Voluntariado socialista

 

Gerver Torres
gerver@liderazgoyvision.org
@gervertorres

La revolución venezolana es totalmente pagada y es, por tanto, totalmente burocrática


Aun los regímenes políticos más perversos tienen siempre algo, real o imaginario, que resulta atractivo a sectores importantes de la población. Las dictaduras, por ejemplo, se asocian con orden y seguridad. De la misma manera, las revoluciones socialistas, al menos en sus inicios, se asocian con contingentes de individuos que atraídos por un nuevo orden en el cual prevalecerá el bien común, realizan trabajo voluntario. La historia nos ha mostrado que eso no tarda en desaparecer y que casi siempre el trabajo voluntario en esos regímenes socialistas se transforma a la vuelta de un tiempo en trabajo forzado o muy mal pagado.

¿Dónde está el voluntariado de la revolución socialista venezolana? ¿Dónde están las “masas” o los grupos sociales organizados haciendo trabajo voluntario para atender algunos de los muchos problemas que padece el país? ¿Dónde está el llamado de los líderes de la revolución para que el pueblo organizado realice tareas de limpieza y saneamiento de áreas comunes, mantenimiento y reparación de infraestructura, vigilancia y lucha contra la delincuencia, entre otras? De eso no se oye absolutamente nada. La revolución venezolana es totalmente pagada y por tanto, totalmente burocrática.

No sólo es que no hay ningún componente de voluntariado en el socialismo venezolano; no sólo es que no hay ningún llamado o esfuerzo para promover la organización y participación del pueblo en la solución directa de sus problemas; peor que eso, hay una enfatización creciente en que es al Estado al que le corresponde resolver todos los problemas a toda la gente, y además pagando para ello. Misión tras misión; operativo tras operativo, todos llevan un mismo mensaje: el Estado debe responder por todo. A la gente no le corresponde ningún papel en la solución de sus propios problemas.

Algo que definitivamente no tiene el socialismo del siglo XXI venezolano es el glamour del voluntariado social.

 

 
Gerver TorresGerver Torres
Top