Sopa de cebolla

OMAR E. GOMEZ M.

OMAR E. GOMEZ M.

La cocina francesa es un patrimonio de la humanidad. Su historia es extensa y llena de anécdotas. En París -cuna indiscutible del buen comer-, son muchos los restaurantes que mantienen la tradición. Uno de ellos Aud Pied de Cochon, en 6 Rue de Coquiliére, se ha convertido en leyenda con toda su carga de años desde el viejo y desaparecido mercado de Les Halles, que fue derrumbado para dar paso al centro cultural George Pompidou Allí, en las madrugadas frías, coincidían  señoritos, verduleros, carniceros y bohemios, para disfrutar su espectacular sopa de cebolla, tal como la disfrutan hoy día miles de turistas que visitan Francia. Aquí les traemos una receta especial al estilo francés, no es difícil ni tan costosa. ¡A la Santé!

 

 

 

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de cebolla
  • 30 g de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 litro de caldo vegetal
  • 1/2 dl de vino blanco
  • 4 rodajas de pan baguette
  • 1 dl de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 60 g de queso rallado  Parmesano, Gruyere o Emental.

Elaboración

  1. Se derrite la mantequilla en una sartén grande, agregando las cebollas cortadas en rodajas finas.
  2. Se agrega la cucharada de aceite y se tapa por unos 15 minutos.
  3. A continuación se agrega la cucharada de azúcar y se deja cocinar a las cebollas unos 40 minutos, revolviendo a menudo hasta que se vuelvan de color dorado.
  4. Se espolvorea la harina sobre las cebollas, se remueve y se añade el caldo vegetal hirviendo.
  5. Se agrega el vino con sal y pimienta.
  6. Se cocina la sopa durante 30 minutos.
  7. El pan se tuesta en el horno untado de aceite de oliva con unos ajos machacados.
  8. Cuando se sirva el plato, se coloca la sopa en tazas refractarias, con una rodaja de pan y queso rallado con un poco de mantequilla derretida.
  9. Se introduce en el horno a 175ºC durante unos 20 minutos.
  10. Finalmente se gratina la sopa durante 3 minutos y se sirve inmediatamente.

La sopa de cebolla gratinada supone un original modo de consumir un plato tan tradicional como éste. El ingrediente principal del plato es la cebolla, un alimento rico en diferentes vitaminas, minerales y sustancias con acción antioxidante. Si bien para la elaboración del plato se requieren alimentos de un contenido graso elevado como es la mantequilla y el queso, por lo que el valor calórico de la sopa va a verse incrementado. Para tapar la sopa se utilizan rebanadas de pan que van a aportar al plato una buena cantidad de hidratos de carbono complejos. Pero esto, bien vale la pena una vez al año.

 
Top