Memorias de Actualidad

Orel Sambrano dejó una ancha huella de afectos y de amistades. También de información veraz. Lo hizo como Juan Sebastián en NOTITARDE y luego por muchos años a nombre propio en el mismo diario. Cuando se vino a esta casa, continuó con sus editoriales firmados, pero hizo algo más. Deseoso de llevar información adicional a nuestros lectores, publicó columnas apelando a aliases. Uno de sus recordados aliases fue EL TERRICOLA.

“¡En Tierra Firme!” decía en la parte superior la columna y agregaba, “si resbalas… te entierras”. Podría también haberla denominado “El que resbala pierde”, pero Orel, hombre ocurrente y original, no era amigo de frases hechas o del “lugar común”.

Por ser de tanta actualidad, reproducimos la columna EL TERRICOLA aparecida en nuestra edición # 67 del 21 de octubre de 2007. Su verdad vaya adelante.


Orel Sambrano

EN TIERRA FIRME
Caso Makled:

un artefacto explosivo

POR TERRICOLA

El Ministerio del Interior y Justicia, por intermedio de la División de Registros y Notarías, investiga a los accionistas de distintas empresas del llamado grupo Makled, entre ellas Almacenadora Makled, empresa que opera en el puerto de Puerto Cabello y en el Aeropuerto Internacional Arturo Michelena de Valencia, mediante acuerdos celebrados con el gobierno de Carabobo.

Mediante circular remitida el pasado 29 de octubre de 2007 a todas las oficinas de Registro y a todas las notarías del país, suscrita por la doctora TATIANA DOMINGUEZ CASTILLEJO, la mencionada división del Ministerio del Interior y Justicia, solicita que en el plazo perentorio de 48 horas contadas a partir del recibo de dicha Circular, le sea remitida copia certificada de todo documento relacionado con los bienes muebles e inmuebles de las personas naturales y jurídicas que de seguidas se mencionan: WALID MAKLED GARCÍA, ALEXANDER MAKLED ALCHAIR, LINA MAKLED ALCHAIR, BASEL MAKLED ALCHAIR, JOSÉ CAÑIZARES; INVERSIONES Y TIENDAS MAKLED, C.A; ALMACENADORA MAKLED, C.A, RED DE ALIMENTOS MERCAL; TRANSPORTE MAKLED; FABRICA DE LÍNEA BLANCA MABE; FINCA SAN FRANCISCO; BODEGÓN CHOKO, C.A; CAFÉ AEROPUERTO EXPRESO, C.A; BODEGÓN CHOKO UNO, C.A; MINI MARKET AIRPORT, C.A y el EDIFICIO CHIMANTA, ubicado en la urbanización El Parral, calle número 133, en Valencia, estado Carabobo.

Donación con cola

Hace pocas semanas, en acto transmitido en el programa Aló Mi Pueblo, que anima el gobernador Acosta Carlez, representantes de la FUNDACIÓN MAKLED, hicieron entrega de un cheque por la cantidad de SEIS MIL MILLONES DE BOLÍVARES en calidad de donación al gobierno de Carabobo, supuestamente para ser invertidos en planes sociales. En dicho programa estaba presente el nuevo jefe de la 41 Brigada Blindada, general Cliver Alcalá Cordones, quien antes estuvo destacado en la Guarnición del estado Zulia y, al parecer, tuvo participación en una investigación relacionada con un decomiso de narcóticos en la que, supuestamente, alguna de las empresas o de las personas naturales arriba señaladas estaban vinculadas. Algunas fuentes aseguran que la investigación en la que participó Alcalá estaría conectada con la posterior muerte de un funcionario de la DIM por la que resultó indiciado el secretario de Seguridad de la gobernación del Zulia. A este último tema se ha referido en varias ocasiones José Vicente Rangel.

Lo cierto del caso es que, bien por la vía del general Alcalá Cordones, o por cualquier otro medio (algunas fuentes citan a la DIM y otras a la inteligencia cubana) la donación llegó a conocimiento del presidente Chávez, quien habría ordenado a Acosta Carlez devolver el dinero recibido y acabar con cualquier vínculo con el citado grupo, además de ordenar una investigación del tema a otros organismos de seguridad oficiales.

Aparecen los padrinos

Fuentes castrenses que solicitan la más absoluta reserva aseguran que magistrados del TSJ, oficiales de la más alta graduación e incluso funcionarios civiles ligados al gobierno regional, han intentado ejercer presión sobre el general Alcalá Cordones para lograr que este se reúna con un representante del grupo Makled. Pero Alcalá se ha negado.

Unas fuentes aseguran que el general jefe de la 41 Brigada Blindada ha argumentado razones de naturaleza ética; otras fuentes afirman que Alcalá ha manifestado que se trata de un asunto que esta muy por encima de sus responsabilidades militares y que, en cualquier caso, en este instante, el conocimiento del tema corresponde a otras esferas del poder político. En lo que sí coinciden las fuentes es en que tanto en este caso, como en el del casino que venía funcionando en las instalaciones del Club Militar (situación que denunciamos en la primera entrega de El Terrícola) Alcalá ha rechazado tanto presiones como ofrecimientos materiales para que continuara permitiendo el funcionamiento del mismo. Es más, agregan las fuentes, en donde antes funcionaba el casino, al parecer, hoy está funcionando la Misión Milagro. ¡Vaya milagro el de Cliver Alcalá!

Estalla la campaña

En medio de la situación antes descrita, comenzó una agresiva campaña de publicidad en medios

impresos y radiales de la Fundación Makled, representada por Aldala Makled, a quien se presenta en la publicidad actuando según las directrices del presidente Chávez y del gobernador Acosta Carlez y anunciando la entrega de aparatos electrodomésticos a sectores de bajos recursos, así como la donación de materiales de construcción; por su parte, Almacenadora Makled, también ha mantenido una costosa campaña de prensa que para muchos resultaba incomprensible tanto por su contenido como por su duración y que ahora, a la luz de estos nuevos acontecimientos, parece tomar sentido.

Reaccionan los políticos

Edgardo Parra, miembro de la última dirección política del MVR en el estado y aspirante a militante del PSUV, negó el lunes, en un programa radial, en una conocida emisora de Valencia, que Aldala Makled, a quien se supone aspirante a la alcaldía de esta ciudad, tenga el respaldo del PSUV o que actúe siguiendo directrices del presidente Chávez e instó al gobernador Acosta Carlez a que precise si es verdad que Makled cuenta con su respaldo. Parra no descartó que la campaña de Makled, pueda estar estimulada por la oposición, como una distracción del tema de la reforma constitucional.

Por su parte, el alcalde de Libertador, Argenis Loreto, también aspirante al PSUV, ha denunciado que Acosta está en manos de una “mafia árabe” y que si el gobernador llegase a presentarse para la reelección, la revolución sería derrotada.

 
Top