Hay grupos que quieren adelantar Constituyente

Leopoldo Puchi


Enfoque
Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

El Gobierno mantuvo mayoría absoluta en la Asamblea durante cinco años. Doscientas cuarenta semanas. Mil ochocientos veinticinco días. Tiempo suficiente para aprobar, sin mayores problemas, todas las leyes que se consideraran necesarias. Pocos gobiernos en el mundo han tenido una oportunidad así. Pero pasó el tiempo y nada. Se dejó para última hora la democracia participativa y el Poder Popular. ¿Qué necesidad había?

Por enésima vez se anuncia instalación de ensambladora bielorrusa.

Cada vez que Chávez viaja firma acuerdos para la construcción de viviendas. Chinos, rusos, uruguayos. En once años no se ha dado cuenta de que no se trata de un problema de tecnologías de construcción. Lo que sobra en Venezuela son albañiles, ingenieros y soldadores. Y a la gente le gustan las viviendas tipo venezolanas. El verdadero problema son los urbanismos, los terrenos, las acometidas de luz y agua. Y eso no se resuelve con ninguna técnica de construcción. Los capitales extranjeros pueden ayudar en otras áreas, dónde hay menos maestría en el país.

Y por enésima vez se anuncia que Bielorrusia va a instalar una empresa de ensamblaje de camiones gigantes. Ya hace unos años trajeron unos cuantos de muestra y los expusieron en Fuerte Tiuna. Barajita repetida y amarillenta.

Los tribunales lo que hacen es dar la cómica al no poner en libertad a José Sánchez “Mazuco”, electo por el Zulia. Estaba acusado en un tribunal por asesinato. Pasaron tres años, tiempo más que suficiente, y no lo juzgaron ni siquiera en Primera Instancia. Nadie puede alegar su propia torpeza.

Flash NEGRO

En la Oposición hay entusiasmo, incluso ya se discuten los pasos que se darían a partir de 2013. Hay un grupo partidario de ir piano, piano, porque la Asamblea y el TSJ seguirían en manos del chavismo. Hablan de transición a la espera de saltos de talanquera. Otro grupo es más impaciente y propone una Constituyente ese mismo año, lo que permitiría acelerar la reversión de las políticas del actual Gobierno y dar inicio al juicio a Chávez, anunciado por Henry Ramos como un compromiso en su discurso de este 13 de octubre, en Cojedes.

Pero hay grupos más apurados que han comenzado a sostener conversaciones con oficiales de la Fuerza Armada para conminarlos a que cambien de actitud desde ahora. Se menciona, de manera general, que no deben permitir violaciones a la Constitución, pero en concreto se les ha llegado a emplazar para que desacaten las recientes instrucciones de intervención de fincas en el Zulia, so pena de ser castigados en 2013.

La oposición española está en campaña solicitando la renuncia de Rodríguez Zapatero. No quieren nada ni con la izquierda radical ni con la moderada. Así que organizaron una marcha frente al consulado venezolano, en Madrid, contra Chávez. La consigna de estos grupos desplegada en carteles es: “Zapatero dimisión, falta trabajo sobra inmigración”. La bestia de la xenofobia está de regreso en Europa.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Hay que debatir la propiedad

En nuestro país pareciera que no hay voluntad para discutir los grandes temas. Toda opinión, todo mensaje, obedece al cálculo inmediato de las tácticas por preservar o conquistar el poder. Uno de esos grandes asuntos es el de la propiedad. Aspecto nodal de toda sociedad. Pero, aquí, en la actualidad, no hay un debate sobre este tema en el que se esgriman razones o se contrasten criterios. Al contrario, prevalecen prejuicios y dogmas. De lado y lado. En el Gobierno y en la Oposición.

Radicalismos

En una visión radical todo debería ser privado o todo de carácter  social. Sin embargo, es posible y necesario abrirse a otras opciones, como la economía mixta, lo que significaría en Venezuela una ampliación del sector público, pero hasta un límite, que sería precisamente el objeto de un importantísimo debate, en el que se definirían de manera transparente los espacios estratégicos de la economía y la actitud frente a oligopolios, monopolios y el latifundio.

Perrocalenteros

La oposición cierra los ojos y se limita a pronunciar generalidades sobre la propiedad privada, a refugiarse en  un supuesto carácter sagrado de la misma, y, sobre todo, a sacar provecho de los temores que surgen al amalgamar, adrede, la propiedad individual y los medios de producción, la grande y la pequeña empresa, los capitales financieros y un carrito de perros calientes. Pero sobre el tema concreto de una economía mixta no se pronuncia. Inseguridad

Del lado del Gobierno tampoco se discute, ni se reflexiona, ni se persuade. Nadie sabe qué puede ser objeto de expropiaciones. No se han delimitado las áreas estratégicas. No hay claridad. Un día se anuncia que todo el capital es susceptible de nacionalización y al otro se dice, de manera genérica, que el Estado protege “toda la propiedad”. Mensajes paralelos, contradictorios, que al no precisar qué sector específico del capital pasará a propiedad social, generan una gran inseguridad.

La evasión del debate

Una economía mixta es viable. Debe ser discutida por la Oposición sin mojigaterías de viejas beatas. Y por el Gobierno dejando de lado las fábulas románticas que llevaron al desengaño de los estatismos absolutos. Una sociedad que evade el debate es víctima de sus propios dogmas.

 
Top