El reloj de las hazañas

 De una mente sin límites nace el modelo Oyster Perpetual Explorer.  El 29 de mayo de 1953, equipada con Rolex Oyster Perpetual la expedición de Sir Edmund Hillary y Tensing Norgay corona la cima del Everest. Como homenaje a esta proeza histórica y con el fin de hacer posibles otras muchas, nace el modelo Explorer. Desde aquel entonces Rolex no ha cesado en su búsqueda de nuevos horizontes en materia de precisión, robustez y fiabilidad de sus relojes, sobrepasando incluso los límites de la técnica para llevar siempre más lejos la aventura humana.

Exactamente 40 años después de su creación, el Oyster Perpetual Explorer II se rediseña para alcanzar la cima de la fiabilidad. Este nuevo modelo es el resultado de la fusión de la innovación técnica con el regreso a las fuentes estéticas. Su caja más grande de 42 mm alberga el nuevo calibre 3187 diseñado y fabricado enteramente por Rolex.

Contando con las últimas novedades tecnologías patentadas de la marca, como los amortiguadores de golpes PARAFLEX y la espiral antimagnética PARACHROM, aseguran una fiabilidad y una resistencia a los golpes sin precedentes. El brazalete está dotado con el nuevo cierre de seguridad OYSTERLOCK y con el sistema de extensión EASYLINK, para mayor comodidad.

 
Top