No incrementar el IVA una decisión positiva

Leopoldo Puchi

Enfoque

Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

La oposición debe tomarle la palabra a Chávez y solicitar su ingreso a la comisión que propuso el Presidente para el debate.

El propio Chávez ha reconocido que en el manejo del deslave de Vargas se cometieron errores. Ahora puede ocurrir lo mismo si no se toman previsiones y no se escuchan las críticas y observaciones. En casos como el Cedíaz se está cometiendo un atropello. Este es un edificio que había sido desalojado por su propietario, pero posteriormente los inquilinos lograron un acuerdo de compra de los apartamentos. Ya se habían tramitado los créditos con los bancos. Y ahora han quedado ensartados. Se les soluciona un problema a unos y se perjudica a otros.

El otro error en el que se está a punto de incurrir es el de urbanizar zonas que se consideran de protección ambiental, sin estudios previos de los efectos y consecuencias, como ocurre con la decisión de elevar la cota en la fachada norte del Ávila o la intención de levantar las restricciones de construcción en la zona protegida de El Hatillo. Detrás, están poderosas mafias de constructores de edificaciones de lujo. Los damnificados son simplemente una excusa para desafectar las zonas.

La decisión de no incrementar el IVA es positiva, pero sería un simple retroceso frente a la presión de calle si no va acompañada por una reformulación completa del sistema impositivo que permita a la vez recaudar dinero para el fisco y disminuir la brecha de desigualdades en los ingresos. Los impuestos pueden ser un formidable instrumento de cambio social.

Flash NEGRO

El gobierno ha echado para atrás la Ley de Universidades y ha dicho que debe abrirse un debate. Chávez habló también de una comisión para impulsar la discusión. Pues bien, la oposición debe tomarle la palabra y manifestar su voluntad de participar tanto en la confrontación de ideas como también en la comisión que organizaría la consulta, dentro y fuera de las universidades.

Que un guerrillero llegue a posiciones de poder no tiene porqué sorprender en América Latina. En Uruguay está de presidente Pepe Mujica y en Brasil Dilma Roussef. Aquí tenemos a Fernando Soto Rojas. Un rasgo común: la honestidad.

El incendio de las instalaciones del INTI en Santa Bárbara del Zulia puede ser considerada por algunos como el inicio de una guerra civil inevitable. Un hito en el proceso político actual. Sin embargo, la MUD se mantiene firme en su política electoral y se prepara para el debate parlamentario y la selección por primarias del candidato presidencial. Por su parte, el Frente por un Entendimiento Nacional sugiere ampliar la base de esta política con la integración de otros actores no partidistas.

Es posible que en la oposición y en los medios no se haya captado la dimensión de la tragedia por las inundaciones, porque sucedió en el interior y en los barrios del oeste de Caracas. Aparece como algo lejano y rutinario. Por más que el Gobierno intente un aprovechamiento político de la situación, no se debe descalificar todo lo que se hace, ni se puede adoptar una actitud reacia frente al problema.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Caracas-Arizona

La crisis económica y social por la que atraviesa Estados Unidos ha generado reacciones contradictorias. Por un lado, se han fortalecido sentimientos progresistas que buscan compensaciones sociales, como la reforma del sistema de salud. El ascenso de Barack Obama es expresión de estas corrientes. Al mismo tiempo ha tenido lugar un brote virulento de la extrema derecha. Esto ocurre en un país donde el tráfico de armas está legalizado y en el que existe una larga tradición de magnicidios. Lo de Gabrielle Giffords en Arizona no es una rareza.

Hillary Clinton

La administración demócrata está sujeta a las presiones de esos sectores. Tal vez ello explica la tibieza para enfrentar la crisis financiera así como los vaivenes de  su política exterior. El episodio de la designación de Larry Palmer como embajador en Venezuela es una manifestación de esos bamboleos, que van de una Hillary Clinton sonriente en Brasil, dispuesta a postular otro diplomático, al improvisado cambio de postura, sin explicación aparente.

Para adelante y para atrás

Ni los demócratas están convencidos de una nueva política hacia América Latina, ni los republicanos se la permiten. Por esto Arturo Valenzuela va para adelante y para atrás. No son las instituciones democráticas lo que les inquieta, sino la reestructuración de las relaciones en el hemisferio, el inevitable debilitamiento de la OEA y la emergencia de nuevas realidades como la Comunidad de Naciones de América Latina y del Caribe.

Intervención de la OEA

Que los demócratas estén confundidos y vacilen, es natural. Pero que en Venezuela factores decisivos de la oposición respalden la designación de Larry Palmer después de lo que dijo, o que apoyen una intervención de la OEA bajo presión estadounidense, como en los viejos tiempos, resulta suicida porque se  lesiona severamente su capacidad de representación política del interés nacional. Esta es una de las secuelas lamentables de la polarización.

 
Top