¿Con qué uñas gavilán?

La Pequeña Política
Espantapájaros
Avizor.uno@gmail.com

“Lo que por estar yo siempre en el mismo sitio, no veo y otros ven, lo trato de compensar pensando en lo que otros, por andar de rama en rama, quizás no alcanzan a pensar.”

Escrito para gente inteligente

WILLIAM VIVE

Águila Uno ahora anda huyendo. Por fin se oficializó la realidad. Ya sabe que todo el mundo sabe lo que él mismo desde hace mucho tiempo sabe. Que está en tiempo de muda, que sus fuerzas ya no son las mismas y que si no logra renovar sus garras y sus plumas cualquier cosa puede suceder. Por eso gritó y gritó hasta desgañotarse, para que la gente creyera que seguía teniendo las fuerzas que ya no tiene.

También trajo a sus babalaos para sentir en su pecho el fuego del Libertador. Pero resulta que el Cóndor le hizo trampa. Mandó a sus hechiceros, pero con una instrucción precisa, “el que va a resucitar soy yo”. Los babalaos hicieron su trabajo y el Cóndor resucitó. Eso fue el 16 de julio. Después a Águila Uno le cayó la pava. Cinco de los suyos murieron. Y ahora, me cuenta Buenaventura, que pasó por aquí de regreso de Pariaguán, que Bolívar está muerto. Muerto de verdad, verdad. Ahora que el gobernador falleció, los letreros en la carretera no hablan de Bolívar. Dicen: WILLIAM VIVE.

Y Águila Uno presiente que si Bolívar ha muerto, si ya no recorre el Continente con su llama encendida, si por fin bajó al sepulcro, ¿qué vida le puede quedar a un Águila desplumada?

Total que manda leyes para que las apruebe la Asamblea Nacional, y los diputados ni asisten a las sesiones. Trata de cambiar a los Magistrados para que le garanticen el poder, y los Magistrados le hacen la señal de costumbre. Ya todos saben lo que Águila Uno desde hace tiempo huele, siente, sabe. Que sus tiempos de gloria se acabaron, y por eso, en medio del vaporón, como dice Heras, huye, huye, huye, de un mundo que se le viene encima y de una realidad que no puede controlar. Además anda temeroso de lo que pueda seguir diciendo Makled y de lo que puede haber dejado en sus computadoras el Catire Jojoy.

CÓNDOR QUE SE RESPETA SE CUIDA

Y el Cóndor del Caribe lo abandonó. Ya les explicábamos algunas razones en aquella serie que les hice sobre la Transmutación. Y no podía ser de otra manera. Cuba está “pelando”, y a Águila Uno se le acabó el dinero y no puede darle más. Por eso Cuba despidió de un tirón a medio millón de empleados públicos, y eso pronto va a estallar. El Cóndor para que su régimen sobreviva, necesita que Europa abandone su “posición común” y le vuelva a abrir el financiamiento y las líneas de crédito que le quitó.  También que vuelvan los turistas que tantos euros le dejaban. Por eso fue que Raúl llamó a la Iglesia, y entregó unos cuantos presos en señal de magnanimidad, y como testigo de excepción, se trajo a Moratinos, el Canciller de Zapatero, el Primer Ministro español.

Ahora, pajarracos y pajaritas, pónganse en su lugar. En el lugar de Cóndor Uno, me refiero. Cómo diablos puede lograr que Moratinos, Canciller de España, le sirva de embajador, si Águila Uno tiene aquí, en esta Tierra de Gracia, nada menos que a los etarras recibiendo entrenamiento de otro etarra, que aunque se mienta Cubillas, de Cuba no tiene nada, y ahora por orden de Águila Uno bien venezolano es.

