El ABC de José Ignacio Moreno León – Rector de la UNIMET

José Ignacio Moreno León aboga por una reforma integral.

La Ley de Educación tiene que ser integral: del preescolar a la universitaria. Las universidades privadas gradúan más estudiantes que las públicas. Se imponen nuevos patrones de calidad para la enseñanza superior. Chile, Brasil y en alguna forma Costa Rica son ejemplos de avances educativos en América Latina, dice el rector de la Universidad Metropolitana de Caracas.

Manuel Felipe Sierra

La Ley de Universidades aprobada por la anterior Asamblea Nacional y cuya promulgación fue pospuesta por la presión de la comunidad universitaria a comienzos de año, sigue marcando el debate nacional. José Ignacio Moreno León, rector de la Universidad Metropolitana conjuntamente con los rectores de las demás  universidades privadas (y con el apoyo de las autoridades de las públicas) considera que es el momento de abrir un amplio debate para que una futura ley no se limite al ámbito universitario si no que determine la reestructuración global del sistema educativo. Su planteamiento se sustenta en diversas y consistentes razones que ahora expone para los lectores de ABC de la semana.

Usted ha insistido en la reforma integral de la educación en el marco de las discusiones que se realizaron para la Ley de Educación y la Ley de Universidades cuya promulgación fue pospuesta por Chávez ante un enorme cuestionamiento de la comunidad universitaria ¿Cuál  es la esencia de su razonamiento’

 

En el mundo se están viviendo cambios muy importantes que establecen nuevas reglas de juego a los países para lograr aprovechar las ventajas que ofrece el proceso globalizado y minimizar los riesgos que él mismo implica. Nosotros queremos entonces que la universidad forme profesionales con los valores suficientes para llevar a los países exitosamente a ese gran reto de la globalización; pero no podemos limitar las ideas de reforma a la educación superior porque obviamente la educación superior es la cúspide de todo un sistema que empieza desde el preescolar.

 

La calidad de la educación superior esta condicionada obviamente con los niveles de educación en las etapas anteriores

 

Si claro, la propuesta es que hay que pensar en la modernización de la educación integralmente desde el preescolar hasta la universidad y que eso nos lleve por ejemplo a revisar las inmensas fallas que tenemos por ejemplo en el bachillerato, porque se gradúan bachilleres que no reciben ni química ni física ni matemática, por existir un déficit de profesores en esas materias y por mas que uno no quiera, esos estudiantes van a ser estudiantes universitarios fracasados; y ahí el problema no es querer imponer una reforma o una nueva ley de universidades, sino convencer a todo el colectivo nacional de la necesidad de la modernización de nuestro sistema educativo a todos los niveles para que éste pase a  ser un empeño de los padres y representantes, de los medios de comunicación y obviamente del gobierno; pero no con intensión impositiva si no con la idea de encontrar los consensos necesarios para promover los cambios que se requieren.

 

¿Este criterio lo comparten las universidades privadas y también las universidades autónomas, experimentales, es decir las universidades públicas?

 

Bueno, un grupo de rectores de universidades privadas entre los cuales además de la Universidad Metropolitana y la Universidad Católica Andrés Bello, está la Universidad Católica del Táchira, la Universidad Rafael Urdaneta del Zulia, la Universidad de Margarita, y bueno yo diría que todas la universidades privadas. Por razones de una mayor flexibilidad en nuestra manera de relacionarnos, hemos querido constituir una especie de bloque para llamar la atención sobre este grave problema y desde luego que contamos con el apoyo de la Asociación Venezolana de Rectores de las Universidades Autónomas. Pero el problema no es trabajar en bloque si no lograr el convencimiento de todo el país sobre una cuestión que es obvia: la necesidad de modernizar la educación en Venezuela, algo que no puede ser producto de controversias. Nosotros estamos de acuerdo por ejemplo, con la opción de ampliar la oferta educativa, pero esa oferta educativa si no lo que se ofrece no tiene suficiente calidad, es sencillamente un fraude.

