En sector gubernamental el malestar es muy grande

Leopoldo Puchi

Enfoque
Leopoldo Puchi

elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

El malestar en el seno del sector gubernamental es tan grande que hasta se oyen movimientos  de gente tan discreta y leal como Jorge Giordani y Alí Rodríguez, que han llegado a conversar incluso con personas cercanas a Miraflores sobre la posible elaboración de un documento crítico. Se mezclan las peleas entre grupos rivales y visiones distintas sobre el rumbo que hay que tomar en la actual coyuntura. Por el momento Chávez ha logrado parar el libro de Giordani y su andanada contra los altos funcionarios que se han enriquecido.

La Iglesia Católica se ajusta al nuevo mensaje de la oposición y se reencuadra en la despolarización.

El PPT está a punto de pasar del Flash Rojo al Flash Negro, con lo que desaparecería la posibilidad de construir una tercera referencia, un Flash capaz de iluminar de manera distinta la realidad política venezolana. Henry Falcón se ha plegado al discurso de la oposición y no levanta un programa diferente al de  ésta. La misma gramática, los mismos clichés. José Albornoz y Rafael Uzcátegui están en una encrucijada. Todo dependerá de si logran conservar una base de apoyo más cercana a ellos, como Liborio Guarulla en Amazonas.

El dilema “diálogo o radicalización” puede convertirse en una trampa cazabobos para el chavismo. En esta coyuntura está obligado a inventar cómo adelantar cambios económicos y sociales que sean, al mismo tiempo, percibidos como justos, sin sectarismo y bien gestionados. ¿Misión imposible?

Flash NEGRO

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, y Arturo Valenzuela, del Departamento de Estado, conversaron recientemente en Nueva York sobre el desmantelamiento progresivo del bloqueo. Pero el tema lo quieren empaquetar con las posibilidades de una transición en Venezuela, lo que afectaría a Cuba en los suministros de petróleo. Por esto se habla de otras reuniones con la participación  de María Corina Machado, quien se habría comprometido con los cubanos a suministrarles gasolina en las condiciones actuales por tres años.

La decisión de Juan Manuel Ssantos de no validar la instalación de siete bases de Estados Unidos en Colombia deja muy mal parada a la oposición venezolana, que respaldó a Álvaro Uribe de manera incondicional, en un punto en el que hubiera podido poner por delante el interés nacional.

Tres mil mensual, un blackberry y un plan corporativo le han llegado a ofrecer los dirigentes estudiantiles de Voluntad Popular a los del MAS para que se pasen. Mal signo esta forma de hacer política, que se ha ido extendiendo en el medio universitario de hoy.

Se está presentando una anomalía con la doble nacionalidad, en particular cuando se trata de España. Si a alguien se le ha violado un derecho constitucional debe procesar el reclamo como cualquier venezolano, sin privilegios por ser nacionalizados o descendiente de españoles. Sea Agroisleña o Venoco. Venezuela no es parte del Reino de España,

DESDE LA SALA SITUACIONAL

La Iglesia “despolarizada”

Luego de la derrota definitiva en 2006 de la estrategia insurreccional, la oposición venezolana dio un inteligente viraje hacia un esquema electoral. Esto significó a su vez un reencuadre de su discurso, lo que ha quedado ejemplificado en el salto dado en torno a la Constitución, tema en el que se ha pasado del desconocimiento rotundo a su conversión en estandarte del mensaje opositor.

Nueva línea

La jerarquía de la Iglesia católica había tardado mucho en asimilar  la nueva línea, y se mantenía, hasta hace poco, apegada al viejo planteamiento de la polarización. Esto tal vez pueda explicarse por el grado de compromiso que habían adquirido sus más altos dignatarios con esta política.

Conferencia Episcopal

Sólo ahora, luego del 26 de septiembre, la Iglesia ha aceptado el giro que habían ejecutado con anterioridad los partidos. La Conferencia Episcopal Venezolana se reunió el pasado 21 de octubre en asamblea extraordinaria y allí formalizó el viraje táctico. Un nuevo mensaje, que deja de lado el tradicional lenguaje de confrontación, ha dado luz: “Estamos ante el reto democrático común que favorezca una cultura política de cooperación mutua…”

Reencuadre

El reencuadre del mensaje opositor en torno al marketing electoral ya ha dado sus frutos. La Iglesia lo ha comprendido y se ha adaptado. Todo esto representa una gran ventaja para la oposición, puesto que el sector gubernamental ha permanecido anclado en la dinámica de un tipo de polarización que ya no está en juego, y no ha sido capaz de reencuadrar la visión de su táctica política ni adecuar su mensaje a la nueva realidad. Repolarización

Los desenlaces futuros dependerán de la habilidad para elaborar un mensaje ajustado a la nueva circunstancia. La oposición ha avanzado al crear un nuevo tipo de polarización, pero le falta mucho por hacer en el terreno del discurso popular. El Gobierno está en absoluto retardo  en lo que se refiere a reencuadrar su mensaje, que muchos confunden con “diálogo” o “desradicalización”. La verdad es que si no redescubre las claves justicieras en lo económico y de protagonismo popular en lo político estará perdido.  No sólo en lo electoral. Como le ocurrió al sandinismo.

 
Top