El 400 % ganaba la “mafia de la cabilla” en la venta del producto Con retardo pagan cosecha de la caña

RODÓ EN LA BARRA…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com

 

Amaneció de golpe sin madrugada fría. El clarear del día me sorprendió abotagado por el sueño, sin claridad mental para recordar si era miércoles o jueves. El teléfono repica y es allí cuando caigo en cuenta que había pernoctado en un hotel de Acarigua. Luego del aseo y baño correspondiente salgo en busca de Rudecindo Argimiro Piñate, mi acompañante en este viaje, el cual nos viene revelando una Venezuela abandonada, deteriorada y cargada de problemas. Cuando toqué a la puerta de la habitación, Rudecindo Argimiro ya estaba listo. Rápidamente salimos al encuentro de Romualdo Crisanto Ceballos Maldonado, un viejo informante de mi red quien se radicó en estas tierras antes de que Concho Quijada, renombrado adeco en los años 60, se convirtiera en próspero hombre del campo.

 

El propio “robolucionario” Era un secreto a voces en Sidor pero nadie hacía nada por enfrentar a la “mafia de la cabilla”, que por más de dos años estuvo desviando cargamentos completos del producto para venderlas en el mercado negro nacional y en Colombia, con ganancias jugosas que sobrepasan el 400%. Luis Velásquez, director de comercialización de Sidor, está señalado como cabecilla de la banda, hombre de confianza del gobernador Francisco Rangel Gómez, quien lo define como “amigo y compatriota, revolucionario y encargado de las finanzas del PSUV en la región”. ¿El “propio robolucionario”?

Llegamos a un negocio de comida criolla donde nos esperaba nuestro amigo con un desayuno copioso con carne frita a la llanera, chicharronada, perico, queso rayado y de mano, natilla, arepas calientes, café con leche y jugo de naranja. El atracón fue bárbaro pero disimuladamente saqué del bolsillo de la guayabera una pastilla de Evigax, pues al consumir el último sorbo del café cremoso me acercaron un vaso de papelón con limón – solo para probarlo- lo que me produjo un desorden digestivo inesperado. Pensé en regresar al hotel, pero ya era tarde y tuve que correr mientras con voz quebrada decía; “ya vuelvo, voy a master”.

Una vez más el recuerdo de Brunilda me agobia: “por la boca muere el pez, tú eres demasiado glotón, Buenaventura”. Y me preguntaba ¿por qué carajo tuve que probar ese guarapo? Superada la contingencia regresé a la mesa para escuchar decir a Romualdo Crisanto que en el Central Río Guanare hay demasiadas irregularidades.  “Ese central azucarero lo tomó el gobierno hace dos años y PDVSA Agrícola ha invertido ingentes cantidades de dinero sin resultado alguno. Los mismos chavistas acusan a unos señores de apellido Honorato y Zulueta de estar metidos en un enorme fraude. También señalan a Ezequiel Pérez y Tiburcio Barrueta, quienes antes se vieron involucrados en las irregularidades del Central Azucarero Ezequiel Zamora ( CAEZ) en Barinas, donde nunca hubo culpables y hasta se llegó a señalar en la corrupción imperante a técnicos cubanos, a un ex ministro de Tierras y a oficiales de la GN”. Romualdo Crisanto pide café negro, pero evito la tentación. “El caso es, Buenaventura, que el Río Guanare lleva dos años en poder del gobierno con retardos para cancelar el arrime de las cosechas y tragando millones y millones, y ahora vienen a descubrir que Matteo Russonielo– propietario del central-, hace algún tiempo lo había negociado a un consorcio internacional establecido en Filipinas, que quiere recuperar su propiedad o entablar un juicio en cortes lejanas de Venezuela. Directivos de PDVSA Agrícola han reconocido el error  y anunciado que no pueden seguir manejando el Central Río Guanare. Lo peor es que nadie responde por el despilfarro”, indicó mi informante llanero.

