LA “Dicta Habilitante”

Gerardo Fernández

Aceptar que el Presidente devuelva la habilitación en mayo, es aceptar el fraude

Insisto en abordar los temas de la habilitante y del Reglamento Interior y de Debates de la AN. Son políticamente antidemocráticos y perversos y jurídicamente inconstitucionales y fraudulentos. El régimen lo sabe. Por ello el discurso del Presidente ante la AN y por eso es que ahora, más que nunca, hay que denunciarlos.

La Habilitante no tiene por objetivo resolver los problemas de los damnificados, para eso sólo hace falta gobernar eficientemente, no dictar leyes. La Habilitante se hizo para hipotecar, limitar y disminuir a la actual AN. El régimen le tiene miedo al debate, a la crítica, a la discusión, a la democracia y, en consecuencia, quiso dar una demostración de poder al país que le adversa y a la oposición que tiene 52% de respaldo popular. La Habilitante no procede, porque al ser una delegación de funciones, el delegante no tiene facultad para ir más allá de su mandato. Es cuesta arriba sostener lo contrario, el país y el mundo lo sabe, y el régimen también. Por eso es que el Presidente dijo lo que dijo en su mensaje.

La oposición debe seguir denunciando lo anterior y no dar tregua. La Habilitante es írrita y, por supuesto, los decretos leyes que se dicten con base en ella también lo son. La habilitación debe cesar de una vez. Lo que se debe exigir al Presidente es gerenciar eficientemente y, si necesita una ley, que no lo creo, la AN seguro se la sanciona. Aceptar que el Presidente devuelva la habilitación en mayo, es aceptar el fraude y la inconstitucionalidad.

El Reglamento de la AN es un atentando a la democracia parlamentaria y, por lo tanto inconstitucional. Cercena el debate, limita las funciones del Parlamento y de los diputados, del Gobierno y de la oposición. Lo único coherente en el mensaje presidencial de apertura, adonde se pretendió dar un baño de democracia, es su derogatoria. La oposición debería forzar un debate nacional y en la AN sobre ese tema. De lo contrario, se reafirma el carácter totalitario del régimen y la farsa del mensaje presidencial.

gfernandezv@cantv.net

 
Gerardo FernándezGerardo Fernández
Top