Desafío desde Bengasi

La Pequeña Política
Espantapájaros

Avizor.uno@gmail.com

“Lo que por estar yo siempre en el mismo sitio, no veo y otros ven, lo trato de compensar pensando en lo que otros, por andar de rama en rama, quizás no alcanzan a advertir.”

Escrito para gente inteligente

 

Las cosas cambian y no son las mismas cosas

 

Les confieso que han sido muchas las noches de desvelo y de preocupación por llegarle  a la verdad en este enredo en que se ha convertido el mundo. Y les confieso, mis queridos pajarracos y pajaritas queridas, que hoy me voy a meter en honduras, porque aunque la responsabilidad mía es aquí, con las cosechas, cuidándolas de tanto pájaro bravo, por las noches es mi pensamiento el que vuela… y vuela tanto, que últimamente me desvela.

 

Las cosas cada día cambian y uno a veces, me imagino que a Uds. también les ocurre, uno a veces no sabe bien donde está parado. Tomemos el caso de Egipto y Túnez, por ejemplo, de la noche a la mañana, sus gobiernos desaparecieron y luego el huracán siguió hacia Trípoli, Damasco y Yemen. Pero eso no es todo, porque al cambiar una pieza, en el medio oriente, todo el ajedrez cambió.

 

Como cambió Egipto, que era factor de estabilidad en el mundo Árabe, por ser el país más grande, ahora los mismos árabes no quieren seguir corriendo el riesgo de permitir que la alianza que ha existido por décadas entre Irán y Siria continúe, promoviendo conflictos de toda índole en Líbano, entrenando y estimulado el Hizbolá, haciéndole llegar armamentos al Hamás, y todo para mantener ardiendo la disputa contra Israel, y así estimular el odio, y tener más voluntarios radicales que reclutar.

 

Resulta que Irán es fundamentalmente chiita, y los países árabes son mayormente sunitas, escuelas diametralmente opuestas del Islam (se imaginarán Uds. el puñal que me he tenido que meter para aprenderme todo esto). Y por ser en el fondo enemigos irreconciliables los sunís y los chiitas, al menos en lo político, prefieren tener a un Israel neutralizado, aunque no lo puedan decir en público, que a los persas de Irán impulsando la insurrección, y para colmo desarrollando su bomba nuclear.

 

Entonces, la han cogido contra Assad, dictador de Siria desde hace diez años (más los treinta de su papá) porque teniendo su pueblo ya de por sí alzado en su contra, debido a la pobreza en que vive y porque quiere libertad, ahora quieren que esa alianza con Irán termine. Total que lo que para Assad fue un apoyo hasta hace poco, ahora se le ha convertido en el eslabón más débil y lo más probable es que como Mubarak y Ben Ali, pronto tenga que correr.

 

La Corte Penal Internacional

 

Aquí, entre nosotros, en Latinoamérica, pasa igual. Ya Uds. van a ver que si gana Humala en Perú, como las encuestas hasta este momento están indicando, las cosas se le van a enredar a Águila Uno quien, por debajo de cuerda, lo ha venido ayudando, como lo hizo también la vez anterior. Pero eso lo trataremos después.

 

Y no es que ya no esté metido, Águila Uno, en un enredo, sin necesidad de que gane Humala. Águila Uno ha dicho que lo que ocurre en el mundo árabe nunca ocurrirá aquí porque la revuelta venezolana ocurrió en 1989, con el Caracazo. Puede que tenga razón… pero yo sé que está muy preocupado. Y no es para menos, sus más cercanos aliados, sus hermanos del alma, los portadores de la Espada de Bolívar, Ahmadinejad en Irán, Assad en Siria y Gaddafi en Libia, están todos, ahorita mismo, metidos en un berenjenal… y en cualquier momento caen.

Pero además, con lo de la droga, y las acusaciones de Makled, muchas de ellas sustanciadas por los gringos, las cosas se le están poniendo color de  hormiga. Fíjense en la declaración del McCain en Bengasi, el centro de operaciones de los rebeldes libios. Consultado sobre una salida política al conflicto, como la que ha sugerido Águila Uno, McCain, respondió algo que a mí mismo, que lo he seguido de cerca, desde que fue prisionero de guerra y luego se hizo senador, me sorprendió.  “la única solución política aceptable – dijo- supondría a Gaddafi junto con su amigo Hugo Chávez en la Corte Penal Internacional…”.

La respuesta del Senador

 

Mis queridos pajarracos, mis pajaritas queridas, hay que saber quién es McCain. Ya sabemos que compitió contra Obama, pero ese no es ningún yaperdí, yamefuí.

 

A los 30 años de edad, su avión fue derribado por los vietnamitas, y preso, se negó a ser liberado antes que sus compañeros de menor rango, privilegio que le quisieron otorgar sus captores para desmoralizar a los demás. McCain era hijo del entonces comandante general de las fuerzas norteamericanas en el Pacífico, Almirante John S. McCain Jr.

 

Su rechazo a la propuesta lo llevó a permanecer preso casi siete años, el preso que más años duró en cautiverio, periodo durante el cual lo torturaron de manera brutal para hacerlo ceder, partiéndole el brazo varias veces, y haciéndolo pasar hambre. Yo he podido ver las fotografías de la época. Con apenas 45 Kg. de peso, parece más bien un judío sacado de un campo de concentración nazi.

 

Se los cuento para que comprendan que McCain tiene una gran autoridad moral en la comunidad política norteamericana. Tanta, que un senador demócrata de tanto prestigio como Joe Lieberman, se declaró independiente, arriesgando su curul, para apoyarlo como candidato presidencial.  De manera que cuando un hombre ponderado y valiente como McCain, dice lo que dijo en Bengasi hay que ponerle atención.

 

El eje de la coca

 

Si yo fuera Águila Uno, ahora sí que estaría preocupado. Lo más importante que debe tener entre ceja y ceja McCain es el Eje de la Coca, que pasando por Venezuela, penetra centro América y México, poniendo en aprietos a los estados fronterizos norteamericanos, comenzando por Colorado, de donde McCain es senador.

 

Es tan grave la situación en el norte de México, Águila Uno, tú debes saberlo mejor que yo, que cinco estados están en manos del narcotráfico, y es tan grave la matazón que hace unos días, el gobierno gringo emitió su alerta máxima, pidiéndole a sus ciudadanos no viajar a esa región.

 

Y pensar que según Makled, que mucha autoridad no tiene, pero también, que es lo más grave, según el departamento del Tesoro norteamericano, unos cuantos peces gordos de tu gobierno, Águila Uno, y algunos generalotes de la FAN, están metidos en el meñeñe. A mí que no soy de carne y hueso sino madera y clavo, hasta vergüenza me da.

 

Perder

 

Pero hay algo más, mis queridos pajarracos. Algo que McCain no desconoce, pero es de orden geopolítico. Si gana Humala, Perú – como ocurrió con Egipto- dejará de ser factor de estabilidad en la región, y toda la cordillera andina, desde el altiplano de Bolivia hasta Cerro Negro, entre Sucre y Cumana en el oriente venezolano, pasando por Perú y el Ecuador, toda, toda, excepto lo que le corresponde a Colombia, quedaría en manos del Cóndor y el Condorte y también de Águila Uno.  Y eso supone que el Plan Colombia estaría efectivamente rodeado.  Si gana Humala, se activarán las alarmas, y como en Siria, una alianza con Perú se convertirá en debilidad.  Que enredo.

 

Apúrate Keiko, que Chávez te necesita.

 
EspantapájarosNo photo
Top