Ahorrar para subsidiar al gobierno

Víctor Salmerón

VÍCTOR SALMERÓN
@vsalmeron
vsalmeron@eluniversal.com

En Venezuela no tiene sentido ahorrar, se trata de una economía donde quien deposita dinero en la banca observa cómo mes a mes sus bolívares pierden poder de compra y, a diferencia de años anteriores, prácticamente no hay escapatoria porque tras el cierre de las casas de bolsa ya no existe el refugio del dólar.

Las proyecciones oficiales apuntan a que en 2011 la inflación acumulará un salto de 25%, por lo tanto, ahorrar durante un año con las tasas de interés que la banca paga a quienes tienen cuentas de ahorro o depósitos a plazo, reporta pérdidas entre 12,5 y 10,5 bolívares por cada 100 bolívares colocados.

En este esquema donde quien ahorra pierde, gana el Gobierno. Como los bancos pagan poco a los depositantes, pueden prestarle muy barato al Ejecutivo comprándole masivamente bonos y Letras del Tesoro con bajo rendimiento.

De esta manera la administración de Hugo Chávez puede disparar el gasto público y cubrir el déficit de ingresos fácilmente. El resultado, es más inflación y pérdidas para quien ahorra.

En los primeros cinco meses del año el monto de los bonos y Letras del Tesoro que la banca le compra al Gobierno ha crecido 40% y todo indica que seguirá aumentando velozmente en el segundo semestre.

La posibilidad de que la inflación baje y los depositantes no registren pérdidas es remota. Actualmente un plazo fijo recibe una tasa de interés anual de 14,5% y la oferta de Nelson Merentes, presidente del Banco Central, es que después de 2012 la inflación será menor a 20%.

 
Victor SalmerónVictor Salmerón
Top