La Guerra de las Encuestas

Jose Serra

Jose Serra


SE REDUCE EL MARGEN DE DILMA

Según las últimas encuestas, la candidata de Lula se impondría por cinco puntos

Cuando faltan poco más de quince días para el balotaje del 31 de octubre, la candidata oficialista Dilma Rousseff se impondría por al menos cinco puntos en la segunda vuelta del 31 de octubre sobre el opositor José Serra, de acuerdo con las tres últimas encuestas difundidas.

Si bien con una distancia mucho menor que los 14 puntos de diferencia que logró la candidata del Partido de los Trabajadores sobre el del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña el 3 de octubre, Rousseff se impondría en la segunda vuelta de acuerdo a las encuestas de las consultoras Ibope, Vox Populi y Sensus.

A la luz de las encuestas difundidas entre el miércoles por la noche y ayer por la mañana, el presidente Luiz Lula da Silva, dijo que observaba los números con naturalidad, están dentro de lo que estaba previsto, estamos tranquilos”, durante un visita al estado de Piauí, donde anoche encabezó un acto junto a la candidata oficialista.

Rousseff se impuso en la primera vuelta con el 46,9 por ciento ante el 32,6 por ciento de Serra.

Lula da Silva declaró que “con Dilma (Rousseff) está ocurriendo lo que ocurrió conmigo en las elecciones de 2006”, cuando el mandatario que buscaba su reelección registró una caída en las encuestas en los días previos de la contienda electoral frente al candidato del PSDB Geraldo Alckmin.

Según el sondeo de la consultora Ibope, la candidata del partido de los Trabajadores aparece al frente con el 49 por ciento de intención de voto contra el 43 por ciento del candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña. El estudio, al considerar los votos válidos -excluyendo el 5 por ciento que suman los blancos y nulos y el 3 por ciento de indecisos-, estima una ventaja de Rousseff de 53 por ciento sobre el 47 por ciento de Serra.

En tanto, la muestra difundida por la Consultora Vox Populi apunta que la candidata del PT está al frente de la segunda vuelta con el 48 por ciento de los votos ante el 40 por ciento que recoge el candidato del PSDB.

Al considerar los votos válidos, el estudio difundido anoche por el Jornal da Band plantea que Rousseff alcanza el 54,5 por ciento y Serra el 45,4 por ciento.

La última de las consultas difundida ayer por la mañana es la del instituto Sensus, encargada por la Confederación Nacional de Transportes, que relevó una intención de voto para Serra del 46,8 por ciento, contra el 42,7 por ciento de Serra.

Al considerar los votos válidos, la ex ministra de la Casa Civil tiene un 52,3 por ciento contra el 47,7 del ex gobernador de San Pablo, pero resalta que el 23 por ciento de los encuestados aún no decidió su voto.

En medio de la disputa, la figura de la ex candidata presidencial del Partido Verde Marina Silva mantiene la incertidumbre sobre su pronunciamiento para la segunda vuelta, aunque los medios locales anticipan que podría prevalecer una postura de neutralidad que habilite a las dirigencias regionales cerrar sus apoyos.

En el encuentro que mantuvieron el miércoles en Brasilia, la candidata presidencial, que cosechó casi 20 millones de votos en los últimos comicios generales, y la cúpula partidaria, lograron imponer su postura de definir posiciones en un plenario que se desarrollará el domingo en San Pablo.

Allí se darán cita no sólo la conducción partidaria y los candidatos a gobernadores y legisladores, sino también los 15 miembros electos de la bancada en la Cámara de Diputados y los movimientos sociales que fueron parte de la base de apoyo de la exitosa candidatura de la ex ministra de Medio Ambiente.

La participación de los sectores no partidarios permitiría acercar el debate a cuestiones más programáticas y no pragmáticas vinculadas a la negociación por cargos en un eventual gobierno.

La confrontación entre Rousseff y Serra continuó ayer en los espacios gratuitos de televisión, en el que Rousseff aseguró que su eventual gobierno representará la “continuidad” y la “inovación” que planteó el presidente Lula da Silva.

“Hoy, en Brasil, nadie que nace pobre está condenado a ser pobre para siempre”, dijo la candidata al resaltar los logros sociales de Lula y al plantear una polarización ideológica con las históricas posturas del PSDB y del gobierno de Fernando Henrique Cardoso.

A su turno, el postulante del PSDB dijo en el horario televisivo que mira “un renacer de Brasil consciente de la que la ética es un valor del día a día. Tener una cara sola, hablar una cosa hoy y la misma mañana es fundamental, y Brasil espera eso del nuevo presidente”, afirmó en reiterada crítica a Rousseff.

En cuanto a sus propuestas, Serra habló de la importancia de las políticas públicas para las mujeres y de la creación del programa “madre brasileña” para dar cobertura a las mujeres durante todo el embarazo.

www.diariochaco.com

Rousseff repunta en las encuestas

La candidata del partido gobernante de Brasil aumentó su diferencia sobre el opositor, José Serra, a 10 puntos porcentuales en un nuevo sondeo de opinión dado a conocer hoy. El apoyo de Lula es clave, marcan las encuestas. “Ella tiene una gran ventaja y una creciente trayectoria; eso es difícil de revertir en sólo una semana”, dijo Cristiano Noronha, de la consultoría política Arko Advice, con sede en Brasilia. El sondeo de la firma consultora Datafolha mostró que Rousseff tiene un 50 por ciento de respaldo de los votantes frente a un 40 por ciento de Serra.

La candidata presidencial del partido gobernante de Brasil, Dilma Rousseff, está ampliando su ventaja dentro de la carrera presidencial, ganando fuerza a medida que el foco de la campaña se aleja de temas sociales y regresa a los avances de la economía.

Rousseff aumentó su diferencia sobre el candidato opositor, José Serra, a 10 puntos porcentuales en un nuevo sondeo de opinión dado a conocer el viernes, a menos de dos semanas del balotaje del 31 de octubre. Se trata del tercer sondeo de esta semana que la muestra ganando terreno después de duros días en los que Serra se fortaleció y redujo la brecha entre ambos.

Al considerar sólo los votos válidos, que excluye a los blancos, Rousseff arrojó una ventaja de 12 puntos, con un 56 por ciento de las preferencias, sobre el 44 por ciento obtenido por su rival.

La candidata del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), que es apoyada por el inmensamente popular presidente Luiz Inácio Lula da Silva, tenía un 47 por ciento de apoyo en el último sondeo de Datafolha dado a conocer el 15 de octubre.

Mientras que para ese entonces Serra, ex gobernador del estado de Sao Paulo y abanderado del Partido Social Democracia Brasileña (PSDB), contaba con un 41 por ciento de las intenciones de voto.

Es probable que el nuevo sondeo de Datafolha sea recibido con intranquilidad por el bando de Serra, que ha buscado desacreditar a otros dos recientes sondeos que muestran que Rousseff estaba ganando terreno, calificándolos de poco confiables y políticamente parciales.

Fuente: Reuters

 
Top