Sergio Pérez llega a la F1 de la mano de Carlos Slim

ORIOL PUIGDEMONT

En la fórmula 1 actual, casi es más importante contar con un buen padrino que despuntar con un volante entre las manos. Precisamente por eso, la incorporación de Sergio Checo Pérez a la parrilla era cuestión de tiempo. El piloto mexicano, nacido en Guadalajara hace 21 años, entra en el circo de la mano del hombre más rico del mundo.

Carlos Slim ha convertido el Sauber C30, presentado por Pérez y el japonés Kamui Kobayashi en el circuito de Cheste, en un panfleto que anuncia algunas de sus empresas. El coche es blanco, sobre la tapa del motor luce el logotipo del operador Claro y más atrás puede leerse Telmex, dos de las compañías que forman el imperio de Slim, cuya fortuna, según la revista Forbes, asciende a 39.300 millones de euros. Los dos mexicanos, además, han actuado como reclamo para otras marcas del país, como el Tequila José Cuervo, que también aparece en el morro del bólido.

“¡Se ve muy padre!”, dijo Pérez, el subcampeón de la GP2 del curso pasado, mientras posaba para los fotógrafos. El próximo 13 de marzo, cuando se dé la salida del Gran Premio de Bahréin, México volverá a tener un representante al volante de un bólido de F-1 30 años después de que Héctor Alonso Rebaque se alistara en el Gran Premio de Las Vegas, en 1981 (solo completó 20 vueltas).

“México está emocionado, la gente me apoyará durante la temporada y eso es una gran motivación. Espero que acaben contentos con mi trabajo”, dice Pérez, que el jueves ya rodará con el nuevo prototipo en el trazado valenciano. “Tengo buenos patrocinadores y estoy encantado con todo el respaldo que he recibido”, ha destacado el corredor de Jalisco, que, de esta forma, se convierte en el quinto mexicano en participar en Mundial de la especialidad, tras los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez, Moisés Solana y el mencionado Rabaque.

Tras una temporada en la que el equipo pasó por muchas estrecheces, la entrada de capital mexicano ha caído como agua de mayo en Sauber, que no descarta que lleguen más patrocinadores del país latinoamericano. “Nunca hay suficientes, el coche aún tiene espacios en blanco. Esta es una incorporación que nos abre el mercado en esa región”, ha remarcado Monisha Kaltenborn, consejera delegada de Sauber. Por más esfuerzos que haga el equipo para tratar relativizar la importancia que ha tenido el desembarco de Slim como patrocinador con el fichaje de Pérez, es evidente que una cosa ha llevado a la otra.

www.wikipedios.com

 
Top