Movilizaron a medio gobierno para salvar a Saúl Ortega

RODÓ EN LA BARRA
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com

Cada vez que subo a mi Ford Fairlane del año 79 me siento como hombre nuevo -no el de Mao o el que nunca alcanzó el Che Guevara-, pero sí el varón feliz que respira aires de independencia y libertad… a pesar de que obligatoriamente debo rendir cuentas a mi mujer, Brunilda, quien casi no sale de la casa, pero manda más que un dinamo. Voy subiendo por La Pastora cuando en el cruce con la Navas Spínola veo salir una mano y después el brazo de mi compadre Serafín Marcial Oquendo Lara. Me pide la cola hasta La Rosarito cerca de las antiguas instalaciones del IND, lo que hago complacido para escucharlo en el camino. Él se refiere al gobierno como “pesadilla”, mientras yo para puyarlo le aclaro que fue electo democráticamente. “Eso es relativo, Buenaventura, las cuentas del CNE no han sido claras y hay algo raro cuando permiten en algunos centros que continúe la votación pasadas las 6, aún sin gente en la cola o cuando una vez cerradas, el Plan República por órdenes superiores las manda a reabrir. También cuando las milicias agreden a los testigos para que nadie vea”. Serafín Marcial remata señalando “si todo fuese claro como el agua del manantial  – no como la de Hidrocentro– no estuviese PROVE impugnando la votación del Circuito 5. Allí hay evidencias de alteración de resultados, justo la cantidad para permitirle tres diputados adicionales a esta pesadilla. Mira, Buenaventura, estaba tan asustado Saúl Ortega, con la noticia de su derrota, que hizo venir de Maracay al General Clíver Alcalá para que presionara al Plan República y el ministro Osorio se instaló a dar órdenes desde la Sala Situacional que tenían aquí en Carabobo. ”Yo me resbalo en lo seco y me paro en lo mojao” agrega, como para subrayar que está en todo.

A veces lloro sin querer… Los resultados electorales del pasado 26 de septiembre han ahondado los temores de Hugo Chávez, que sabe, olfatea e intuye el final del socialismo del siglo XXI. La expropiación de la empresa Agroisleña y de las haciendas ganaderas del consorcio ingles Vestley Group son zarpazos de una fiera herida. Las agresiones de Elías Jaua contra periodistas de Globovisión, son parte de ese resentimiento por no contar ahora con una AN roja rojita. Hugo Chávez desprecia a los trabajadores cuando señala que “protesten todo lo que quieran, pero están expropiados”. La procesión corre por dentro. En la gráfica parece recitar estrofas sueltas de Rubén Darío: “Juventud, divino tesoro, ¡te fuiste para no volver! La vida es dura. Amarga y pesa. ¡Ya no hay princesa que cantar! Cuando quiero llorar, no lloro... y a veces lloro sin querer...”

Chávez “demolerá” el campo para privilegiar importaciones

Unas cuadras más abajo me pide que vayamos a La Pajarera, célebre negocio donde sirven la cerveza “como rabo de foca”, dice mi compadre sonriente. Llegamos y es la pura verdad, están bien frías. “Yo con Ramos Allup nunca tuve mucha amistad, me dice. Pero debo reconocerle astucia. Cuando terminó la elección del 26S y el chavismo salió derrotado, le dijo a los periodistas que había que andar con cuidado “porque la bestia está herida”. Y en verdad que la herida le duele tanto que “pasó coleto” con Aristóbulo, Tarek William Saab y cuanto compatriota se cruzara en su camino la noche del 26. Luego, hablando como Cantinflas, fruto del trastorno que le produjo la derrota, arremetió contra la periodista Andreína Flores. No conforme con eso ahora expropia a Agroisleña y las haciendas de un consorcio inglés, sin importarle el daño que ocasiona. Por eso yo no me canso de decir que esto es una pesadilla, la pesadilla del comunismo, así ahora lo llamen socialismo”, apuntó el amigo.

