En el prepuesto del 2011 no hay partidas para emergencias

Rodó en la barra…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com

Para Hugo Chávez no hay mañana

Vengo bajando por lo que una vez en la ciudad se llamó Camoruco Viejo en mi potente Ford Fairlane, totalmente repotenciado en el taller de mi pana Prudencio Emilio Peláez, recordando cuando pasaba por allí con mi papá montado en el tranvía acompañado por mi señora madre. Era emocionante nuestro paseo dominical que terminaba en Perecito, donde yo-carajito y todo- me comía dos de chencho con cuajada. Para mi papá era infaltable su buen bistec encebollado con dos de cuajada y un par de cervezas, mientras que mamá se decidía por el pollo frito. No saben ustedes, amables lectores, con qué ansiedad esperaba yo el domingo para darme ese paseíto en tranvía. Pero los innumerables huecos me vuelven a la realidad, mucho más cuando contemplo la destrozada Avenida Bolívar. Pero eso es demasiado evidente, es una historia que ustedes conocen tan bien como yo, por eso vamos a cambiar de tercio.

En el camino, esta vez, me consigo a Casimiro Cayetano Paiva Alonso, quien al subir al carro con cierto desgaire deja escapar un suspiro, mientras recuerda viejas andanzas con las hermanas Casilda Eulalia y Estilita María Marcano Aguilera, dos orientales de Río Caribe, en los carnavales de Carúpano. “Te acuerdas, Buenaventura, que nos tuvieron bailando todo un fin de semana sin descanso al ritmo de un Steel band. Lo demás no te lo voy a recordar”, dijo con mucho de picardía. Pienso en mi mujer, en Brunilda, y le hago ver que no es en esta página donde debemos tratar o hablar sobre esas remembranzas, pero una sonrisa abierta delata el disfrute de esas fiestas, que paganas o no, servían para aliviar el estrés, sobre todo cuando Estilita María me susurraba al oído disfrazada de negrita: “A que no me conoces”…

Mi viejo bólido… Un amigo me dijo un día que con los años, los carros comienzan a parecerse a sus dueños o viceversa. Confieso que en mi caso esa metamorfosis no se ha producido. Y en este oficio de escribir esta columna con cierta aureola de misterio, he tenido que transmutar en una especie de Batman oculto en su baticueva, alejado del mundanal ruido y evitando contactos innecesarios. Muchos saben de mi vida cuando paso raudo y veloz con mi bólido por las maltrechas calles de Valencia, en busca de datos políticos que me han llevado hasta los confines de Venezuela. Para ustedes, con el deseo de que pasen una Feliz Navidad y tengan un próspero Año Nuevo, les presento a modo de postal navideña a mi batimo… digo, mi Ford Fairlane ‘79 como muestra fehaciente de que existe. Mucho cuidado, pues, no rueden en las barras, eviten que mis informantes los sorprendan y terminen retratados en esta columna.

Hablan los Babalaos

Casimiro Cayetano tiene la sensación -ya metido en otro tema- que el Gobierno pudiera estar anunciando su retirada. “Es que en vez de radicalizar para construir y ayudar a levantar al país, lo sigue destruyendo. Además radicalizan no para ir a fondo en la solución de los problemas sino para crear nuevos y para amedrentar. Las leyes que ha ordenado aprobar como la de Bancos, de las Comunas, la de Telecomunicaciones, la de Universidades y la solicitud de una cuarta Habilitante, me dan la sensación de que está pensando que la gasolina se le acabará en el 2011”, expresa mi amigo e informante.

Me recordó que Chávez ya ha tenido 4 Habilitantes y bien poco se ha logrado.

“Sus focas en la Asamblea Nacional han dicho que es para movilizar los fondos que se necesitan para solventar el desastre ocasionado por las lluvias, pero todos sabemos que eso no es cierto. Incluso, ellos pudieron modificar la Ley de Presupuesto del 2011 para incluir partidas y enfrentar esta calamidad u otras que pudieran ocurrir el venidero año. Pero no tomaron esas previsiones, no incluyeron nada. Ahora pide que le den esa Habilitante para manejar el presupuesto a su antojo, sobre todo a un año de las elecciones presidenciales. ¿Y los Fondem? ¿Y los que vienen de China? Acaso no le bastan.

