“Por unos votos en la OEA se abandona la reclamación con Guyana”

Emilio Figueredo “Venezuela y Colombia son en todo sentido complementarios”

MERCOSUR en ningún sentido nos favorece, nos conviene la cooperación con los países andinos. Cuba tiene que buscar un acuerdo con Estados Unidos y Europa para salir de la crisis. Los regimenes militaristas tienen su principal enemigo en las redes de la internet, señala  el fundador y director de Analitica.com

Manuel Felipe Sierra

Hace  15 años nació Analitica.com el primer portal 2.0 del país, uno de sus promotores, el abogado e internacionalista Emilio Figueredo,  quien además tiene una vasta experiencia en el mundo diplomático, ha permanecido durante ese tiempo al frente de un proyecto atento a los cambios e innovaciones del mundo digital. En ese lapso, Figueredo avanza en el análisis y la valoración de los hechos más importantes del escenario internacional. Sobre su experiencia como editor y su visión de las nuevas revoluciones árabes, la apertura de Cuba, las relaciones con Colombia y la reclamación venezolana sobre el territorio Esequibo, habla para los lectores de “ABC de la Semana”.

Analitica.com, el portal pionero de la comunicación digital en el país llega a los 15 años. Cuéntanos la historia de esta valiosa iniciativa.

Si, analítica.com cumple justamente en  febrero quince años ininterrumpidos en la red como una plaza pública de opinión y tolerancia para los venezolanos. Es una publicación que hoy en día alcanza 1.200.000 visitantes únicos por mes, es decir en  computadoras IP, por eso seguramente llega a un  numero mucho mayor de personas, ello tiene, una gran trascendencia no sólo para Venezuela si no en el resto del mundo.

Además a lo largo de estos años de alguna manera el producto ha ido asumiendo los cambios que se registran  en la comunicación digital

Si, por supuesto, nos hemos ido adaptando a todas las modalidades, desde hacer los primeros esbozos de una televisión por internet, que por cierto regresará en los momentos que sean más factibles; acompañamos la expansión de Youtube y en general todas las experiencias tan cambiantes en este mundo de la comunicación digital. Pero acabamos de dar un paso que yo considero muy relevante y es regresar a algo que se había perdido en Venezuela, como son las revistas mensuales, publicaciones que tengan un centro temático pero que al mismo tiempo sean diversificadas, interesantes y parecidas a las que han tenido mucho éxito en otras partes del mundo como en Estados Unidos  el  Atlantic Monthly , New Yorker, o en el caso de nuestra región Gatopardo.

Hablamos de los cambios en el mundo digital y el  fenómeno de las llamadas redes sociales. Por cierto que ahora con lo que esta ocurriendo en los países árabes estas redes han demostrado su eficacia como movilizadoras de la opinión y articuladoras de la acción colectiva.

Si, definitivamente las redes sociales, son mecanismos de comunicación, que configuran un verdadero fenómeno, eso que se llama “la inteligencia colectiva”, es decir, la velocidad de comunicación a través de twitter, facebook, o a través de tantos otros mecanismos, hacen que los fenómenos ya no sean locales, si no que  sean locales, regionales y mundiales al mismo tiempo, es decir; un venezolano, un australiano, un chino o un tunecino pueden seguir al instante lo que esta sucediendo en Egipto, porque los vasos comunicantes son mundiales y eso hace que exista una comunicación en dos sentidos; una donde se están produciendo los hechos y  otra  la reacción y el soporte frente a esos hechos que vienen de las más variadas regiones del mundo.

Emilio Figueredo: analitica.com pionera en el periodismo digital venezolano.

LA REALIDAD IMPONE LA REFORMA EN CUBA

Esta de moda el tema de los  países árabes, pero también hay un caso muy cercano como el de Cuba, donde podemos decir que  en la llamada apertura, ha jugado un papel importante la internet. El caso de la bloguera Yoani Sánchez tiene mucho que ver en lo que esta ocurriendo en la isla.

