OLÍMPICO RECULE

Jesús Elorza

JESÚS ELORZA

Para el Comité Olímpico Internacional la aprobación de la nueva Ley Orgánica de las Actividades Físicas y Deporte, significa la descalificación de Venezuela en eventos deportivos del ciclo bolivariano, centroamericano, panamericano y de los juegos olímpicos.

Cuando el ministro se dirigía a la Asamblea Nacional para presentar su flamante proyecto de Ley Orgánica de las Actividades Físicas, el Deporte y la Educación Física, no dejaba de pensar, en que al fin habían logrado ensamblar un instrumento jurídico, que les permitiera acabar con la autonomía del sector federado, la libre asociación, la libertad de empresa y la descentralización.

En el recinto legislativo, el proyecto, sin discusión alguna, fue aprobado por la cámara en primera discusión y remitido a la subcomisión de deporte.

Las reuniones de la subcomisión fueron simultáneas con la movilización de atletas, dirigentes y entrenadores que en todo el país estaban pendiente con lo que ocurrirá con el texto legal.

La discusión permitió conocer los verdaderos alcances contenidos en el proyecto que se basaban fundamentalmente en una concepción autoritaria, autocrática, centralista que busca imponer un modelo totalitario en el sector deportivo.

El esquema de organización deportiva de equipos, clubes y ligas iba a ser sustituido por los Comités de deporte y recreación de los Consejos Comunales y las asociaciones por las Comunas. Mantienen a las Federaciones y al Comité Olímpico por ser estructuras necesarias para poder competir internacionalmente.

Las federaciones deportivas, notificaron de la riesgosa situación a sus respectivas organizaciones internacionales, que inmediatamente fijaron su posición al respecto rechazando la intromisión gubernamental. Manifestaron que de aprobarse esa ley lesiva a la autonomía del sector federado, Venezuela seria desafiliada internacionalmente.

Cuando esta notificación llego a las autoridades del gobierno, cundió el pánico y la desesperación. Es un proyecto, estamos abiertos a la discusión, es sólo un papel de trabajo, estamos abiertos a escuchar todas las observaciones, eran algunas de las frases vacías que se escuchaban decir a los voceros gubernamentales. Ya notificamos al Comité Olímpico Internacional en Lausana, Suiza, sobre los alcances “democráticos” del proyecto socialista y revolucionario para el deporte.

En ese momento, la secretaria notifico a su jefe, que había llegado un fax. Presuroso, el ministro intento leerlo, pero no entendía ni una papa de lo que allí estaba escrito:

om de fortsätter att anta denna juridiska missfoster kommer Venezuela att disenrolled från den olympiska rörelsen och får inte delta i någon cykel händelser Bolivar, Centralamerikanskt, Pan American eller olympiska spel.

Audazmente, pretendió decirle a los medios, que el texto indicaba un apoyo solidario e irrestricto al gobierno revolucionario y su proyecto de Ley. Todo se derrumbó, cuando uno de los presentes tradujo el texto enviado y dio a conocer el contenido del mismo: Si persisten en aprobar ese adefesio jurídico, Venezuela será desafiliada del movimiento olímpico y no podrá participar en ningún evento del ciclo bolivariano, centroamericano, panamericano ni en los juegos olímpicos. Y en alta voz agregó: denna fars är bara ett kast olympiska, que en criollo significa ¡esta farsa, es sólo un Olímpico Recule!

Fuente: Talcualdigital

 
Top