Son los mismos etarras que volaron el carro de Aznar. Lean lo que sigue, pajarracos y pajaritas. Esto no es del ’95, cuando lo del atentado, es de enero de este mismo año y me lo trajo, no, no es así, no se me adelanten, no fue Buenaventura quien me lo trajo. Yo se que él es estudioso y que le gusta degustar vinos franceses con “Pâté de foie gras“, es decir, todo lo que yo, un pobre Espantapájaros, con todo y mis cinco soles, no puedo saborear. Pero de etarras Buenaventura no sabe nada. A menos que haya cruzado la frontera de Francia en una de sus peregrinaciones a Santiago de Compostela, y se haya internado en el país vasco para después viajar a Galicia. Pero no, no lo creo, eso sería muy complicado y hasta allá ni con su poderoso Ford Fairlane.

CUBA SÍ, CUBILLAS NO

No, no fue Buenaventura. Quien me lo trajo fue un profesor español, uno canoso que se la pasa por aquí con una vara en la mano, como si estuviera escarbando lombrices, pero me dice que lo hace para encontrar en la tierra mayor inspiración.  La verdad es que no lo entiendo, a menos que se haya fijado en mí, claro, se fijó en mí, y como me ve clavado como estoy en un solo sitio, y pongo mi pensamiento a volar…

Pues bien, lo cierto es que me trajo este recorte de prensa que es de enero, o sea de este mismo año:

MADRID.- La organización terrorista ETA planeó un atentado con un lanzamisiles en 2001 contra el entonces presidente de España, José María Aznar, según declaró el presunto miembro del grupo armado Pedro María Olano, detenido la semana pasada en el País Vasco.

Fuentes de la investigación confirmaron las declaraciones atribuidas a Olano, realizadas ante miembros de las fuerzas de seguridad españolas tras su detención el jueves último por la noche.

Olano está acusado de actuar como enlace entre el aparato logístico de ETA y los grupos operativos de la organización terrorista, que intenta conseguir por las armas la independencia del País Vasco de España desde hace más de 40 años.

Según las fuentes, Olano dijo que en 2001 llegó a transportar un lanzamisiles destinado a perpetrar un atentado contra José María Aznar, del conservador Partido Popular (PP).

Aznar salió ileso de un atentado de ETA, el 19 de abril de 1995, cuando era el jefe de la oposición al gobierno del socialista Felipe González. Un año después, el PP ganó las elecciones y Aznar se convirtió en jefe del Ejecutivo español, en el que revalidó el cargo en una segunda elección que concluyó en 2004.

Durante sus dos mandatos al frente del gobierno, hizo de la lucha contra la organización terrorista ETA una de sus principales prioridades y se aprobó la Ley de Partidos por la que la justicia española ilegalizó a Batasuna y otras organizaciones del entorno político de la organización terrorista”.

EL AVIÓN, EL AVIÓN, EL AVIÓN

Total que Águila Uno, sin Asamblea Nacional, con el prestigio carcomido y su economía en el suelo, con un país invadido por todas las alimañas del mundo, y  una nación que se le está haciendo pedazos, ahora perdió también a su principal mentor. Yo se los adelanté hace varias semanas y, aunque me quede mal decirlo, no me equivoqué. A Águila Uno, el Cóndor lo abandonó.

Claro, Águila Uno lo presiente, pero el Cóndor, que necesita subirle el precio al trofeo y mejorar la negociación, le insiste en que siga expropiando y le dé marcha full a la revolución.

Me da lástima decirlo. Porque con todos sus abusos y sus atropellos, le tengo aprecio a este muchacho barinés que lo levantó la abuela porque la madre no lo quería, y mira hasta dónde llegó.

Pero a ustedes yo no les puedo negar nada, mis queridos pajarracos, pájaras y pajaritas.

Cuando pienso en Águila Uno y me pongo en su lugar, lo veo deprimido, tanto que cuando está solo, consigo mismo y se mira las plumas empatucadas y la garras que dan pena, piensa en las recomendaciones del Cóndor y a sí mismo se dice “¿Con qué uñas, gavilán?” .

Por eso como el lorito de la canción, Águila Uno cogió el avión… pero no va pa’ España, sino para Portugal.

 
EspantapájarosNo photo
Top