Si, definitivamente eso que tu dices  mas las condiciones especificas y objetivas de Cuba impulsan esa realidad; pero no solamente la bloguera Yoani Sánchez si no que también se han hecho  serios y profundos análisis sobre la realidad cubana que se vienen publicando  en los últimos años, te puedo citar por ejemplo el caso del profesor de historia, Pedro Campos, antiguo miembro del servicio exterior cubano, que viene haciendo planteamientos muy serios sobre la necesidad de reformas, de autogestión, de cooperativas y todas estas cosas que estamos viendo. Cuba vive  un debate ideológico que  por algún tiempo no se veía porque estaba cerrado y ahora a través de estos medios uno está perfectamente enterado de todo lo que está sucediendo y la efervescencia que hay  allá, y que va a conducir a  unos cambios que van en una dirección totalmente contraria a lo que estamos viendo en Venezuela. O sea Cuba está buscando un entendimiento claro con Estados Unidos y Europa que es la única manera de salir de la crisis; porque ya Venezuela no es sino una gota de agua en el océano de las necesidades que ellos tienen.

Hay otro tema que es muy cercano y  que tú has manejado directamente, que son nuestras relaciones con Colombia. Las relaciones colombo-venezolanas durante el gobierno de Uribe fueron de confrontación. Y  ahora con el gobierno de Santos han cambiado de tono.

Bueno primero creo que hay una realidad subyacente que no lo pueden negar los gobiernos de Colombia y Venezuela y es que ambos países son en todo sentido complementarios, y que esa complementariedad es necesaria  para que sirva  de contrapeso junto con el resto de los países andinos al neo-expansionismo brasileño. Nosotros hablamos siempre del imperialismo norteamericano y silenciamos el imperialismo brasileño, y para algunas personas con el tiempo inclusive, el imperialismo brasileño  seria mucho más peligroso  de lo que ha podido ser el norteamericano.

¿Y por qué?

Porque a través de su expansión comercial y su forma unilateral de ver las relaciones e impedir en muchos casos que existan ejes de contrapeso, a aqellos que no sean de su dominio, hacen que realmente la desproporción entre el poderío económico de una nación que está entrando en el primer mundo, y una serie de naciones que entre si están relativamente desunidas, hace que Brasil  pueda trabajar las relaciones en forma bilateral. Por ejemplo  en el caso de Venezuela, estamos hablando de 9.000 millones de  dólares de exportaciones brasileñas a Venezuela y Venezuela sólo exporta entre  700-800 millones de dólares, es decir, es una relación asimétrica.

Hemos comprometido más allá de lo tolerable los términos para una eventual solución a la reclamación del territorio Esequibo.

La única posibilidad que había de llegar a un comercio más compensado era con  el fortalecimiento del pacto sub-regional andino, porque este pacto  funciona en la medida en que Colombia y Venezuela funcionen como una unidad; porque existe  la ventaja del  Pacifico, o sea que existen otras alternativas de exportación y en segundo lugar  por que no hay economía mas complementaria que la venezolana y la colombiana. Lo que pasa es que muchas veces hemos tenido conflictos por razones de tipo histórico, por frustraciones en los problemas de las delimitaciones, porque seguimos viviendo en el siglo XIX hoy cuando estamos en el siglo XXI. No tiene sentido trabajar en una integración polarizada por Brasil en el  MERCOSUR.

El MERCOSUR para algunos especialistas no es un escenario de integración sino mas bien un acuerdo comercial  entre Argentina y Brasil.

Si,  es verdad y es un acuerdo comercial que en ningún sentido nos favorece, a nosotros lo que nos interesa, lo que nos conviene es reactivar, y lo lógico es reactivar la cooperación con los países andinos.

Y  a partir de ahí llegar a acuerdos con MERCOSUR por ejemplo

Esta ha sido la experiencia de integración del mundo entero. La integración se va haciendo por bloques, es como que si los países de Europa tuvieran que negociar uno  a uno con Alemania imagínate tu lo que hubiera significado, se creaban contrapesos, y  esos contrapesos se podrían llamar Francia o Inglaterra. Si tú haces una integración  sin contrapeso tú lo que eres es simplemente un peón en un objetivo que es distinto a tu interés  como país. Y eso no puede verse solamente  en términos geopolíticos si no que hay que verlo en términos fundamentalmente económicos y en la posibilidad de desarrollo de cada uno de los países de la región.

