En la Oposición comenzó carrera hacia Miraflores

Leopoldo Puchi

Enfoque
Leopoldo Puchi

elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

Las cinco líneas estratégicas del PSUV pueden ser una buena pócima para los males de esa organización. Hay pautas que pueden ayudar a mejorar al paciente. Por ejemplo, con lo del sectarismo Chávez ha dicho que “es necesario que nosotros aceptemos al otro, al diferente, de manera individual y en colectivo”. Pero es poco lo que se hace en esta dirección. A la hora de la verdad, por ejemplo, se impide que en los Consejos Comunales sean electos como voceros quienes no militan en el partido. Del dicho al hecho hay un largo trecho.

A propósito de Egipto, sectores de la oposición proponen “abrir otros caminos, distintos a la vana ilusión electoral”.

Una buena oportunidad para que el PSUV muestre que ha dejado de lado el sectarismo sería que acogiera la propuesta de Alfredo Ramos sobre los pensionados, las cestas tickets y la ampliación de los beneficios sociales a los  trabajadores informales. No puede ser que por tratarse de un diputado de oposición se deje el asunto de lado. Obras son amores y no buenas razones.

El Presidente tiene razón en ponerse duro con la banca para que aflojen recursos para vivienda y agricultura. Está muy bien que le jale la oreja al presidente del Provincial, pero no puede hacerlo con una actitud personalista, con un “yo te puedo expropiar”. Se trata de una cuestión de políticas de Estado y de Gobierno, y no un asunto personal. Así no se construye una nueva conciencia política sino que se refuerza el paternalismo.

Flash NEGRO

A raíz de lo ocurrido en Egipto y Tunez hay sectores de la oposición que proponen “abrir otros caminos, distintos a la vana ilusión electoral” en nuestro país. Se deslumbran con las masas en la calle. Pero olvidan que los gobiernos que están cayendo son pro estadounidenses y neoliberales, rechazados en los sectores populares y con un sistema político en el que los grandes partidos de oposición, como los islamistas, no pueden participar en las elecciones. No hay que confundir la gimnasia con la magnesia.

Los partidos de la MUD no tendrían porqué sentirse aludidos cuando el Gobierno sugiere que detrás de la explosión del arsenal de CAVIM pudiera estar algún grupo subversivo. La realidad es que en el país hay sectores ultras de derecha que han actuado en el pasado de manera violenta, como las bombas en las embajadas. Esto no es nada raro, ni aquí ni en ninguna parte. En todo caso, esos grupúsculos no hacen parte de la MUD y corren con sus propias responsabilidades.

Hay problemas frente a los que pudiera haber una posición común por parte de la oposición y el gobierno, como es el caso de la solidaridad con los damnificados y ante las estafas inmobiliarias. Por más que el gobierno le saque filo político a las inundaciones, no puede dejar de respaldarse lo que se está haciendo. Tampoco puede haber solidaridad automática con los promotores inmobiliarios, por más que éstos se digan de oposición.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Los candidatos de la MUD

El debate sobre candidaturas se ha iniciado en la oposición y se comienzan a constituir los comandos de campaña. Hay pocas diferencias políticas entre los precandidatos, y la discusión gira en torno a la eficiencia que cada uno de ellos pueda mostrar para obtener un mayor número de votos y  atraer indecisos.

Pablo Pérez y Capriles Radonski

En un debate que no es de políticas sino de potencialidades electorales, todo se reduce a la imagen y a los recursos.  En este sentido, despuntan las candidaturas de Pablo Pérez y Henrique Capriles Radonski, que aparecen con tres elementos a favor: respaldo logístico de sus respectivas gobernaciones; buena ubicación en las encuestas; organizaciones partidistas con fuerza (PJ y UNT).

Antonio Ledezma y Pérez Vivas

En el caso de AD, Henry Ramos no aparece con respaldo en la encuestas ni su partido cuenta con una gobernación. Para competir, tendría que respaldar a Antonio Ledezma. En el caso de las candidaturas de Copei (César Pérez Vivas, Oswaldo Álvarez Paz) tienen la desventaja de que ninguno está bien ubicado en las encuestas, el partido está por debajo de UNT, AD y PJ, y la gobernación del Táchira es pequeña.

María Corina Machado

La candidatura de María Corina Marchado tiene una buena acogida en las encuestas y podría competir con una alta votación espontánea en las primarias. Tienen dinero, pero no la logística de una gobernación ni la estructura de un partido. El otro competidor pudiera ser Henri Falcón, pero no cuenta con un buen soporte partidista ni penetración en la base social opositora.

Retorno de AD y Copei

Hay candidatos, como Eduardo Fernández y Ramón Guillermo Aveledo, que se presentan como opción, pero no para las primarias sino para un acuerdo por arriba, bajo el argumento de “la transición”. Otros, como Manuel Rosales y Leopoldo López, están inhabilitados. En fin, ha comenzado la carrera hacia 2012 y lo más seguro es que lo decisivo sean las alianzas. Tal vez AD tome el camino de un acuerdo con Pablo Pérez, y Capriles Radonski pudiera llegar a un acuerdo con Copei y PV. “Socialcristianos” Vs. “Socialdemócratas”, como en los viejos tiempos.

 
Top