Presupuesto justo

Gustavo Linares Benzo

Gustavo Linares Benzo
glinres@cjlegal.net

Nada más distinto de una Universidad que un cuartel. Consecuencia fatal: este gobierno militar jamás podrá entenderse con la Universidad, a no ser que las haga a su imagen o semejanza, un “cuartel universitario”. Porque un gobierno democrático y civil sabe que la universidad autónoma y libre siempre será crítica, siempre será contraria al poder, como lo ha sido en nuestra historia democrática. La Universidad podrá ser chavista cuando Chávez deje el poder.

Por eso la Universidad venezolana no debe esperar nada del Gobierno, salvo ataques y una firme voluntad de destrucción. La universidad autónoma y libre no es compatible con el socialismo. En las universidades chavistas sólo dan clases los fieles del proceso. En cambio, sí pueden ser profesores de la universidad autónoma, nunca al revés.

Así que, siguiendo el sano consejo que Germán Carrera Damas da a toda la sociedad civil, la universidad autónoma y libre debe arreglárselas por sí sola. Mientras Chávez sea presidente, la Universidad será enemiga. Uno de los grandes retos de la Universidad venezolana es planear el largo plazo sin contar mayormente con el Gobierno; independencia dura, pero también liberadora.

Esa independencia tiene dos frentes en este momento, uno político y otro económico. La política del Ejecutivo pretende hacerse con el poder interno de las universidades autónomas, mediante el doble juego de imponer el voto estudiantil igual al profesoral, con lo cual los estudiantes dominan la Universidad; y controlar el ingreso para transformar el alumnado, hoy en día el sector más antichavista del país. (Sin entrar aquí en los efectos del dominio del alumnado en la Universidad, que no existe en ninguna parte del mundo.

Más urgente es el plano económico. El presupuesto universitario tiene cuatro años congelado y además se redujo brutalmente en el 2009, mientras que aldeas y caseríos universitarios florecen por doquier (allí manda el Comandante). A ver qué se logra con la noble lucha por el presupuesto justo, pero es necesario buscar fuertes alternativas de financiamiento: zonas rentales, egresados, postgrados, uso de las instalaciones universitarias para actividades públicas, etc. La emergencia universitaria será una ocasión de crecimiento. Hay muchas sombras sobre el país, pero también muchas universidades que las vencen.

@ELUNIVERSAL

 
Top