Comunista millonario

Sammy Eppel

Sammy Eppel
sammyeppel@gmail.com

¿Quién no conoce alguna familia que de pronto y de la nada está “forrada” de billetes?

 

Cada vez que Chávez se lleva su circo en una gira, los chulos y vividores de la izquierda comunista montan tremenda fiesta y no es para menos. Son a veces hasta 4 aviones con un séquito digno de un emperador y muchos dólares en efectivo. Esta vez no podía ser la excepción, dondequiera que llegaba lo recibía una masa delirante todos con la mano extendida, pues Chávez es conocido en todo el planeta como el gran fabricante de millonarios.

A la patria de Bolívar le han entrado en los últimos 12 años la bicoca de más de mil millones de millones de dólares, una cifra tan estratosférica que inteligentemente aplicada hubiese convertido a Venezuela en el país más próspero del mundo. Pero buena parte simplemente desapareció. Fortunas de tal magnitud no se pueden guardar bajo el colchón y las personas que lo tienen no son marcianos, son gente de carne y hueso con nombre y apellido y deben ser decenas de miles. ¿Quién no conoce alguna familia que de pronto y de la nada está “forrada” de billetes y que hoy viven la vida loca aquí, en el Imperio o en Europa?

La incongruencia dadivosa de Chávez es de tal calibre que mientras los estudiantes tienen que pasar un mes en huelga de hambre y coserse la boca para que el magnánimo les aumente la beca en 5 dólares al mes, una universidad foránea recibe 10 millones de dólares en un instante a cambio de un gran aplauso. Mientras aquí los apagones eléctricos son la norma, en Bolivia el hiperlíder inaugura una planta generadora. Nadie pone en duda la generosidad de Chávez, y si él quiere donar su propio dinero, no hay problema, lo que pasa es que lo hace con dinero ajeno y eso es corrupción.

 

“Un hombre puede morir por su país, pero un país no puede morir por un hombre” ¡Será!

 

 

@ELUNIVESAL

 
Top