 

Pero es indudable que se ha incrementado notoriamente la participación estudiantil

 

Se ha incrementado pero no ha sido acompañada con criterios de calidad para que esa oferta ampliada cumpla con sus objetivos de formar los profesionales que el país requiere, es decir, comprometidos con el país y con los valores y principios que como buenos ciudadanos le permitan aprovecharse de las herramientas de la educación para trabajar en beneficio del colectivo nacional y sobre todo tomando en cuenta las nuevas circunstancias mundiales. Tenemos que entender que la sociedad hoy está  mucho mas integrada y un profesional tiene que tener esa visión global de las cosas.

 

“COINCIDO CON LA VISION DE LA UNESCO”

 

Existe la creencia de que la universidad pública y la privada son conceptos diferentes e incluso hasta antagónicos, ¿Es ello cierto?

 

Yo creo que ese esquema es absolutamente absurdo. Coincido con la visión de la UNESCO de que la universidad es una sola, la universidad es un servicio público que tiene posibilidad de ser ofrecido con recursos del Estado y también  ofrecido con recursos privados que se generan a través del pago de matriculas pero que se gestiona con la misma idea de servicio público. Las universidades privadas no son privadas en el sentido estricto de la palabra si no que se trata de una gestión privada pero cuyo servicio es el mismo que ofrecen las universidades financiadas por el Estado u otros sectores.

“No se ha incrementado la calidad de las universidades públicas”

La oferta universitaria por la vía de la llamada educación bolivariana se ha incrementado notoriamente, hasta donde ello ha significado también una expansión de las universidades privadas

 

La sociedad entiende que el progresos social y el crecimiento de la población presionan para que la demanda por la educación superior sea cada vez mayor;  y en verdad ha habido un crecimiento importante de las universidades públicas y privadas. Con un hecho interesante: a pesar de que el número de estudiantes inscritos en las universidades públicas y bolivarianas es mayor a las privadas, el número de graduados, de egresados, es decir, de estudiantes que terminan exitosamente sus estudios universitarios es casi un 50%  mayor en las universidades privadas.

 

El planteamiento a las reformas integrales de la educación y el concepto de la “Nueva Universidad” registra experiencias importantes en otros países.

 

Los que ya tenemos unos cuantos almanaques en la espalda  tenemos que recordar que cuando Venezuela se inició en la democracia a finales de los años 50, habían países como por ejemplo Japón, destruido por la guerra y con una serie de deficiencias, en los que los ingresos estaban muy por debajo que los que tenía Venezuela. Es bueno recordar eso, porque Japón ahora es, después de los Estados Unidos, el segundo país más rico del mundo, el más industrializado del mundo y eso lo han logrado en los años durante los cuales, nosotros construimos la democracia contemporánea. ¿Por què Japón pudo hacer eso y nosotros seguimos anclados en el subdesarrollo?

 

¿Seguramente porque existía la creencia que la educación era una dádiva de los gobiernos y una responsabilidad solamente de los estados?

 

Exactamente, entonces la sociedad japonesa hizo un esfuerzo para modernizar su educación, para invertir en ciencia y tecnología; y actualmente Japón tiene alrededor de 5 o 6 dentro de las 30 universidades mejores del mundo. Tienen liderazgo mundial en robótica y en otras áreas del quehacer humano. Es el principal país productor e innovador en el campo automotriz;  pero yo insisto que eso se hizo en apenas 6 décadas, en esas 6 décadas nosotros hemos tenido la mayor abundancia de recursos producto de la renta petrolera que pudo haber tenido cualquier país a nivel mundial; y todavía seguimos anclados en un proceso que yo diría que en vez de significar un avance significa un retroceso en términos relativos, si tomamos en cuenta como se ha desarrollado Japón, y como también lo han hecho otros países como Finlandia, Corea, Singapur, etc.

 

“CHILE CON UNA VISION MAS PROACTIVA”

 

 

¿En el caso de Latinoamérica  hay algunas experiencias parecidas?

 

Si, esta el caso chileno. Chile con una visión más proactiva, más moderna, ha logrado pasearse por grandes etapas de transición democrática, hasta llegar a un proceso avanzado de desarrollo. Actualmente es el primer país que está entrando en el desarrollo en América Latina con menos recursos de lo que nosotros hemos manejado durante 6 décadas.

