Cuentas oscuras


Luis Eduardo Muro
muro97@cantv.net

 

La guinda de la torta son los financiamientos que contrata el Gobierno y Pdvsa

 

El Gobierno Nacional lleva varios años sin rendir cuenta por los ingresos que recibe nuestro país y el uso que se da a esos recursos.

En 2011 se ha llegado a situaciones extremas. El presupuesto nacional fue calculado con el petróleo a 40 $/barril y las exportaciones de Pdvsa registran precios de 85,42 $/barril en enero, 87,83 $/barril en febrero y 99,79 $/barril en lo que va de marzo.

El Gobierno también recibe 100% más bolívares por cada dólar que ingresa al país producto de las devaluaciones de 2010 y 2011, que elevaron el tipo de cambio oficial de 2,15 BsF/$ a 4,30 BsF/$.

La guinda de la torta son los financiamientos que contrata el Gobierno y Pdvsa. Los créditos con China comprometen las exportaciones petroleras y se desconocen los costos reales de esas operaciones. En las emisiones de Pdvsa las tasas de interés son demasiado altas, como si se tratará de una empresa casi quebrada.

Pero ese volumen de ingresos no se refleja en la realidad que padece el país. Se mantienen artificialmente recortados los presupuestos de las gobernaciones y alcaldías.

Reducciones

Se han reconducido por 3 años seguidos los presupuestos de las universidades, lo que mantiene a un grupo de estudiantes y profesores en huelga de hambre solicitando recursos para becas, transporte, comedor y sueldos justos.

Las malas remuneraciones son generalizadas. En el sector salud hay manifestaciones de médicos, enfermeras, empleados del Seguro Social, etc. Lo mismo ocurre con los maestros y hasta con los programas de alimentaciones de los niños.

Los servicios públicos padecen una desinversión crónica. La crisis del sector eléctrico continúa. La situación de las autopistas y carreteras es deprimente.

Y ni hablar de las empresas del Estado. ¿Cuándo van a enfrentar la crisis de Guayana?, por ejemplo.

Aquí sigue vigente la pregunta: ¿dónde están los reales?

 

 

 
Top