La rodilla del Presidente

JESÚS HERAS –

El Presidente Hugo Chávez debía viajar esta última semana a Brasil… y de allí a Ecuador y  Cuba. Pero sus planes fueron abortados. La causa real pudo haber sido en verdad un derrame de líquido sinovial. Sin embargo, luego de que hace pocas semanas se suspendiera un viaje suyo a Colombia procedente del Cono Sur, alegándose razones que resultaron inciertas, existen – por qué negarlo- justificadas suspicacias.

La publicación en Londres por parte del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés), de un informe contentivo de los documentos extraídos de la computadora del jefe guerrillero de las FARC, Raúl Reyes, pudo haber sido el comienzo del viacrucis. Allí se da cuenta de las relaciones que han existido (en grado muy íntimo y generoso) entre nuestro Presidente y miembros del alto mando de las FARC, y la información triangula con un cuantioso aporte en dólares que, según la misma fuente, habría hecho el referido frente narco guerrillero a Rafael Correa, entonces aspirante a la Presidencia de Ecuador, en cuyo santuario ecuatoriano, cuidado, fue muerto el Jefe guerrillero, y hacia donde se habría dirigido el nuestro, de no cancelarse la cita, a celebrarcon su homólogo un nuevo triunfo comicial… que, para colmo, aún no se ha podido confirmar.

Para complicar aún más la situación, las revelaciones londinenses se produjeron en una fecha curiosamente coincidente con el arribo de Walid Makled a Venezuela, extraditado por Colombia habida cuenta de los  vínculos con el narcotráfico de que le acusa nuestra Fiscalía General de la República, y cuyos señalamientos públicos, los de Makled, lo vinculan con algunos miembros de alto rango del gobierno y de la Fuerza Armada Nacional, y por deducción lógica, a  éstos – directa o indirectamente- con el narcotráfico y las FARC. Tamaño enredo.

Hagamos un brevísimo paréntesis.

Que Brasil otorga elevadísima prioridad a integrarse por carretera (a través de Perú) a puertos del Pacífico no es  secreto para nadie. Que el consultor político de Lula ha venido dando orientación al candidato Humala, es algo muy conocido. Que internacionalmente Lula intenta alejar temores sobre la eventual injerencia chavista en la política peruana es un hecho constatable.

De allí que el viaje pudiera haber sido abortado, no por recomendación médica sino de la Cancillería brasileña, dado que su presencia, luego de las revelaciones del IISS, vulneraría aún más las posibilidades de triunfo de su aliado estratégico y – de perder éste – agriar las relaciones diplomáticas de Brasil con el futuro gobierno peruano.

Lo de la rodilla es otra historia. No hemos sabido que el Presidente Chávez haya vuelto a montarse en la lomita o que se haya deslizado en el plato, intentando robarse el home. Y, con seriedad, tampoco nos lo imaginamos “poniendo rodilla en tierra” o arrodillándose ante un altar.

 
Jesús HerasNo photo
Top