Absurda complejidad política


Nelson Lara

Muchos autores reconocidos en el campo de la Ciencia Política afirman que a medida que un gobierno es mejor, menos noticias genera, ya que el nivel de bienestar se estabiliza en bandas de altísima calidad de vida de los ciudadanos. El caso venezolano es muy extraño porque las consecuencias a las cuales me voy a referir no tienen nada que ver con incidencias de la oposición en sus causas. Veamos.

El funcionamiento del Metro es un factor de desestabilización urbana en la ciudad de Caracas, una suerte de auto saboteo del propio gobierno que tortura a millones de usuarios con calor, inseguridad, incomodidad, retrasos y lo peor, les recuerda diariamente, por contraste, que ese Metro fue un ejemplo de dignificación popular. Con la reforma de la Ley de Asignaciones Económicas y Especiales, se otorgará al Consejo Federal de Gobierno, la potestad de decidir el manejo de recursos para los estados, lo cual aleja las decisiones públicas del pueblo ya que entre 45% y 50% del presupuesto de inversión de las regiones será manejado por el Ejecutivo nacional.

El sindicato de Fama de América, declarado chavista, denuncia que después de un año de ser expropiada la empresa aún no forman parte directa de la conducción como se les ofreció en el momento que se tomó la medida que ellos mismos solicitaron. Por otra parte, los trabajadores de universidades públicas decidieron un paro nacional de 48 horas, cierre de puertas y después más conflictos porque no les pagan. La Federación Nacional de Trabajadores Petroleros denuncia que la desinversión que arrastra Pdvsa desde hace casi 10 años, es el elemento fundamental que mantiene en riesgo la integridad física y la salud de los trabajadores en todas las áreas operativas del país.

Las lluvias constantes sacan a flote en todo el país la falta y fallas de mantenimiento de cauces de aguas y drenajes, aparte de la ausencia casi absoluta en materia de prevención de accidentes de viviendas ubicadas en situación de alto riesgo, lo cual se ha traducido en muertes y damnificados. También revelan la ausencia de atención de las carreteras y autopistas, el caso de la Petare-Guarenas resalta, donde se observa ineptitud en el mantenimiento del pavimento, juntas de dilatación al descubierto en los viaductos, falta de señalización, canaletas obstruidas, bases de puentes socavadas, pavimento de mala calidad, invasiones en los márgenes y muros de contención desajustados.

En Guayana Veniran Tractor importa el 90% de las piezas para ensamblar tractores violando disposiciones legales, aparte de que al tercerizar los trabajos productivos infringe las leyes laborales. Los trabajadores de Norpro, estatizada hace seis meses, es ahora cuando pudieron cobrar por primera vez una quincena de salario. El cierre de Cerámicas Carabobo estatizada y cerrada hace tres años ha ocasionado que ahora Venezuela importe refractarios que antes producíamos. Existen 410 celdas cerradas en Venalum, empresa que tiene cuatro años arrojando pérdidas. Dos líneas desmanteladas en Alcasa, empresa que para el 2004 producía casi 200 mil toneladas de aluminio al año. Parecido el caso de Bauxilum que hoy produce el 55% de lo que producía y Sidor en parecida situación. Las pérdidas estimadas 2010 son Sidor 3 mil millones, Alcasa 1.800 millones y Bauxilum 1.100 millones.

Pareciera que el gabinete presidencial es el comando de campaña de la MUD y vale recordar que no hable de los problemas de salud, educación, inseguridad, electricidad, alto costo de la vida y desempleo.

www.2001.com.ve

 
Top