Lluvias

Carlos Lozano

Carlos Lozano

Caminando con Carlos Lozano
Carlos Lozano
Carlos@carloslozano.com
Facebook: caminandoconcarlos@gmail.com

No es necesario insistir en la gravedad de la situación generada por las lluvias en prácticamente todo el país. Hay una especie de “deslave nacional”, con centros extremadamente graves como es los casos de Falcón, Táchira, Anzoátegui y Miranda, prácticamente toda la zona norte del país se ahoga.

Éste es el momento en el cual debe mostrarse la solidaridad de todos, pero no sólo en el sentido tradicional, de los aportes individuales que, por supuesto, siguen siendo fundamentales. Carabobo, con todos los problemas que sin duda existen con la caída de la economía y los errores políticos de un gobierno nacional más empeñado en el show que en la real y racional solución de los problemas, tiene mucho más que ofrecer. Somos un estado industrial y de una muy amplia actividad grande, mediana y pequeña en comercio y en industria, e incluso con un importante sector de la construcción.

En ese sentido, pienso que todo el empresariado carabobeño, y los gremios de los diversos sectores de la economía, deben volcarse a ayudar. Dinero, alimentos, medicinas, colchonetas, agua potable, cobijas, ropa, y el amplio etcétera de ayuda a los que han sido gravemente perjudicados, y al mismo tiempo a quienes ya están actuando, bomberos, médicos, paramédicos y enfermeros, policías, militares, funcionarios. Pero también aportes de las empresas con sus propios equipos médicos y paramédicos, por ejemplo, y con sus productos y hasta espacios libres que puedan ser dispuestos para refugios temporales; los constructores, con maquinarias y obreros para despejes de vías; hay empresas con equipos para vaciado de pozos sépticos y líquidos bajo tierra, que podrían ayudar; cadenas de farmacias que pueden aportar medicinas, vendas, vacunas; establecimientos comerciales que puedan aportar linternas, paños, cobijas, velas, alimentos, etc.

Debemos pensar, por ejemplo, en las áreas pobres del sur de Valencia, que si permanentemente tienen problemas de aguas derramadas en sus calles maltratadas, de fallas en los servicios públicos y que viven como pueden en sus modestas viviendas, y que, si alguna vez han necesitado ayuda, es justamente ahora.

Quiero ver a Carabobo entero volcado en la ayuda generosa, unidos gobernación, alcaldías y empresa privada en un esfuerzo poderoso que haga sentir a Venezuela, que en Carabobo existe y se manifiesta una nación eficiente, capaz, progresista y generosa.

La Venezuela real.

 
Top