“LOS PROYECTOS SOCIALISTAS SOLO SON VIABLES EN DICTADURA”

“Somos el único país de Latinoamérica que está teniendo una caída del PIByyometemoquees- te cuarto trimestre la caí- da va a ser más acentua- da y esa caída significa mayor empobrecimiento del pueblo y el fracaso de las políticas económicas del gobierno”.

Con la nueva Ley de Bancos se facilita la estatización del sistema financiero; el modelo que se trata de imponer en Venezuela es de una “violencia cínica” comparado con Cuba; Chávez y Mugabe se parecen por “trampear hábilmente las elecciones”, señala el alto ejecutivo bancario

MANUEL FELIPE SIERRA

Preside uno de los bancos más sólidos y confiables del país y proviene de una de las familias tradicionales caraqueñas. No obstante, Oscar García Mendoza no elude el debate público. Vierte sus opiniones generalmente polémicas, se declara abiertamente crítico de las políticas del régimen y participa activamente en la organización gremial de los empresarios. Separado por unos minutos de los ajetreos gerenciales el presidente del Banco Venezolano de Crédito, deja sus opiniones para los lectores de ABC de la Semana.

La Asamblea Nacional aprobará la nueva Ley Bancaria después de varias modificaciones, que tiene un contenido controversial y que define a la banca como de Utilidad Pública Nacional”. ¿Qué va a pasar después que sea aprobada y entre en vigencia?

Esa ley estaba prevista en el paquete de leyes de la reforma constitucional que fue derrotada el 2 de diciembre de 2007 y que pretendía, y todavía se pretende mediante otros medios, conducir al país al socialismo del siglo XXI, es decir, esta es la ley cambiaria socialista. No la aprobaron antes por múltiples razones pero ya estaba elaborada y estructurada desde hace varios meses. Aunque no habla directamente de la expropiación del sistema bancario, establece las condiciones para que la banca no sea un negocio viable ni para los depositantes ni tampoco para los banqueros. Con esa ley si un grupo extranjero quiere invertir en el sector nacional y piensa hacer lo mismo en el extranjero y ve la ley que tendremos, simplemente no va a venir, no va a invertir en Venezuela porque el negocio no es rentable y porque bajo esa ley los banqueros serios no pueden trabajar.

¿Qué significa el concepto de “banca de utilidad pública” o “bien de interés nacional”?

Quiere decir que el Estado puede limitar a la banca, determinar normas e instrucciones en cosas que incluso no están en la misma ley y obligarlos a actividades que son contrarias a los principios tradicionales que orientan a un buen banquero para administrar el dinero de los ahorristas y los propios accionistas de la institución.

Sin embargo, sin estar reglamentada la banca de esta manera por su definición cumple con una función de utilidad pública

Yo digo que más bien es un servicio al público. Los banqueros ponemos capitales importantes. Tecnología y preparación son herramientas de las que se valen los bancos para prestar un buen servicio y administrar el dinero del público. No olvidemos que la banca es actualmente un negocio altamente tecnológico y por eso es importante establecer reglas y parámetros y definir plataformas tecnológicas y redes para la mayor eficiencia del negocio, además del buen uso de los mecanismos de comunicación. En otras palabras, son operaciones sumamente complejas y esenciales para la economía capitalista. Ahora bien, si la economía no es capitalista sino que se busca una economía socialista o comunista ya eso implicaría otra banca y a eso es a lo que nos quieren llevar.

“EN VENEZUELA SOMOS VÍCTIMAS Y TESTIGOS DE UNA SERIE MUY GRANDE DE DELITOS BANCARIOS”

“QUIEREN LLEVAR A LA BANCA AL CIERRE”

Al parecer el esquema no es la expropiación de la banca mediante decreto sino creando un cuadro que le haga inviable el camino que se ha escogido para la estatización del sector. De esta manera, sin necesidad de decretos espectaculares se lograrían finalmente los mismos resultados

Es así, quieren de una manera indirecta llevar a la banca al cierre, para que éste no sea un negocio y que no sea necesaria pasarla totalmente a manos del Estado mediante decreto. Ahora la pregunta es: ¿Cómo manejaría el Estado este sector? Muy mal, sumamente mal. No olvidemos que el Estado ha quebrado en el país todos los bancos imaginables desde el Banco Agrícola y Pecuario, el Banco Industrial, el Banco de la Mujer, el Banco del Tesoro, el Banco del Pueblo Soberano, etc. Debemos entender claramente en que los gobiernos deben estar circunscritos a varias cosas, como manejar la seguridad, las relaciones internacionales, administrar la justicia y, por supuesto, reglamentar a la banca pero con una superintendencia técnica y no política.

