Primera averiguación en contra de Makled fue en el año 2004

Rodó en la barra…!

BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com

Estamos viviendo en un país convulsionado, prueba de ello son las constantes protestas, manifestaciones, detenciones, expropiaciones, despidos, sicariato de sindicalistas, extorsiones de funcionarios y el desenfrenado narcotráfico, que de acuerdo a Walid Makled se ha regado entre miembros de este gobierno como cáncer que hace metástasis.  Así lo dijo Prudencio Emilio Peláez, mecánico de padres colombianos e informante de mi red, mientras apretaba las tuercas del amortiguador delantero izquierdo de mi Ford Fairlane, el cual quedó maltrecho luego del viaje por el estado Guárico. Prudencio Emilio se muestra como estupefacto ante tantos escándalos, pero considera que lo peor, lo dañino, lo putrefacto, son las confesiones de Makled quien hasta hace poco era amigo íntimo del ex gobernador Acosta Carlez, de altos funcionarios gubernamentales y de militares de elevado rango entre ellos el general de brigada Wilson Marín Leal y el vicealmirante Carlos Aniasi Turchio, actual comandante general de la Armada, a quien califica de compadre y amigo. “Pero fíjate tu, Buenaventura, que lo de Makled no es nuevo. Según el Nuevo Herald -yo seré mecánico pero leo mucho-, la DEA y policías venezolanos le allanaron a Makled una bodega en Santa Elena de Uairén, en la frontera con Brasil, y allí encontraron toneladas de productos químicos que se utilizan como precursores para el procesamiento de coca y la fabricación de explosivos. En ese entonces fueron interrogados directivos de la empresa y su presidente Walid Makled, pero ninguno dio explicaciones adecuadas sobre porqué los químicos se encontraban allí. En el informe de la DEA se señala que fueron desviados de su propósito original”.

Prudencio Emilio aprieta la última tuerca con fuerza: “la investigación fue cerrada en 2005 debido al rompimiento de los acuerdos  de cooperación de Venezuela con la DEA. ¿Recuerdas cuando Acosta Carlez le quitó a la DEA el espacio que tendrían en los patios de Puerto Cabello para inspeccionar los contenedores?

Ahora, Walid Makled anda con el ventilador encendido y aseguró al periodista Casto Ocando en la entrevista publicada este domingo que, cuando  comenzaron a buscarlo los organismos de seguridad, él estaba en una casa de la Lagunita Country Club protegido por militares, que le facilitaban carros con placas oficiales y le asignaron a un mayor del Ejército para que lo trasladara de un sitio a otro. Y cuando secuestraron a su hermano se vino a Valencia para dirigir la operación de rescate con ayuda del Grupo de Acciones Especiales de la Guardia Nacional. Además huyó a Colombia en vehículos oficiales que le enviaban los comandantes de las guarniciones militares por cuyo territorio tenía obligatoriamente que pasar. También portaba credenciales que lo identificaban como comisario de inteligencia de la Guardia Nacional y de fiscal militar. “No hay huesos sanos, Buenaventura. Definitivamente, en este gobierno no hay huesos sanos”, dijo finalmente Prudencio Emilio Peláez.

El ventilador humano… Las declaraciones de Walid Makled han abierto un boquete en la proa del Gobierno Nacional. Sus testimonios cada día comprometen más y más a elevados jerarcas del régimen y a miembros del alto mando militar. Las conversaciones reveladas con el vicealmirante Carlos Aniasi Turchio y los generales Henry Rangel Silva y Hugo Carvajal -estos dos últimos en la lista de la DEA-, dejan entrever un entramado siniestro que se ha enquistado en un sector de la FAN, muy diferente al otro que ordenó y ejecutó el derrumbe de Makled, quien desde Colombia amenaza con seguir aportando información. Makled se ha convertido en un “ventilador humano”, que ha salpicado -aún más- la escasa reputación de la revolución chavista.

¡A lo mero macho!

