La gaceta de Chávez

Carlos Ochoa

MERCURIALES
Carlos Ochoa
ochocarlos@gmail.com

Hemos entrado en una fase de radicalización del proceso que requiere de la represión mediática y ciudadana para mantenerse en el poder. Que no se confunda nadie, la resolución que establece la regulación de la figura del Presidente… está dirigida a criminalizar y penalizar a la oposición

La imagen de Chávez ha jugado un papel protagónico en el llamado proceso revolucionario bolivariano. La sonrisa y los mensajes del Presidente en vallas, afiches, franelas, ambulancias y la sobreexposición en televisión, han servido hasta ahora para movilizar a sus seguidores a todo lo ancho y largo del país. El culto a la personalidad del Presidente es parte fundamental de la estrategia hegemónica de manipulación emocional que necesita desarrollar el líder mesiánico para conectarse con el concepto abstracto de pueblo y de ejército que ideó para el comandante el argentino Norberto Ceresole.

La resolución en Gaceta Oficial que regula oficialmente el uso de la imagen de Chávez, es consecuencia de los resultados ajustados de la elección del 26 de septiembre. La pésima gestión del gobierno ha mermado el carisma de héroe salvador que nos ha vendido la propaganda oficial por casi 12 años. El incumplimiento de promesas en materia de seguridad,  vivienda, salud, trabajo, servicios eléctricos, vialidad etc. han alcanzado al líder, y muchos de los que lo apoyan empiezan a percibir la responsabilidad del Presidente en el desastre.

Sin embargo, las motivaciones de Chávez con esta gaceta, apuntan al control de la información y opinión de los medios independientes y de los ciudadanos. El llamado a los poderes públicos para despojar a los propietarios de Globovisión vía judicial de la única señal televisiva opositora,  y la apertura de un juicio a un ciudadano que mostró en un juego de baseball en Puerto La Cruz una franela con un mensaje opositor, constituyen con la resolución aprobada, la formalización de la criminalización y penalización de la crítica al Presidente por cualquier medio y hasta individualmente. Entramos en una fase de radicalización del proceso que requiere de la represión mediática y ciudadana para mantenerse en el poder.

El Presidente y sus asesores cubanos están a la defensiva y lo único que se les ocurre,  como en los tiempos de la Unión Soviética, es el control icónico del líder en  los medios y para el ciudadano de a pie. Que no se confunda nadie, la resolución que establece la regulación de la figura del Presidente no está dirigida como parece a las gobernaciones, ministerios y alcaldías, si este fuera el caso, bastaría una simple orden  para quitar del paisaje nacional la heroica imagen. La intención es criminalizar y penalizar a la oposición que necesariamente tiene que responsabilizar al conductor del tanque de guerra que está demoliendo la institucionalidad, la economía y la producción del país.

La gaceta de Chávez pasará a la historia mundial, como la más descabellada regulación de uso de la imagen de un Presidente, que contradictoriamente ha gastado miles de millones dólares de los venezolanos, en promocionar su propia imagen nacional e internacionalmente.

Definitivamente tiene razón el señor “Espantapájaros”, que  en este mismo medio ha afirmado con conocimiento que: Águila Uno no tiene garras por la muda, y por eso se asusta hasta de su propia sombra.

 
Carlos OchoaCarlos Ochoa

Un Comentario;

  1. Mariana Pérez said:

    Quedese escribiendo poesía profesor, se le ve muy balurdo en ese escualidismo mal sustentado y sin argumento valido. Solo le falto decir, ahi viene el coco jajajaja que ridiculo despues de viejo. Pero que se puede esperar de un profesorucho de la UC que ahoga sus frustraciones en el whisky pullado del centro hípico de Valencia…

    Decadencia pura

Los Comentarios han sido cerrados.

Top