¿Le falta democracia a la MUD?

Carlos Ochoa

Carlos Ochoa
ochocarlos@gmail.com

El tema de la fecha de las primarias de la oposición se ha convertido en el centro del debate de la MUD y de los factores de la alternativa democrática, ciertamente conviene tomar una decisión oportuna que no deje heridas profundas en la alianza casi perfecta que se requiere para derrotar a Chávez en 2012.

El tema de la fecha de las primarias de la oposición se ha convertido en el centro del debate de la MUD y de los factores de la alternativa democrática, ciertamente conviene tomar una decisión oportuna que no deje heridas profundas en la alianza casi perfecta que se requiere para derrotar a Chávez en 2012.

Sin embargo,  a pesar del enorme esfuerzo que se hace por presentar al país una fuerza opositora unida, el entramado político que se está construyendo desde la MUD está dejando fisuras que corren el riesgo de agrietarse peligrosamente con un sismo de mediana intensidad. A la pregunta de: ¿cuándo deben realizarse las primarias opositoras?, las respuestas de los actores políticos no aclaran el fondo del problema, que en mi opinión reside en si vamos o no a profundizar la democracia a partir de los resultados favorables de los últimos comicios donde se eligieron alcaldes y gobernadores en los estados con mayor población, y más recientemente diputados a la Asamblea Nacional.

Los distintos cronogramas de las primarias, y la escogencia por separado o en una sola elección  del candidato presidencial y los candidatos a gobernadores, responden en este momento a  intereses partidistas y personales que son legítimos pero no convenientes. Para trascender este escenario que el electorado asocia con el pasado de una democracia de elites, se debe insertar como discurso político para la toma de decisiones  a  la descentralización, pues es a partir de este modelo esperanzador de perfectibilidad del estado democrático, que tenemos que dar la batalla  al modelo  que pretende imponer Chávez con el denominado Estado Comunal inspirado en lo más retrogrado del socialismo real.

Asumir  la descentralización como eje del discurso político,  significa entre otras cosas, revisar si las reglas de juego que se están discutiendo en el seno de la MUD, son incluyentes o excluyentes para con los venezolanos que elegimos como gobernadores, que eventualmente pudieran aspirar a la candidatura presidencial.

Los gobernadores de Miranda, Táchira, Zulia y Carabobo están en este momento en un limbo, ya que si aspiran a la presidencia no pueden postularse para la reelección, dado que esto crearía confusión. Lo que más conviene en una política incluyente es estudiar la posibilidad de separación de las primarias, o bien garantizarle al gobernador que decida postularse a la presidencia, la reelección automática en caso de no salir favorecido.

La interrogante que hay que formular con respecto al tema de las condiciones de las primarias es: ¿le falta democracia y audacia a la MUD?

 
Carlos OchoaCarlos Ochoa
Top