ganado, multiplicando los panes, sin siquiera viajar a Galilea.

Tercero, que la legitimidad del Cóndor tenía que ver, no tanto con el pellejo de su pupilo, sino con su interés en que Águila Uno, débil como está, aguante un poquito más, a lo mejor hasta los dos añitos que le quedan, para darle tiempo a que Europa abandone su posición de negarle los recursos que Cuba requiere, y para que, lavando su cara, ajada, luego de la muerte de Zapata, Fariñas, las Damas Blancas, Yoanni y lo demás, el turismo y los dolarcitos vuelvan a regresar.

En otras palabras, como lo dice Heras, en su editorial de hoy, el Cóndor lo acompañará pero sólo hasta el borde del precipicio.

Y algo más, algo que tiene que ver, no con las fotos, sino con la naturaleza de esa ave majestuosa: Cóndor come carroña, carroña con mosca y todo.

 
EspantapájarosNo photo

Un Comentario;

  1. jose lugo said:

    Nada de lo que paso el 26S se puede explicar mediante un razonamiento logico, si no mediante el mundo enraresido de la politica, y peor aun, de la politica venezolana. “Se pierde ganando y se gana perdiendo” seria una buena forma de explicarlo. Pero donde se perdio perdiendo, pero ganando, fue en Carabobo. Uno de los Gobernadores mas populares en su region y tiene solo la mitad de los diputados que tiene el psuv. No se entiende….. y no hay pelea. No se entiende…..En aquella region se dira: Se gano, pero se perdio, que mala leche……..

Los Comentarios han sido cerrados.

Top