Serafín Marcial manifiesta que Chávez seguirá “demoliendo” el campo venezolano y privilegiando las importaciones que le aportan ganancias jugosas a los cubanos con la triangulación, y – porqué no- también a las mafias de aquí, no importa que los alimentos después se pudran o se destruya la producción  nacional. Vendrán tiempos duros, más duros que los actuales, y aquellos que creyeron en el discurso de Chávez, volvieron a caer por inocentes. “No van a cambiar mi opinión”, agregó mientras apuraba una Polarcita helada. “Uno no sabe, Buenaventura… uno no sabe”, balbuceó al final de la conversación.

Adames Weiland tiene problemas de violencia

Eurípides Rutilio Montiel Ferrer come con fruición su arepa de chicharrón con queso amarillo. Cuando me acerco a la mesa noto su nerviosismo. Mira hacia todos lados como si temiera la presencia del G2 cubano. Eurípides Rutilio tiene ascendencia guajira, su padre fue cacique pero él prefirió la vida de la ciudad. “No quiero hablar pendejadas, Buenaventura, te llamé para decirte que el general de brigada Mateo Adames Weiland, el mismo que agredió al coronel Carlos Méndez, transmutado en revolucionario, trabajó en la Casa Militar del doctor Caldera, y era oficial de confianza del general Rojas Pérez -yerno del Presidente-, y se pasa al chavismo por diligencias de Baduel”, señala mi informante mientras toma una bebida achocolatada. Añadió que de esa forma recuperó su carrera, ya que había estado dos veces en tratamiento por stress síquico, presentando trastornos de agresividad compulsiva. En Eurípides Rutilio aumentó el nerviosismo a medida que hacía sus revelaciones. Trato de calmarlo y cambiar la conversación al decirle: “esa liga de chicharrón con chocolate, no es muy bue…”, pero me detuvo con un ademán y casi balbuceando un “no me interrumpas”. Precisó que el general Adames viene de ser comandante de la 12 Brigada Caribes, en Fuerte Maroa, Machiques, estado Zulia, donde cometió serios atropellos contra líderes de la etnia Yukpa como el cacique Sabino Romero Izarra, Alexander Fernández y Olegario Romero Romero, reconocidos luchadores por el territorio Yukpa y su autodemarcación.  “Hay denuncias graves allí sobre violación de derechos humanos. Las mujeres e hijas de los detenidos acudieron a la Defensoría del Pueblo para denunciar que eran obligadas a desnudarse mientras los soldados las manoseaban y les tocaban las nalgas. El general Adames nunca atendió las denuncias ni investigó nada. Incluso mediante oficio número 52-033100000010 de fecha 13 de febrero 2010, con número de serial 0551, le comunicó a la juez del caso su decisión de suspenderles la visita, violentando el Código Penal y colocándose por encima de lo que establecen las leyes”, destacó Euripides Rutilio mientras prácticamente corrió en dirección al baño… Eran evidentes los efectos del chocolate con chicharrón…

Rosales vuelve… ¿pacto con Chávez?

Rafucho Pirela me recibió en Maracaibo con esta pregunta: ¿Habrá escogido Chávez ya su candidato ideal para el 2012? Le iba a contestar “que carajo sé yo” cuando me extendió una mandioca con un trozo de queso Palmizulia. “Vergación, Buenaventura, ya no quereis venir al Zulia, pero aquí también te tenemos tus daticos”. Rafucho dispara rápido: “Se corre la voz sobre un supuesto pacto de Chávez con Manuel Rosales, desde cuya oficina en Caracas despacha Ramón Guillermo Aveledo. A nadie se le ha escapado la manera considerada como el Presidente se refiere al “Sr. Rosales” o los afiches que andan por allí con el lema “Rosales vuelve”, o que con el cambio de circuitos en el Zulia se le haya facilitado a la MUD obtener 1 diputado más, mientras al Distrito Capital, a Carabobo y Miranda se le quitaban 2 y al Táchira 1,  o que al momento de pronunciar Aveledo sus palabras, luego de anunciado el resultado oficial, aparecieran al fondo grandes afiches con la cara de Rosales”.  Le digo que a lo mejor son falsas impresiones, pero con una amplia sonrisa y comiendo dulce de limonsón apuntó: “cuando el río suena es porque piedras trae. Recuerda que hay que tener cuidado porque perro que come manteca, mete la lengua en tapara”.

 
Top