No hay espacio, a mediano plazo, para tercera fuerza

Enfoque
Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

En el balance electoral del Gobierno ya se ha llegado a la conclusión de que hay que rectificar, y mucho. Las tres erres al cuadrado. 3R2. Pero sólo se apunta a un asunto, por supuesto muy importante, el de la mala gestión, pero se dejan de lado otros graves errores. Éste es el caso del tema de la propiedad privada. Hasta ahora el Gobierno no ha sabido explicar de qué se trata y qué es lo que se va a hacer, cuáles son los límites, hasta dónde pueden llegar las expropiaciones. Al no hacerlo se le mete miedo a la gente, porque no se aclara lo de la pequeña y mediana propiedad. La forma como se abordó lo de la Agroisleña, que no luce como parte de un proyecto planificado, no hace sino alimentar los temores. No llega a una R partida por la mitad.

Una de las rectificaciones debe ser explicar el alcance de las expropiaciones.

La decisión del CNE de no dar los resultados sino en la madrugada, fue tomada de mutuo acuerdo por el Gobierno y la Oposición, que negociaban los reconocimientos. Desde hace tiempo se habla de una conchupancia entre Tibisay Lucena y Vicente Díaz. Por eso no se han visto protestas de la MUD sobre el tema. Pero por esa gravísima falla el CNE se ha desprestigiado, y por eso también circulan con tanta facilidad los rumores de un cambalache de la MUD para perjudicar al PPT en Lara. Si se hubieran establecido reglas claras se hubieran podido dar resultados desde temprano.

Entre los errores del Gobierno, que nunca contabilizan, está el sectarismo. Los procesos electorales tienen una dinámica en la que se necesitan aliados y diversas tarjetas para captar electores que no se sienten identificados con un partido. No es R, sino prepotencia al cuadrado.

Flash NEGRO

En Ecuador hubo una sublevación en una institución parecida a la Guardia Nacional de Venezuela. El gobierno de Correa estuvo a punto de ser derrocado a través de un procedimiento que ya tiene antecedentes en ese país. En sectores de la oposición venezolana hubo euforia porque el tipo es amigo de Chávez. Era de esperarse. Pero lo que resulta insólito es que la MUD, que en sus siglas lleva la palabra democrática, no haya condenado la sublevación y denunciado el peligro de un golpe. Un error grave, aunque no tanto como el respaldo que se le dio al golpe en Honduras.

Una suerte de macartismo está operando en el mundo del espectáculo, que, como se sabe, tiene su capital en Miami. Una de las víctimas de la cacería de brujas es Mimí Lazo, a la que se le acosa por su pensamiento. El último episodio tuvo lugar en un programa de televisión con María Alejandra Requena. En el medio artístico existe una suerte de pensamiento único. Se obliga a la gente a ser militante de la oposición, y el que no acata es acosado sin contemplaciones.

En Venezuela, como en casi todas partes del mundo con representaciones por estados en sus parlamentos, las entidades pequeñas tienen derecho a una representación. Es un derecho, de Apure o del Delta, que no se van a dejar arrebatar por los estados grandes. No es un asunto del número de habitantes. Hablar de una mayoría “artificial” del PSUV es una forma de desconocer los resultados e incita a estrategias extraparlamentarias.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

¿Es viable una tercera fuerza?

Las elecciones del 26-S muestran las dificultades que existen para que una tercera opción se convierta en mayoritaria y desplace a los otros dos polos dominantes. El intento discreto de Leopoldo López de constituir un polo “distinto a la restauración” obtuvo resultados muy bajos y casi ha pasado inadvertido. Por su parte, el PPT, que ha logrado una nada desdeñable votación, cercana a los 400 mil votos,  se sitúa muy distante como alternativa.

Leopoldo López

En el caso de López, tal vez desista de la idea de crear una opción diferente de la MUD, y su rol se limite a solicitar primarias y tarjeta única, ya que no tiene diferencias programáticas con la alianza opositora. En el caso del PPT pudiera ser distinto, puesto que el movimiento que representa es contrario a la visión ideológica de la oposición, al tiempo que tiene serias críticas al desempeño gubernamental y discrepa de aspectos de su modelo de país.

Referencia de opinión

Aunque la base numérica no convierte al PPT en una tercera fuerza, sí le da la posibilidad de volverse una referencia política, principalmente en el terreno de la opinión. Pero esto sólo es posible si cultiva un perfil propio, porque la dinámica de la polarización lo puede llevar a ser fagocitado por la oposición o terminar convertido en una de sus caras. De hecho, ya sus votos son considerados por los medios como parte de los conseguidos por la oposición.

Antichavismo

La tentación de un antichavismo primario está a la vuelta de la esquina, y es fácil repetir los errores del MAS, Miquilena y Podemos al plegarse al discurso de la derecha. Con el elemento adicional de que el PPT compartió durante mucho tiempo responsabilidades directas de gobierno en áreas clave, lo que hace suponer que ha debido de tener con el Psuv una visión compartida, a pesar de que siempre haya habido algunas diferencias.

Independencia

En fin, un grave escollo que tendrá que vencer es el de la exigencia en términos de posiciones (alcaldías, diputaciones, gobernaciones), que por lo general conduce a subordinarse a la lógica de la polarización. Pero, lo más difícil cuando no hay espacio, a mediano plazo, para una tercera vía triunfante, es mantener la independencia. Tal vez la táctica de la Causa R de los primeros años pueda servir de modelo.

 
Top