No un superintendente como comisario político

Claro, no como un comisario político sino como un funcionario técnico y ello es necesario. En Venezuela somos víctimas y testigos de una serie muy grande de delitos bancarios, estafas que han sido sumamente graves y delicadas y uno tiene derecho a preguntarse ¿por qué ocurre eso? Si se supone que la superintendencia debería estar ahí, conocer los problemas y tomar las medidas antes de que sucedieran estas cosas ya que su función es preventiva. Es decir, tomar las medidas necesarias para que no se perjudiquen los factores implicados en el sistema financiero.

Se suele repetir que vamos hacia la economía cubana o que viene la estatización de la banca poniendo como ejemplo el caso cubano, pero se desconoce que en Cuba el modelo comunista se dio en un contexto distinto, que imponía medidas drásticas y traumáticas, mientras en Venezuela el comunismo se impone de manera gradual

Eso es verdad pero el resultado es el mismo. El 2 de diciembre de 2007 ¿que hubo?, sabemos que un rechazo a la reforma constitucional de naturaleza totalitaria y ¿qué ocurrió el 26 de septiembre de este año? Un rechazo más, un no rotundo del pueblo que dijo “esto no me gusta, esto no lo quiero” ¿Qué está pasando ahora?, que los días que quedan para la instalación de la nueva AN se están metiendo todas las leyes a diestra y siniestra que fueron rechazadas por los electores. Claro, no es la violencia con la que se aplicaron estas leyes en otros países pero es una violencia más cínica con la cual se obtienen los mismos resultados.

La estatización en este caso sería la consecuencia de un proceso que ya ha avanzado mucho de estatización de la economía

Es así. Desde hace 10 años hay menos industria, menos inversión y por ende menos empleos y espacios decisivos de la propiedad privada han pasado al Estado que procura adueñarse de todos nosotros. Hay otra ley, por ejemplo, que se está aprobando en la que se establece el sistema de trueque que representa el atraso absoluto que nos lleva al siglo XIII o XIV. Es increíble que todavía se pretenda desconocer la moneda que desde que se inventó se convirtió en el mecanismo más eficiente para las transacciones en el mercado, desde entonces el trueque no tiene sentido y es un sistema obsoleto.

OSCAR GARCIA MENDOZA: “EL RÉGIMEN NOS LLEVA A LA DESTRUCCIÓN DE LA PROPIEDAD PRIVADA”

CADA VEZ SE PRODUCE MENOS

Las últimas cifras del BCV señalan que hay una caída acumulada de 2,4 por ciento en 9 meses, que permanece la recesión y que el PIB bajó en un 0,4 por ciento. Son resultados negativos pero no producto de la casualidad, sino los resultados previsibles de un modelo económico que se propone desmontar la economía de mercado y sustituirla por el llamado socialismo del siglo XXI

Sin duda, de eso se trata. Somos el único país de Latinoamérica que está teniendo una caída del PIB y yo me temo que este cuarto trimestre la caída va a ser más acentuada y esa caída significa mayor empobrecimiento del pueblo y el fracaso de las políticas económicas del gobierno. ¿Cómo es posible que un país con la capacidad de producción petrolera de Venezuela hoy en día, a pesar de la destrucción de PDVSA, y habiendo subido el precio del petróleo en un 35 por ciento en lo que va del año, tenga un caída de casi 4 por ciento? ¿Qué quiere decir eso? Simplemente que estamos produciendo menos. Hoy en día si estuviéramos bajo la apertura petrolera que se inició en el año 97 estaríamos produciendo más de 7 millones de barriles diarios y este país sería como los países árabes, habría nuevas construcciones, carreteras, industrias, empleo y riqueza y no la enorme destrucción en que vivimos.