Me voy para San Carlos y allí me encuentro con Fulvio Manuel Ortega. Me informa que el caso de la fuga de los narcotraficantes mexicanos Roberto Ávila y Carlos Izabal Martínez, vinculados al cartel de Juárez, tiene nuevas aristas con la detención del comandante de la Policía de Cojedes, José Alberto Márquez Agüero y del segundo comandante José Alexis López Guevara. Señaló Fulvio Manuel que en el estado llanero era vox populi la participación de altos jefes policiales en esa evasión, pero el gobernador Teodoro Bolívar prefirió ratificar en el cargo a Márquez Agüero, pero el mismo día de su anuncio el juez Cuarto de Control ordenó su aprehensión. “La fuga fue el 6 de julio de este año, yo te llamé varias veces, pero no respondiste, Buenaventura. Estos sujetos se encontraban privados de libertad por la presunta comisión de los delitos de tráfico agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, circunvalación y aterrizaje en zona distinta, desviación fraudulenta de rutas y asociación para delinquir, pero a lo mejor tú pensarás que ya es un caliche porque sucedió hace cuatro meses, sin embargo quedó algo pendiente, y como no tienes pelitos en la lengua o en las manos para escribir, debes publicarlo”. “Esa situación no puede ser, pues a esos narcotraficantes los tenían en celdas con aire acondicionado, con tremendo plasma, computadoras y Black Berry… y además… en el calabozo – suite encontraron numerosas pantaletas como trofeos. Esta vaina es fin de mundo, Buenaventura”, dijo Fulvio Manuel mientras se persignaba con la señal de la cruz. El caso pica y se extiende.

Noti Rápidas

Lo que es del Cura… Ya Salas Römer lo había exigido. No tenía sentido -dijo a los medios- una batalla fratricida entre dos miembros de Proyecto Venezuela por la alcaldía de Miranda. El gobernador, también partidario de esa tesis, lo logró, valiéndose de las habilidades de Ramón Alberto Rodríguez Mérida y de la novel diputada Deyalitza Aray. El desprendimiento de Ángel Arráez fue decisivo. No sabemos ahora si Sánchez es candidato de Cuentas Claras o de Proyecto Venezuela. Veremos quién le aporta más votos.

Dios los cría… Hablando de Miranda, Miguel González Chejade, ex Secretario General de Cuentas Claras, fue visto en Miranda en compañía tanto de Enzo Scarano como de su antiguo jefe y amigo, amigo de ambos, el General Luis Felipe Acosta Carlez. A éste, algún día le tocará explicar sus cuentas claras con Makled.

Todo lo que baja, sube… La directiva del Colegio de Abogados de Carabobo en verdad se las trae. Hace poco vendieron un terreno a un precio por debajo de su costo, sin participar a los agremiados, ni tratar el punto en asamblea, según me comentó Plinio Rudecindo Carreño. Ahora aumentaron de 1.800 a 3.100 bolívares fuertes los estudios de post grado. Nadie está contento.

No le arriendan la ganancia. A Ramón Guillermo Aveledo se le está enredando el papagayo en su esfuerzo por someter a los nuevos diputados a la MUD. La idea de una fracción única no ha calado. Dos veces ha fracasado en su intento. La nueva convocatoria es para el 24 de mayo.

Lo que es bueno para el pavo… Los dos ligaditos. Bolipuertos o Cubapuertos no paga el 12,5 que por ley le corresponde a Puerto Cabello, según decreto presidencial firmado por Hugo Chávez. Lo peor es que nadie reclama. Eso me lo dice Julián Ruperto Marín Gutiérrez  antes de llegar a El Palito… Entre tanto, el alcalde Rafael Lacava y sus lacayos tratan de echarle la culpa al gobernador Henrique Fernando Salas de su fracaso en Puerto Cabello. Quiere reclamar obras al gobierno regional cuando no abre la boca para exigir al gobierno de Chávez que envíe lo que adeuda a gobernaciones y alcaldías. El caso es que Lacava con su silencio cada día hunde más a Puerto Cabello, donde ya no “son de acuarela sus tardes en la plaza Flores”.

 
Top