¿Qué hacer con la FAN?

Rocio San MIguel

Rocío San Miguel
rociosm@cantv.net
@rociosanmiguel

 

Es tiempo de desarrollar un programa que permita reinstitucionalizar y despolitizar la FAN

 

El 2 de diciembre de 2007 el pueblo venezolano, a través de un referéndum nacional, rechazó un proyecto de reforma constitucional presentado por el Presidente de la República dentro del cual, entre otras propuestas se encontraban: a) la de afianzar la militarización de la sociedad, activando a nivel constitucional la Milicia Nacional Bolivariana como quinto componente de la Fuerza Armada Nacional; b) modificar el nombre de la Fuerza Armada Nacional, por el de Fuerza Armada Nacional Bolivariana: c) activar, elevando a rango constitucional las regiones Estratégicas de Defensa Integral, un nuevo ordenamiento territorial de naturaleza militar; d) introducir la concepción del enemigo interno en las hipótesis de empleo del poder militar; e) e instaurar la llamada guerra popular de resistencia o guerra popular prolongada, como hipótesis permanente de conflicto, abriendo el control total del país al Ejecutivo Nacional, en nombre de la amenaza a la seguridad nacional. Hoy día resulta grotesco constatar que las propuestas realizadas para el sector defensa y Fuerza Armada Nacional están en pleno vigor, en franco desacato a la voluntad popular y confrontando el Estado de Derecho que representa la obligación de cumplir la Ley por parte de las autoridades especialmente de un país.

¿Qué hacer? La reinstitucionalización y despolitización del sector defensa y la Fuerza Armada Nacional es impostergable. ¿Cómo llevarla a cabo?: Esta pasa inexorablemente: 1) Por el cambio de gobierno en Venezuela como resultado de las elecciones presidenciales del próximo año. 2) Por concretar la realización constitucional y hacer cumplir la ley. 3) Y por adelantar otras medidas de carácter político, presupuestario, administrativas y técnicas que rápidamente impongan el propósito.

Pero hay más, será necesario relegitimar y revalorar a la Fuerza Armada Nacional ante los ojos de la sociedad civil, como también necesario será revalorar la sociedad política ante la mirada de los militares, cesando la deslegitimación y la descalificación como discurso oficial en el país.

La debacle que para la Fuerza Armada Nacional significarán los 13 años del gobierno de Hugo Chávez Frías, sin duda será un episodio de numerosos análisis en el futuro de Venezuela, sobre todo por la procedencia militar de su ejecutor, amén de significar un costo económico doloroso para la Nación.

 

Por ahora toca comenzar a desarrollar las líneas programáticas que permitan reinstitucionalizar y despolitizar la Fuerza Armada Nacional frente a una alternativa real de poder que conduzca los destino del país a partir del 2012, un asunto que más que factible encuentra desde ya interés en el propio seno de la Fuerza Armada Nacional, pues son sus miembros quienes entienden mejor que el modelo se agota, que la polarización y los extremos de la visión sobre la Fuerza Armada Nacional en Venezuela en nada contribuyen al entendimiento y que el asunto ha pasado a ser de orden existencial para la institución y sus miembros.

 


 
Rocío San MiguelRocío San Miguel
Top