De la unión dependerá la victoria

Caminando con Carlos Lozano

Carlos Lozano

Carlos Lozano

Carlos Lozano
Carlos@carloslozano.com

Han pasado tres semanas desde que el pasado 27 de septiembre el CNE emitiera resultados con inexplicable retraso. Algunas sorpresas pudieran explicar la demora.

En mi caso, la actuación del CNE  raya en el descaro. Ejercí el derecho al sufragio en la escuela Monseñor Luis Eduardo Henríquez, ubicada la parroquia Miguel Peña; mi sorpresa, una vez cargados los resultados oficiales en el sistema de la página cne.gov.ve, específicamente en el link que dice Resultados Electorales del 26 de septiembre, región Carabobo, municipio Valencia, parroquia Miguel Peña, escuela Monseñor Luis Eduardo Henríquez, se darán cuenta que en todo ese centro electoral, en ninguna de sus 5 mesas (yo voté en la 5) hay ni un solo voto a favor de la lista del partido Camina que yo presido. Es decir ni siquiera mi propio voto se registró. ¿Se lo habrán traspasado a otro?

Esta experiencia nos sirve para entender que el próximo paso debe hacerse en perfecta unidad, que la misma Mesa de la Unidad y partidos allí presentes deben integrar a todas las fuerzas políticas, que aún siendo pequeñas son igualmente importantes.

A pesar de que mi experiencia sugiere todo lo contrario, ya podemos escuchar rumores sobre grupos de oposición que, no siendo propiamente del sur de Valencia, buscan aglutinarse en un supuesto “movimiento anti-salas” que sólo traería división y debilitamiento para la fuerza opositora en el estado.

Salas Römer y Proyecto Venezuela pueden caernos simpáticos o no, pero es torpe negar su fuerte presencia y ya sólida tradición en Carabobo, aparte de su incuestionable expansión nacional.

Con Proyecto Venezuela, la oposición en Carabobo puede consolidarse mucho más; sin Proyecto Venezuela no va a ninguna parte.

 
Top