El pitcheo de los Marlins es de primera categoría

Aníbal Sánchez

Jorge Ebro

Las rotaciones de Filadelfia y San Francisco aparecen como nubes que amenazan los sueños del resto de los conjuntos en la Liga Nacional, pero los Marlins creen que la suya estaría en condiciones de pelear con las de esas dos potencias.

“Sin duda alguna, a nosotros tienen que mencionarnos cuando se hable de pitcheo’’, expresó el dirigente de los floridanos, Edwin Rodríguez. “La rotación es un punto muy fuerte para esta temporada y ojala nos haga jugar partidos importantes en septiembre’’.

Ciertamente, varios analistas comienzan a advertir el potencial de un pitcheo de primera línea liderado por Josh Johnson y continuado por Ricky Nolasco, Javier Vázquez, Aníbal Sánchez y Chris Volstad.

Johnson lideró el Viejo Circuito en efectividad con 2.30 y estuvo en la discusión del Cy Young, el venezolano Sánchez dio muestras de consistencia al ser el mejor del staff en innings trabajados con 195, y Nolasco tiene la segunda mejor correlación entre ponches y boletos (4.44) en la liga.

El puertorriqueño Vázquez, por su parte, debe beneficiarse de su traslado de la Liga Americana, porque en su temporada previa con los Yankees su promedio de carreras limpias ascendió a 5.32; mientras que en el 2009, con Atlanta, su efectividad se mantuvo por debajo de 3.00.

“La temporada pasada quedó atrás. Fue una temporada difícil. Un mal año lo tiene cualquiera. Además ni siquiera ha sido el primer mal año mío’’, indicó el ponceño, quien quedó cuarto en la votación del Cy Young con los Bravos. “A mí, particularmente me gusta más lanzar en la Liga Nacional, porque puedo batear. En otras palabras estoy más involucrado en el juego’’.

Sólo Volstad, al final de la rotación, es un signo de duda, pues en las dos últimas temporadas ha redondeado una efectividad de 4.88 y es, de los cinco, el que más jonrones ha permitido en ese lapso.

Pero la verdadera prueba para los brazos de los Marlins será la durabilidad.

El mismo Johnson -que fue sometido a una operación Tommy John en el 2007- perdió a causa de molestias en el hombro el último mes de la contienda, lo mismo que Nolasco, quien no pudo ir más allá de los 157 capítulos por una lesión en la rodilla.

Mientras tanto, los peces cruzan los dedos por el venezolano Sánchez, quien entre el 2009 y el 2007 había perdido grandes porciones de esas temporadas por múltiples problemas de salud.

“Han trabajado duro en la primavera y todo apunta que trabajarán la temporada en gran forma’’, agregó Rodríguez. “Si se mantienen saludables, vamos a dar la pelea, porque talento sobra’’.

¿Y Filadelfia y San Francisco?

“Yo creo en los míos’’, recalcó Rodríguez. “Y en un día cualquiera le pueden ganar a cualquier equipo’’.

Fuente: El Nuevo Herald

 
Top