Hay un ejemplo de otra dimensión: Brasil. A finales del gobierno de Lula, hubo una reacción de la sociedad brasileña frente al gobierno para plantear la idea de que con todo el potencial de una gran nación desarrollada, Brasil necesitaba una gran reforma de su sistema educativo en todos sus niveles. Y en eso está empeñada la sociedad brasileña y se trata de un esfuerzo que comenzó con un pequeño grupo de empresarios con medios de comunicación social que lograron que se desarrollara una ola de atención en todo el colectivo a favor de una educación calidad. Ese reto fue aceptado por el gobierno y actualmente Brasil está en un proceso fundamental de cambios en ciencias, tecnología, reformas de educación primaria, secundaria y en sus universidades, alguna de las cuales tienen presencia importante a nivel mundial.

 

En otros países Latinoamericanos se trabaja en la misma dirección.

 

Aparte de Chile y Brasil pudiéramos decir que Costa Rica es otro de los países que toma ese camino; pero hay muchos que están aún  rezagados y en ellos pesa el populismo que influye para que no se logren pasos de avances. Está el caso de México. Hace ocho o diez años la Universidad Autónoma de México era un gigantesco garaje  de vehículos estacionados en sus facultades hasta el punto de que en ella había más vehículos que en la provincia de Québec, en Canadá. Y  está el caso de la Universidad de Buenos Aires es una de las universidades más grandes del mundo. Esas universidades, sin embargo, todavía tienen una carga de populismo que no las ha dejado avanzar al ritmo que avanza el mundo.

La universidad mexicana estuvo cerrada al generarse una gran protesta porque aumentaron los costos de algunos trámites administrativos. Porque el otro problema es el tema de las universidades gratuitas, el tema de la gratuita indiscriminada superior no tiene posibilidades de mantenerse. Y eso deteriora la calidad de las universidades públicas y generan los llamados “suicidios regresivos”,  es decir, el caso de los estudiantes que por mala calidad de sus universidades desertan y en muchos casos no tienen posibilidades de acceder a las universidades privadas. Por eso hay que procurar un sistema de matriculas que se puedan pagar con diversos  mecanismos de financiamiento.

 

El caso de China parece interesante en esta materia

 

Si claro, lo que ocurre en China es muy interesante. Cuando China entró en  la modernización uno de los primero cambios fue en la educación porque la “Revolución Cultural” quebró todo el sistema educativo. Es la visión futurista de Deng Xiaoping con la famosa frase que no importaba el color del gato si no que comiera ratones, que ese país entró en un sistema de economía de mercado que tiene mucho que ver con las grandes transformaciones educativas que han permitido que China tenga varias universidades de las mejores del mundo y un  impresionante proceso de desarrollo tecnológico.

Cuando un muchacho va al colegio, el padre compra dos libros, uno para el abuelo y otro para el niño; es que el compromiso de la sociedad es tal con la educación que los mayores ya retirados con el aprecio que ellos tienen por el proceso educativo educa  también al muchacho cuando éste regresa a casa. Esto hace que la educación sea prácticamente continua, permanente, de 8 o 10 horas de enseñanza en la casa, la cual resulta indispensable para que el estudiante entre en la universidad. Allá las universidades son sumamente exigentes y mientras más calidad ofrecen son más exigentes, así se explica que China haya tenido un crecimiento del 10% durante más de 20 años.

 

Su planteamiento es inobjetable en el marco de una democracia convencional, pero la situación venezolana es distinta: la educación en el país responde a un modelo de dominación totalmente divorciado de esos valores y criterios.

Yo considero que el esfuerzo que estamos haciendo va dirigido más que todo a concientizar a la sociedad, a los venezolanos y tomando en cuenta los factores que señalas, consideramos también que estamos en una sociedad mediática, porque parte de la “gran revolución” que  está avanzando en el mundo tiene que ver con la preponderancia de los medios de comunicación; y aspiramos que nuestros planteamientos que no son exclusivamente nuestros, que son planteamientos universales, del mundo que vivimos, puedan tener eco en todos los sectores del país.

Por esta vía, estamos convencidos de que cobrará fuerza un consenso nacional que convencerá al gobierno de que la reforma educativa integral es necesaria, indispensable; y en segundo término, que ella tiene que ser el resultado de un esfuerzo concertado, entre el gobierno, las universidades nacionales y privadas, los estudiantes, los profesores, los representantes, los ciudadanos, es decir, un esfuerzo de todos; es la única manera.

 
Top