 

Cabilleros y gobernantes, un negocio al descubierto

“Tú estás loco, chico”, escuché que me dijo Brunilda cuando le notifiqué que me requerían informantes del estado Bolívar. “Pobre Ford Fairlane”, añadió con tenue gimoteo que evidencia su amor por este portentoso vehículo que me lleva hacia Ciudad Guayana, para recibir información de la “mafia cabillera”. La promesa del presidente de ABC de montarle un motor nuevo y más poderoso a mi viejo Ford me envalentonó para irme hasta allá. Apolonio Primitivo Figueres  Amarista me esperó en uno de los portones de Sidor, donde, hasta hace poco, Luis Velásquez, prominente representante del PSUV en Bolívar, hacía y deshacía con los despachos de gandolas cargadas de cabillas Este caballero, me señaló mi amigo, era gerente de comercialización de Sidor, miembro de las juntas de transición de Orinoco Iron, Brigven ( Matesi) y Cemex, y directivo del equipo de fútbol profesional Mineros de Guayana, le faltó ser el novio de la madrina. “El tipo estaba en todo, también manejaba las finanzas del PSUV”. Se comenta que entre sus socios está el hijo del mandatario regional Francisco Rangel, Francisco Rangel Escobar, quien se habría marchado del país tan pronto capturaron a Velásquez. La mafia aseguraba en sus negociaciones ganancias de más del 400 por ciento  y tenía contactos internacionales para llevar el producto a Colombia donde era vendido a 1.000 dólares la tonelada, tres veces más caro que su precio en Venezuela”, apuntó. El mayor general Hugo Carvajal, director de la DIM, ordenó el desmantelamiento de la banda porque en el fondo atentaba contra la reelección de Chávez. Si no hay cabilla no hay Misión Vivienda y si no hay vivienda, no hay voto.

 

Ausencia es igual a olvido…

El Presidente Chávez violentó la Constitución al no dejar encargado del cargo al vicepresidente Elías Jaua. ¿Falta de confianza? ¿Temor a que aumenten los rumores ciertos de un chavismo sin Chávez? Sea lo que sea, el mandatario venezolano sigue convaleciendo en su segunda patria, Cuba, mientras aquí comenzaba a tomar cuerpo la organización de un recibimiento de héroe con paralización de las empresas del Estado – lo que es vital para que se vea gente en sus actos-,pero la sublevación de los reclusos de El Rodeo, las protestas de los damnificados, la calentura de los venezolanos con tantos apagones, la mafia de cabilleros de Sidor, el derrumbe de carreteras y puentes, amenazan con amargarle la fiesta. Como dice el viejo bolero: “ausencia quiere decir olvido” pese a las visitas de Fidel y Raúl.

 

Noti rápidas

¡La vaina es seria¡ Corpoelec no puede con la crisis de electricidad. Diariamente dispone de 700 megavatios para racionamiento en Venezuela, lo que no alcanza para nada. Una ciudad como Puerto La Cruz necesita a diario 100 megavatios. Es como un sorteo, usted nunca sabe cuando le toca el apagón

Cuando la policía de Barinas arremetió contra los muchachos de Javu demostró que el odio está por encima de sus funciones. Ahora, el Comité Paz y Vida denuncia asesinatos y desapariciones de más de 70 personas. Acusan a policías, a dirigentes del PSUV y a los directivos del Sindicato de la Construcción Numa Altuve, Adrián Báez y Argenis Landaeta. La última vez que Chávez visitó su tierra natal, los señalados estuvieron sentados a su lado.

Comentarios sobre Rafael Lacava no gustaron en la cúpula de El Carabobeño. El resultado fue la suspensión de la columna En Secreto de Pancho Pérez por espacio de dos semanas. Superadas las diferencias, Pancho volvió, pero con limitaciones en los elogios y críticas.

Concejales de Valencia siguen la pista a 116 millones de Bs. F aprobados para la Dirección de Salud. El dinero fue solicitado para botar desperdicios acumulados inexplicablemente desde el 2009. La misma directora de Salud cayó en contradicciones, lo que evidencia que es mucho dinero para retirar los desperdicios que no llenan un “cuartito”. Entretanto, la Contraloría Municipal sigue acéfala y no ejerce control sobre los gastos de la Alcaldía. ¡Qué manguangua¡

 
Top