La película inacabada de Orson Welles

Por: Álvaro P. Ruiz de Elvira

Hay genios que no son considerados como tal hasta que mueren. Incluso hasta mucho después. Orson Welles (1915-1985) es uno de ellos. Admirado en sus inicios, cuando era un veinteañero, con su versión radiofónica de La Guerra de los Mundos y Ciudadano Kane (1941), acabó exiliándose, profesionalmente hablando, en Europa para llevar a cabo sus proyectos. Siempre tuvo dificultades a la hora de llevar a cabo sus producciones: por dinero, falta de tiempo, cambios en los guiones… Las dificultades que tuvo en 1972 con La otra cara del viento, una película inacabada que finalmente saldrá a la luz, según cuenta hoy The Guardian en su página web.

La otra cara del viento cuenta la historia de un veterano director de cine, como lo era el propio Welles y como lo era el protagonista de la cinta, John Huston. Según The Guardian, Welles dijo en su día a Huston: “La película es sobre un director cabrón… pagado de sí mismo, que atrapa a gente, les da forma y los destroza. Es sobre nosotros, John”.

A finales de los años 60 Welles escribió el guión, pero el rodaje no comenzó hasta  1969. En 1972, tras varios parones, concluyó el rodaje y comenzó una postproducción que nunca acabó. Peter Bogdanovich (parte del rodaje si hizo en su casa de Hollywood), Dennis Hopper y Oja Kodar participaron en la película. Todo el material, incluyendo media hora ya montada por el propio Welles, ha permanecido guardada en una caja fuerte. Danny Huston, hijo del cineasta, y también director de cine, señaló al diario The Times hace unos años que vio  la película, y que le pareció “absolutamente fascinante”.

Pero durante los últimos 40 años los problemas de derechos de la película han hecho que se haya quedado guardada en el cajón. Según un abogado de Los Angeles que lleva el caso, parece que finalmente hay un acuerdo sobre los derechos de autor entre la mujer de uno de los productores de la película, la actriz croata Oja Kodar (entonces pareja de Welles) y la hija de éste, Beatrice, heredera de su legado.

Podría ser el propio Bogdanovich el encargado de continuar con el proyecto hasta su estreno.Welles le confió las anotaciones del guión que tenía en mente y las ideas que tenía para el montaje. Para el productor español Andrés Vicente Gómez, que trabajó con Welles en varias de sus películas, incluida La otra cara del viento, terminar esta película sería “un acto de traición”. “Era una película muy cercana a él. Pero su estado físico era delicado. No tenía la energía para montarla…”.

 
Top