En PDVSA pasan los años y escándalos se repiten

Leopoldo Puchi

Enfoque
Leopoldo Puchi

elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

Se puede entender que en medio de la crisis del paro petrolero de 2002 y sin un personal calificado a la mano, el Gobierno haya tenido que apoyarse en el primero que se le presentara para manejar la industria, sin vigilar mucho su competencia o su honradez. Son situaciones especiales, como las guerras. Esto le dio la oportunidad a un poco de vivos para que se aprovecharan. Ok, se explica que en un primer momento haya sido así. Pero pasan los años y los escándalos se repiten. Los Antonini haciendo negocios en Argentina. El otro vendiendo dólares a Econinvest. Luego vino lo de Pdval. Y ahora, como guinda de la torta, lo del Fondo de Jubilados. ¿No es hora de que Rafael Ramírez pase a retiro? Bueno es cilantro pero no tanto.

Aunque la huelga de hambre sea un método de lucha que no se corresponde con el momento político y luzca artificial, no puede negarse que a las universidades no se les están dando todos los recursos que requieren para su funcionamiento. Así que, lo que queda, es que el Gobierno les haga una oferta financiera y que la opinión pública la conozca.

El Guri se llenó de agua hasta el tope, sin embargo Alí Rodríguez anuncia nuevos racionamientos y culpa del problema de la electricidad al despilfarro, sin tomar en cuenta el problema principal: el retraso del plan de las termoeléctricas. El desorden es tal, que es el propio sector público el que le adeuda más de 4000 millones de bolívares a Corpoelec.

 

Fondo de jubilados: bueno es cilantro pero no tanto

Flash NEGRO

El accidente nuclear que ha tenido lugar en Japón obliga a una reflexión sobre el capitalismo postmoderno, que se sustenta en el consumismo y necesita de manera incesante más y más energía, en un grado tal que sólo el petróleo o instalaciones nucleares pueden suministrar, con el peligro de destrucción de la biósfera en un caso y en otro, de una probable hecatombe como la que puede ocurrir luego del terremoto. ¿Otro mundo es posible?

Parte de las tensiones entre Henry Ramos y PJ y otros partidos tiene que ver con que AD se siente negreada en las gobernaciones de sus aliados. En la Asamblea, hicieron un acuerdo para puestos en la comisiones y no les han cumplido. Cada quien anda por su cuenta. El temor es que en un gobierno de Capriles Radonsky o Pablo Pérez, los dejen como la guayabera. 

Se sabe que en Libia las manifestaciones las reprimieron con violencia, de la misma manera que ahora  ocurre en Baréin, Argelia y Yemen. Pero lo especial en el caso libio fue que se dijo que los aviones habían bombardeado a grupos de manifestantes el 22 de febrero en Trípoli  y Benghazi, antes de que estallara la guerra civil. De acuerdo con las informaciones que se tienen hoy a la mano, por estudios satelitales, estos bombardeos no tuvieron lugar. Las agencias internacionales y los medios que publicaron la noticia están en la obligación de aclarar lo que ha resultado ser un engaño.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Exceso de unidad

Cuando se habla de unidad, en muchas oportunidades, se hace referencia a la transición chilena. Pero resulta que las circunstancias son muy distintas a las de Venezuela, comenzado porque en el país sureño de un lado estaban los socialistas del partido de Allende y los socialcristianos, y del otro los empresarios y la derecha. Aquí tenemos un cuadro distinto, porque estos últimos factores hacen parte de la oposición.

La derecha

La particularidad de Venezuela es que la oposición está integrada por diferentes factores, entre ellos la derecha, los empresarios y una gama de partidos de centro. En principio, esa pluralidad pudiera considerarse como una ventaja, pero ella se desvanece cuando se constata que esa supuesta diversidad no es tal, que en materia programática y de proyectos de país no existen diferencias y que en consecuencia hay, más bien, un exceso de unidad.

Rivalidades grupales

Claro está, la oposición en su composición es plural, lo que sobra son partidos, ONG, gremios empresariales, sindicales, medios de comunicación, etc. Pero las divergencias en la oposición se refieren esencialmente a las naturales rivalidades por intereses grupales y personales. Pero en materia de pensamiento político hay muy poca variedad y prevalece un pensamiento único. Por eso, lo más fácil siempre ha sido la redacción de un programa común. Es algo que pasa liso, con imperceptibles desencuentros.

Las primarias

Visto así, la oposición es como un avión con un ala muy larga y extendida, la derecha, y un ala tullida, de dimensiones homeopáticas, la progresista. Esto no es bueno, ni en la aviación ni en la política. Un exceso de unidad en el pensamiento programático opositor es perjudicial. Cuando hay diferentes ideas, distintas alas, se puede llegar a entendimientos y acuerdos. Pero cuando el horizonte programático es monolítico, la natural competencia de grupos e individualidades llega a abarcar un lugar tan preponderante que asfixia al hecho unitario mismo. Todo se reduce a debatir asuntos como… cuál es la fecha que más le conviene a cada grupo para las primarias.

 
Top