Emprendedores sociales

Bernardo Kliksberg

Bernardo Kliksberg
kliksberg@aol.com

 

“Un techo para mi país” está integrado por jóvenes profesionales, y estudiantes, que por vocación espiritual y humanitaria se propusieron ayudar a los que carecen de vivienda.

Enseñan a las comunidades pobres cómo autoconstruir viviendas dignas, económicas, y las apoyan en el proceso. Nació en Chile con el nombre de “Un techo para Chile” y ahora está presente en numerosos países de la región.

Hace poco, cuando el terremoto de Chile, mostró cuánto puede aportar un emprendimiento social de esta fuerza. Ayudó a construir 25.000 viviendas en tres meses. También tuvo un destacado rol en Haití.

Denuncia

Está lanzando un corto metraje en todo el continente sobre un país que llama “Precaria”. Denuncia a través de la voz de prominentes personalidades como Michelle Bachelet entre otras, que en esta América Latina tan rica potencialmente existe “Precaria”.

Son los 120 millones de personas que viven en tugurios, viviendas que no tienen las mínimas condiciones. Se llaman “Villas Miserias”, “Favelas”, “ranchos”, según el país, y son una afrenta ética a todos.

En África, en Nigeria, impresionado por la falta de instalaciones sanitarias, un empresario, Isaac Durojaye, creó otro emprendimiento social notable. Estableció una red de “Toilettes móviles dignos”. Están en lugares clave como estaciones de bus, mercados, áreas de gran tráfico.

En Asia, Muhammad Yunus, el Premio Nobel creador del microcrédito, desarrolló “Banqueros sin fronteras”.

Esa organización está integrada por especialistas en finanzas en actividad o retirados de asesoría de organizaciones de crédito para pobres.

En silencio

En América Latina, en muchos países, están trabajando dura y silenciosamente los emprendedores sociales, ayudando a las políticas públicas. Son notables, entre muchos otros, los emprendimientos de Caritas, la AMIA, la Red Social, la Fundación Cimientos, y la Fundación Claritas, en la Argentina, los de Haga Parte en el Brasil, los de Fe y Alegría nacido en Venezuela y hoy en toda la región, FundaAna en Venezuela, y muchos otros. Sin embargo, tienen limitados apoyos. Si los tuvieran sería aún mucho mayor su aporte.

Encuesta

En una reciente encuesta a universidades líderes en Estados Unidos, la mayoría está colocando como uno de los más importantes activos que puede tener el currículum de un aspirante, si ha desarrollado tareas de emprendeduría social.

 

Es hora de que se los valorice y se colabore activamente con ellos. Todos los días están mostrando que la pobreza no es inevitable, y que se puede restablecer el derecho a una vida digna para todos.

 

 

 
Top