Contradicciones *

Luis Cisneros Cróquer

Luis Cisneros Cróquer.
nirguayork48@hotmail.com

 

Uno anda por doquier, escuchando voces y recogiendo opiniones. Algunas, para mí preocupantes, pues provienen de amigos que considero de mucha lucidez. Se quejan de lo que consideran una conducta indiferente de la población que, según ellos, no se percata de la gravedad de la crisis y de los peligros que corren hijos y nietos ante el incierto futuro de la democracia y de los derechos humanos, si se produjera una nueva victoria de quienes detentan y abusan del poder.

Al reflexionar sobre el hecho, no puedo soslayar la conducta electoral agresiva y ventajista del Presidente de la República y de su partido, posiblemente impulsada por  constatar el malestar de la población, luego de 12 años de ineficiencia y corrupción. Recuerdo aquel mordaz comentario del Ciudadano Presidente cuando, refiriéndose a la oposición, pronunció aquella célebre conseja: “Por más que te tongonees siempre se te ve el bojote”; vale decir, aplicado al oficialismo, que no se puede ocultar lo que es público y notorio: El fracaso del gobierno socialista en materia de seguridad, de vivienda, de salud, de educación, de empleo, la corrupción, la inflación, la reducción de las reservas internacionales, el derroche de los ingresos petroleros, el control de los militares apelando a espías extranjeros, la entrega de recursos a otros países sin consultar al pueblo, de recursos económicos que hacen falta a los venezolanos, y etc.

Creo que estamos respondiendo con dilación, que estamos dejando que nos atropellen cuando hay que movilizar a la opinión pública denunciando el ventajismo, y tomar la calle como único escenario válido para protestar, aunque esté lloviendo. De lo contrario cuando llegue 2012, será como ir voluntariamente al matadero.

La gente que maneja la cuestión política y lucha contra el centralismo, debe ser consecuente con esa lucha frente a los partidos que quieren decidir todo en Caracas. Esa “Federación Centralista” es una combinación -como solía decir el Maestro Luis Beltrán Prieto- de morrocoy con chivo. Son enemigos pero amigos del centralismo y ello no permite que se valoricen las autonomías y los fueros regionales. Siempre hemos sido partidarios de la defensa de los derechos de la provincia, en especial en el orden político y social, no porque las federaciones sean malas per se, sino porque quienes se encumbran en la capital olvidan muy fácilmente los viejos compromisos.

Y ello, cuajado en el tiempo, propende a favorecer de alguna manera al régimen militar que, por naturaleza, es centralista y tiende a la usurpación


* Título original: El pecado del pesimismo

 

 
Top