¿Es posible este modelo económico después del fracaso del modelo soviético y los resultados espantosos y en ruinas de la experiencia cubana y en un contexto de economía globalizado?

No es posible ni es viable, pero puede prolongarse y sostenerse a causa del ingreso petrolero. Si Venezuela no tuviera los ingresos petroleros que tiene este proyecto hace tiempo hubiera dejado de existir. Pero todavía se tienen ingresos petroleros que permiten hacer una cantidad de operaciones y movimientos que oxigenan la economía, aunque ello implique una acelerada destrucción del país. Años atrás la infraestructura del país era de primera, con buenas carreteras y aeropuertos que hoy están destruidos. Ahora también hay que reconocer que proyectos socialistas o comunistas no son viables sino en dictaduras, en regímenes totalitarios en el que los ciudadanos no tienen ningún derecho.

En su libro de memorias, el ex presidente George W. Bush establece una comparación entre Mugabe y Chávez y dice que “Venezuela va camino de convertirse en la Zimbabwe de Sudamérica”

Zimbabwe es un país que ha quedado destruido, que ya no produce como debería y probablemente eso seguirá en esas condiciones por mucho tiempo. En lo que son muy parecidos Chávez y Mugabe es en la manera de trampear hábilmente las elecciones y me temo que son muchas más las similitudes entre estos dos personajes que las que descubre el ex presidente Bush. Recordemos que ellos se llevan muy bien y como muestra, está la réplica de la espada de Bolívar que Chávez le regaló a Mugabe hace algún tiempo cuando le rindió un homenaje aquí en Caracas.

Usted preside un banco tradicional con muchos años en el país y que ha consolidado prestigio y credibilidad. ¿Cómo valora usted el mercado desde el punto de vista del usuario y qué cambio percibe entre la banca tradicional privada y esta nueva banca estimulada y apoyada por el régimen en función de su proyecto económico?

El Banco Venezolano de Crédito es un banco moderno orientado al avance tecnológico a través del cual hemos desarrollado plataformas muy novedosas que la facilitan a los clientes cualquier tipo de transacción. Uno de nuestros servicios más recientes es “Ve Mensaje” que consiste en el envío de un mensaje de texto una vez que haya sido utilizada cualquiera de las tarjetas que posea el usuario suscrita a su cuenta brindándole la información y la seguridad que requiere el ahorrista. La banca venezolana en general es moderna, se adecúa a los tiempos que estamos viviendo, me atrevería a decir que en algunas áreas estamos más adelantados que en sistemas bancarios de otros países. Lo que sucede es que este gobierno de “amiguismo” ha generado una distorsión significativa. Una de las formas en las que debería resolverse el problema bancario es que no existiendo control de cambio el BCV llevase el manejo de las divisas, que entre la compra y venta de éstas el BCV le comprara las divisas a PDVSA y las vendiera, de acuerdo a las circunstancias, a precios razonables a los ciudadanos. ¿Qué ha pasado?, que este principio ha sido distorsionado y desde que está vigente el control de cambio el 2003, la diferencia entre el precio de compra y venta de las divisas ha estado prácticamente en manos de particulares y ello ha generado la codicia que distorsiona el sistema financiero y que supone consecuencias terribles para todo el país.

¿Usted es optimista sobre el futuro del país?

Lamentablemente yo no soy optimista porque el camino por el que nos lleva el régimen es el de la destrucción de la propiedad privada lo que nos conduce a su vez a la destrucción de la libertad. Creo que lo que se quiere es quitarnos la libre expresión y el desarrollo empresarial y tomar el control de la economía y que todos seamos completamente dependientes del Estado. Espero que las personas, la ciudadanía, el pueblo todo se concientice y reaccione utilizando el poder que tienen para que tomen el timón de este barco. Nuestra tarea es muy simple, regresar al camino de la democracia y la libertad que se nos ha arrebatado.

 
Top