Las compuertas ceden para dar paso a un modelo fresco de democracia

Leopoldo Puchi


Enfoque
Leopoldo Puchi

elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

El Gobierno logró retomar la ofensiva política luego del revés del 26 de septiembre. Radicalizó para reagrupar a sus seguidores: expropiación de Owen Illinois, “rescate” de tierras en el Sur del Lago, leyes del Poder Popular. Así se evitó una desbandada previsible por los resultados electorales. Se dio la imagen de que Chávez no saldría del poder, pasara lo que pasara. No había razones para hacer maletas. Luego vino el momento de la apertura, de echar para atrás la Ley de Universidades, de proponer el diálogo en la Asamblea Nacional. Los resultados de la estrategia se reflejan en las encuestadoras GIS y Datanalisis, que colocan a Chávez por encima de 50%.

Los líderes curtidos no deben ensalzar el error de la huelga de hambre.

Pero la recuperación puede desvanecerse si el Gobierno no mejora la gestión pública. Las expectativas son muy grandes en relación a la construcción de viviendas, lo que está muy atrasado. Farruco Sesto hizo hace poco tiempo un plan que luego fue desechado. Parece que no se dominan bien las variables del problema. Se inventa lo de empresas extranjeras cuando en Venezuela si algo se sabe hacer es construir casas. Lo que se pierde es tiempo cuando los chinos o turcos tienen que buscar subcontratistas en el país.

Ha resultado provechosa la discusión que se está dando en el PSUV de las 5 Líneas Estratégicas. En las asambleas se han hecho críticas muy serias a la dirigencia nacional y a las regionales. En la mayoría de los casos con fundamento. Se cuestionan los privilegios de la burocracia, el exhibicionismo y la ineficiencia de quienes están en cargos públicos.

Flash NEGRO

Que un grupo de jóvenes se declare en huelga de hambre no es nada raro.  Es una edad en la que se palpita. Sin embargo es un método al que se recurre en coyunturas muy particulares, extremas. Éste no es el caso de febrero de 2011. Por eso luce como un acto artificial, traído por los cabellos, más allá de la nobleza personal que pudiera estar detrás del gesto. El papel de la dirigencia más madura, de los líderes políticos curtidos, no puede ser el de ensalzar a los jóvenes para que prosigan en la acción. Al contrario, lo responsable es persuadirlos para que no continúen.

Cuba y Estados Unidos tienen una buena oportunidad para mostrar, cada uno, su voluntad para mejorar las relaciones. En La Habana está detenido el estadounidense Alain Gross, acusado de realizar actividades consideradas por el Gobierno cubano como ilegales. De la misma manera, en Estados Unidos se encuentran recluidos cinco cubanos a los que también se les atribuye la realización de actividades fuera de la ley. En estos casos, de agentes extranjeros, por lo general se hacen intercambios, como ocurrió recientemente entre Moscú y Washington, a propósito de un nutrido grupo de espías. ¿Por qué con Rusia sí y con Cuba no?

Mientras que a Chávez parece que le está funcionando su estrategia de recuperación, la oposición luce un tanto apagada, con poca afluencia en las  movilizaciones como la del 23 de enero y la marcha sindical. Todavía no se ha establecido un cronograma electoral y se siente la ausencia de un candidato.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Egipto y el Pacto de Punto Fijo

Un vigoroso movimiento de masas, espontáneo, se ha desatado en Túnez y Egipto. El evento tiene bastante de la atmósfera del 27 de febrero venezolano. Luego de la Guerra Fría, los modelos de democracias que eran eficaces y funcionales dejaron de serlo. Ni en Venezuela el Pacto de Punto Fijo; ni en Italia la alianza de la democracia cristiana y de la mafia para detener al otrora poderoso Partido Comunista.

Podridos

Los modelos útiles para ese período histórico han  venido entrando progresivamente en crisis, y han surgido procesos inéditos e inescrutables. Un Evo Morales en Bolivia, el PAN en México, un Chávez en Venezuela. Una derecha extravagante a lo Berlusconi en Italia. Los cambios eran inevitables, y de este modo lo han comprendido los centros más lúcidos del poder mundial. Saben que los viejos sistemas están podridos y que hay que apostar a la reestructuración de las instituciones.

Democracias árabes

Ahora le ha llegado el turno a las llamadas democracias del mundo árabe.  Los Mubarak o los Ben Alí  son un estorbo para contener las demandas sociales y el nacionalismo. Las élites políticas deben ser sustituidas por otras, pero manteniendo la integración de Egipto a los intereses de la OTAN. Cambiar para que nada cambie: la Usaid acompaña a Garibaldi.

Palestina

Sin embargo, la ola popular que se ha desatado puede llevar a que los cambios vayan más allá de los maquillajes, como en Suramérica, cuando en 2005 se le puso punto final  al ALCA con la alianza de Brasil, Argentina y Venezuela.  O tal vez abrace un sendero más radical, a partir de las motivaciones de los miles de jóvenes sin trabajo que han tomado las calles de El Cairo y del sentimiento de humillación  que late en el subconsciente de esas poblaciones por la situación de Palestina. Por el momento, las compuertas ceden, nuevos actores emergen. Tal vez un modelo fresco de democracia se imponga, se comience a poner fin a las grandes desigualdades sociales y se reconstruya una visión nacionalista.  El abanico está abierto.

 
Top