Fíjate como se ha producido la expansión en Perú, como ha sido la expansión en Chile, y como sería esa expansión si este régimen, el venezolano, como esos países, tuviera políticas mas fluídas y mucho mas dinámicas. Pero lamentablemente ha habido ese desentendimiento colombo-venezolano que no es nuevo, que es un fenómeno histórico; pero creo que por encima de ello hay que llegar a acuerdos operativos y con el debido respeto por la soberanía de los dos países.

¿Pero  este momento no parece ser prioridad en la agenda de los dos países y menos de Venezuela?

No,  es evidente hay que apuntar hacia una dimensión mas importante. Venezuela por ejemplo, y este fue un objetivo de Brasil debe llegar al Pacifico y no tenemos a nadie que este planteando este tema con fuerza; tenemos que llegar al Pacifico para sacar nuestras exportaciones, para estar  en sintonía con los mercado que se desarrollen hacia el Este, y es obvio,  que quien nos daría y garantizaría una salida al Pacifico es Colombia.

“La ayuda de Venezuela es una gota de agua en el océano de necesidades de Cuba”.

“SE HAN COMPROMETIDO LOS INTERESES DEL PAIS”

Hay un tema que has manejado mucho y que  te ha sido muy cercano y que esta  un tanto diferido o postergado que es el tema de la reclamación con Guyana. ¿Que va a pasar con eso?

Este es un caso que algún día habrá que tomar decisiones internas de traición a los intereses del país por la actitud que ha asumido el presidente Chávez. Todo por asegurarse los votos suficientes en el CARICOM, hemos comprometido más allá de lo tolerable los términos para una eventual solución a la reclamación del territorio Esequibo. Se ha hecho todo lo posible, incluso se ha llegado hasta confesar que esa reclamación es consecuencia de un interés del “imperio”. A veces entre la ignorancia, la incultura y el oportunismo se le hace un daño terrible al país. Por esta vía se ha permitido que Barbados en sus delimitaciones se solape en zonas que en la reclamación que entre Trinidad y Venezuela le correspondían a Venezuela. El gobierno de Chávez se hace la “vista gorda” porque lo único que le interesa es tener los  trece o catorce votos del CARICOM para bloquear la aplicación de la Carta Democrática Interamericana de la OEA, y eso se llama traición a los intereses nacionales.

¿Y jurídicamente cual es la situación en este momento?

Prácticamente, ahora  se va  a seguir con el mecanismo de los buenos oficios; todo se deriva que cuando culmina la vigencia del Protocolo de Puerto España  creado durante el gobierno de Caldera para congelar unas negociaciones. Con base al Acuerdo de Ginebra a través del Secretario General de la ONU se fue en la búsqueda de una solución pacifica conforme al articulo 33 de la Carta del Organismo para encontrar un arreglo práctico y satisfactorio a la controversia.

¿Cuál fue el destino de las gestiones posteriores?

Venezuela y Guyana entraron en unas conversaciones en las cuales yo participé como embajador para la aplicación  del acuerdo de Ginebra y logramos establecer el mecanismo de los buenos oficios. Estos buenos oficios no están mencionados en el artículo 33 de la Carta de la ONU pero las partes acordaron que era un mecanismo que sigue siendo de negociación directa pero con la intermediación de un tercero pero que no decide, porque siempre decidirán las partes involucradas. Si ese proceso culmina y no se llega a un arreglo se darán otros pasos y con ellos se pierde el control de las partes en la negociación y se plantea la conciliación, el arbitraje y hasta la solución judicial. Mientras mas nos alejemos de un acuerdo práctico que supone términos económicos, de cooperación, etc. más probabilidades existen que la salida final no sea la más favorable para los intereses de Venezuela.

Por supuesto esta claro que el régimen no tiene interés en una solución del asunto

Sí, yo creo que el gobierno no tiene ningún interés en esa materia, siendo un asunto de tanta envergadura histórica, geopolítica y económica para el país  pero desgraciadamente nuestras políticas de fronteras lo más que podemos decir, es que han sido tradicionalmente  irresponsables.

 
Top