“VIVIMOS EN UN “CAOS ESTABLECIDO”, ES DRAMÁTICO EL DESMONTAJE INSTITUCIONAL

Cuando Chávez asomó su enfermedad se soltaron los “demonios conspirativos”. ¿Es un teatro, una crasa mentira? No sabemos la hipoteca que tenemos con los chinos, los hindúes, etc, señala el conocido profesor universitario y dirigente de la sociedad civil.

 

Macky Arenas

 

Graduado en la UCAB, magister en Historia y egresado del Programa de Estudios Avanzados de Teología. Lleva 29 años impartiendo clases en varias universidades. Escritor prolífico con dos libros en proceso. De profesión, abogado  constitucionalista, lo cual indica su pertenencia a una especie a la que hoy le cuesta encontrar su lugar bajo el sol, en esta tierra donde la ley es la voluntad de uno sólo sin ser Dios.

Álvarez sostiene que su experimento revolucionario se le ha ido de las manos a Chávez.

– Tenemos 12 años escuchando decir: “lo que hace el gobierno es inconstitucional”. ¿Será que la Constitución tiene lagunas o acá lo que hay es un desmadre?

– Comienzo por decir que eso de estar interpretando la Constitución en un país como este es un ejercicio literario de ciencia ficción. A veces uno se siente parte de una especie en extinción. Como respuesta diría que es una mezcla de ambas cosas. La Constitución tiene reguladas todas las situaciones que se han dado, pero no se ha aplicado. Esa es la realidad. Además está la anarquía. Vivimos en un “caos establecido”.  Es dramático el desmontaje institucional del país. Nada funciona como debe funcionar, razón por la cual los ciudadanos se sorprenden cuando algo marcha. Aplauden, por ejemplo, que alguien obtenga un pasaporte, que saque la cédula después de una cola de 5 horas.

Cuando se habla de situaciones anárquicas o preanárquicas, la referencia es a la masa, al pueblo, a la gente que se sale de borda. En Venezuela, al colocarse el gobierno al margen de la Constitución, ¿no es él quien fomenta la anarquía?

– Es así. Todo ha sido un plan exprofeso de destrucción institucional. Pero se les ha ido de las manos el experimento. Mire el tema carcelario. No tienen forma de controlar la situación. La corrupción ha acabado con los servicios públicos. El pueblo lo paga, reclama y el gobierno no tiene como responder. El tema del Poder Judicial, la impunidad absoluta que implica violencia y mayor delincuencia. Es una avanzada de anarquía que una vez desatada es incontrolable. Si instigas la violencia terminarás siendo su víctima.

– Pero si esa es la consecuencia, ¿qué se busca con  propiciarla?

 

– De alguna manera la controlan usando la fuerza y la represión, pero tarde. Otro ejemplo: la enfermedad de un presidente causa normalmente conmoción pues se crea una incertidumbre en el país que sólo se resuelve por la vía constitucional. Generalmente todos los factores políticos tienen mucho cuidado con el tema y la gente desarrolla cierta simpatía por quien sufre ese trance. En este caso, la gente ve la enfermedad de Chávez Frías como una maniobra más de las tantas que se han ejecutado, como parte del laboratorio de Fidel Castro y compañía. Otros dicen que se lo ha ganado por el daño causado a tantos durante muchos años. Para algunos hay que tener piedad y aprovechar la ocasión buscando un clima de diálogo. Pero lo cierto es que el país está sin norte a causa de los mensajes contradictorios que se envían desde el poder mismo.

– De nuevo, ¿qué sentido tiene todo esto, qué lectura se le puede dar?

 

– Estamos presenciando cómo el verdugo está pidiendo clemencia. Los que un día se burlaron de quienes sufrían persecución, ahora reclaman un comportamiento acorde con el difícil momento a la generalidad de la población.

– Eso recuerda la película “Cuando el destino nos alcance”… Sin embargo, aún considerando la posibilidad de la manipulación, la aplicación de la Constitución no restaría control al gobierno. Se encargaría el Vice Presidente y asunto arreglado. ¿Cuál es el problema?

– El problema es lo que no se sabe, es decir, las tremendas contradicciones en el proceso que comanda Chávez Frías, los conflictos y rivalidades dentro de sus filas. Lo más grave es el enfrentamiento entre civiles y militares. En la Asamblea Nacional hay dos Psuv, el militar y el civil. Jaua, el Vicepresidente, quien debía suplir la falta temporal del Jefe del Estado de acuerdo a la Constitución es un civil, vinculado a Fidel Castro, pero civil al fin. Los militares ven a personas tipo Jaua y Maduro como individuos que no cumplen ningún rol, distintos a ellos, no tienen vínculos.

