Elvis Andrus se robó el show Gigantes y Texas: Una final que nadie esperaba

Elvis Andrus se lleva los honores.

Enis Espinoza

Cuando se inició en abril la temporada de las Grandes Ligas nadie puso a los Gigantes de San Francisco y los Rangers de Texas como equipos favoritos para estar en la Serie Mundial. Incluso ni cuando comenzaron los playoffs divisionales.

Sin embargo, la realidad dejó la doble sorpresa de ver como los Gigantes se proclamaron campeones de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y los Rangers lo hacían en la Liga Americana.

Tim Lincecum y los Gigantes se baten con Cliff Lee y los Rangers en la Serie Mundial desde este miércoles, en un duelo entre los dos equipos que, curiosamente, protagonizaron el primer partido interligas, en 1997.

Esta serie garantiza que el trofeo será alzado en San Francisco o Texas por primera vez en la historia. Los Gigantes no han ganado el Clásico de Octubre desde que se mudaron a la costa oeste en 1958.

Los Rangers ni siquiera habían llegado a la serie en sus 50 años de historia.

Mucho antes de esta Serie Mundial, estos dos equipos ayudaron a cambiar el mundo del béisbol. Esa noche de junio en Texas hace más de 10 años. Nolan Ryan y Willie Mays hicieron los lanzamientos ceremoniales, los jugadores lucieron parches especiales en las mangas y las bases fueron pintadas con un logo que decía “primer partido de interligas”.

Elvis Andrus

bujía de Texas

En tierra de gigantes, hay un joven de tan sólo 22 años -con melena incluida y siempre con una sonrisa- que se ha erigido en la bujía del motor, en la pila de la linterna, en el gas de la cocina, en la leña de la fogata. Esa pieza indispensable para el éxito, no es otro que Elvis Andrus.

A una edad en la que la mayoría de los peloteros están en las ligas menores puliendo sus herramientas, el aragüeño ha sido la punta de lanza para que Vigilantes de Texas esté hoy clasificado a la Serie Mundial.

Octubre, exclusivamente reservado para que hombres de la talla de Derek Jeter, Mariano Rivera, Jorge Posada y Andy Pettite, entre otros, saquen a flote su experiencia, ha sido un buen mes para un bisoño que tan sólo tiene dos zafras en el mejor béisbol del mundo.

“El 90 y pico por ciento del equipo (Vigilantes) nunca ha sentido esta experiencia (postemporada), pero no tenemos nada que perder”, esbozó el maracayero.

Palabras más, palabras menos. El hecho de ser tan joven le da la virtud al criollo de tomarse estos eventos sin mucha presión, más aún si se trata de un jugador que tiene un “magíster en manejo de tensiones”, al ser partícipe de los Caracas-Magallanes en Venezuela.

El aporte del criollo no se queda en el mero aspecto defensivo. Andrus lo ha hecho todo para Texas en la postemporada: ha bateado (.333 y es líder en indiscutibles entre todos los equipos, con 17), ha corrido (tiene siete robos, incluido una memorable estafada al plato ante Yanquis de Nueva York).

Lo más importante es que en los 11 encuentros de postemporada en los que ha participado esta zafra, Andrus ha disparado al menos un incogible, máxima cifra en los anales entre coterráneos.

“Cuando se habla de Elvis Andrus, no sólo se piensa en su defensa, sino también en su ofensiva”, dijo el piloto de los neoyorquinos, Joe Girardi. “Me hace recordar a otro joven campocorto que solía hacer lo mismo y que jugó en Seattle y Cleveland y este año jugó tercera base en Chicago”.

“No era el tipo que te derrotaba sacando la pelota fuera del parque, pero que te complicaba al embasar. Omar Vizquel es un futuro Salón de la Fama, debutó joven y era un campocorto de Venezuela. Este es otro joven torpedero con un estilo similar”, agregó Girardi a las agencias internacionales.

El paracorto y capitán de los Mulos, Derek Jeter, también ha declarado estar asombrado por el estilo pulcro de juego del aragüeño. En el aspecto defensivo, sin duda, Andrus ha dejado bien en claro que sus desplazamientos son “made in Venezuela”, esos que hicieron famosos a Luis Aparicio, Alfonso Carrasquel, Oswaldo Guillén, Omar Vizquel, entre otros.

“Ahora vamos a la Serie Mundial a ganarlo todo”, dijo Andrus, quien será uno de los tres criollos que dirá presente en esta etapa final, además de Andrés Eloy Blanco (Vigilantes) y Pablo Sandoval (Gigantes).

¿Qué sería de este equipo sin los 17 imparables del criollo? ¿Sin la chispa para levantar un dugout, robándose la tercera base y luego el home? ¿Sin la magia de dar garantía en el campocorto?
Andrus se lleva los honores.

 
Top