Esos son desaguaderos de miles de millones de dólares”, manifestó Casimiro Cayetano. “Dicen que Chávez está huyendo hacia adelante, pero lo cierto es que pareciera que está provocando para luego actuar con mayor violencia. A lo mejor sigue acariciando la idea de darle un palo a la lámpara antes de que llegue el fatídico 2012, año en que los Mayas vaticinaron el final de esta civilización, o sea, que esos cambios implican una nueva conciencia cósmica y una transición espiritual hacia una nueva civilización. Y eso lo saben los babalaos. Palabra que es así”, finalizó el buen amigo.

En San Diego sólo siembran concreto y cabilla

Macario Adolfredo Carmona mira hacia su naranjal en las afueras de Miranda (Carabobo) y todavía no entiende lo que pasó el 5 de diciembre. Para él aquí ocurrió una cosa extraña.  Cuando la MUD postuló por unanimidad al candidato más lógico que era el ex alcalde Arráez, Scarano que no sabe de naranjas pero sí de cemento y cabilla, después de retratarse en taquilla, metió bulla  y dijo que él no le hacía caso a  ninguna MUD. Que el suyo, Sánchez, tenía 47% y que solito ganaba.

“Mira, Buenaventura, por aquí, por mi naranjal, vino una amiga a contarme que cuando Salas Römer, el gallo,  propuso primarias, eso fue antes de que el Pollo interviniera, Scarano le confió a una periodista que si hacían primarias y el suyo perdía, él no lo iba a retirar. La verdad que yo no lo creí. Pero como que era verdad. Porque como se explica que después que el Pollo habló con Arráez y éste, que es muy querido en Miranda, declinó su candidatura para favorecer la unidad, ahora Scarano anda diciendo que el suyo no ganó porque la MUD no lo ayudó suficiente. Pero yo me pregunto, Buenaventura, ¿No y que ganaba solo? Y para completar ataca directamente a Proyecto Venezuela, que fue precisamente el partido que retiró su candidato para que hubiera unidad. Ese anda buscando otra cosa”. Macario Adolfredo se detiene, se aparta un poco, muerde un pedazo de chimó tarazonero y luego vuelve a la carga.

“Y así como te digo esto, Buenaventura, te digo lo otro. Fíjate tú. Después de que se perdió en Miranda, Scarano señaló que había fraude. Y está en su derecho. Pero lo que no se explica es que acuse a la MUD de no acompañarlo y, especialmente a Eduardo Pino, cuando el mismo Pino fue objeto de un fraude descarado en el Circuito 5, y Scarano nunca lo defendió”.

Para mi amigo e informante la política de este caballero es “todo para el mío, y nada para los demás. Es como decir, los míos son míos y los demás que se fuñan. Y además siempre atacando, tenga o no tenga razón. Y los periodistas será que le tienen miedo, porque con tantas contradicciones, nunca cuestionan sus intenciones o le repreguntan, y algunos hasta lo elogian”.

“Te lo dije una vez y te lo vuelvo a repetir, Buenaventura, todo esto es muy extraño. Ese Scarano me recuerda mucho a Chávez, tiene el mismo estilo, y nadie me quita que aquí hay gato encerrado”.

Noti Rápidas

  • Autonomía cero. Con la nueva Ley, el Gobierno pretende someter a las universidades al proyecto socialista. Las protestas han comenzado y seguro que arreciarán.
  • A capela. Cuando el “Pollo” Salas Römer trasladó la Operación Alegría con mercado y todo a Morón, para ayudar a tanta gente damnificada, tuvo que pronunciar sus palabras a viva voz porque hubo un apagón general en esa zona donde para colmo está Planta Centro. Pero eso no lo detuvo.
  • El Iluminado. El pastor de la Iglesia Maranatha, Javier Bertucci, ya no aspira a la Alcaldía de San Diego, me confió Ruperto Julián Ascanio. Indicó que a su regreso al púlpito luego del arresto domiciliario por presunto contrabando de diesel, exclamó viendo hacia el techo que Jesús lo había iluminado.
 
Top