EL VACÍO Y EL TEMPORAL

¿Esa no es una consecuencia directa del personalismo sobre el que se  asientan estos regímenes? Si anulas a los demás, al sobrevenir una crisis no tienes peones que rodar sobre el tablero…

– Definitivamente. Se produce un vacío y no hay quien capee el temporal. El otro factor es que la cabeza visible del mundo militar en ese sector en el cual se ha apoyado siempre Chávez Frías, que es Diosdado Cabello, está muy desprestigiado, más allá de lo que pueden estarlo el resto de los líderes del PSUV. Eso es trágico pues ni los militares aceptan que los civiles encabecen el poder y dirijan el Estado, ni los civiles van a  permitir que los militares los desplacen de los cargos, como es lo que está planteado.

 

– ¿Cómo podrían si no media un golpe de Estado?

– El plan para las próximas elecciones regionales es que los militares van a ocupar todas las alcaldías y gobernaciones por la vía de los votos. Ese es el gran proyecto, desplazar a los civiles con el apoyo de Chávez y de los cuantiosos recursos que maneja a discreción. Saben que eso va por ahí. Entonces el enfrentamiento es terrible. Chávez Frías entiende que no debe arriesgarse a colocar un sucesor que le signifique conflictos internos o simplemente que le tome  “gustico” al cargo.

– Pero para ello no hace falta inventar una enfermedad que diminuya y debilite la figura del líder…

 

– Vamos a considerar las cosas dentro una lógica más estricta: o es verdad o no es verdad que hay enfermedad. Si es verdad, Chávez Frías está haciendo un teatro, el que vimos desde Cuba, leyendo un mensaje conmovedor que toma por sorpresa a todos los sectores del país, pero a los pocos días regresa manifestando que tiene el control de la situación y anunciando una “segunda independencia”. Ello obliga a todos los medios y factores sociales de opinión a ocuparse de eso y olvidar la permanente emergencia en que vivimos los venezolanos.

 

“Hoy existe una crisis en el país. Hace falta un liderazgo definido y sólido”.

– ¿No corren el riesgo de que se les agote el recurso? Ya es mucha la gente que rechaza el tema porque les parece el cuento de nunca acabar…

– Así es. La otra tesis es que resulte un teatro completo montado desde Cuba como nos tiene acostumbrados esta dupla Fidel-Chávez. Eso tiene un riesgo altísimo. Pero, al fin y al cabo, todo depende de una respuesta que tienen que dar los factores democráticos del país.

De nuevo, ante la presencia de signos claros de ingobernabilidad y quiebre institucional, ¿no hay que ir al librito?

–  Lo primero que establece la Constitución es que ni en Venezuela ni en ningún país del mundo se puede ejercer el poder del Estado en otro país. Chávez Frías no se puede ausentar de nuevo y la Fuerza Armada Nacional está ante una responsabilidad histórica gravísima que roza la traición. Así se llama cuando un alto oficial de la FAN convalida la violación a la Constitución. Eso fue lo que hizo el que se trasladó a Cuba para avalar todo el proceso de desconocimiento de la Constitución que significaron esos días.

¿Cuál es el mecanismo Constitucional que procede?

 

– Si fuera verdad la enfermedad Chávez Frías tiene que manifestar cuál es su posición. De lo contrario el TSJ tiene facultad para nombrar una junta médica que estudie el caso. Del mismo modo, la Asamblea Nacional tiene dos vías: una es declarar que una falta temporal es absoluta y eso lo puede hacer, inclusive, por encima de los lapsos del permiso que ella misma ha concedido. La otra vía es declarar el abandono del cargo, pues no fue otra cosa la permanencia Chávez Frías durante tres semanas en Cuba. Si regresa al lado de Fidel, bajo cualquier excusa, así sea para un tratamiento, él está abandonando el cargo nuevamente.

– Todo parece indicar que lo va a hacer…

– Si lo hace es claramente un abandono del cargo e institucionalmente, si tuviéramos una Asamblea Nacional independiente, tendría que declararse inmediatamente el abandono del cargo y aplicarse la subrogación presidencial, de acuerdo a la Constitución.

Ellos insisten en que no hay abandono del cargo, que sigue al frente porque  decreta, ordena, autoriza así sea desde fuera…

– Repito que en ningún país del mundo se admite semejante cosa. El tema se puede consultar con cualquier constitucionalista de la nacionalidad que prefieran y le dirá que un presidente no puede ejercer el cargo desde otro país en forma indefinida. Eso es abandono del cargo.

– Alegan que no es indefinido, que viene y va…

–  Es indefinido desde el momento en que al país no se le ha hablado claro y no sabe a qué atenerse. No hay duda: es abandono del cargo y la obligación de la Asamblea Nacional, cosa que puede resolver por un voto de diferencia, es declararlo y proceder en consecuencia.

– La Asamblea dirá que lo ha autorizado con la facultad que la asiste para ello…

 

– Lo puede autorizar pero también puede cambiar de criterio ante una falta absoluta. Yo, siendo Chávez Frías, tendría mucho cuidado. Está jugando con muchas candelas a la vez. Las lealtades regionales están en veremos, pues los alcaldes y gobernadores seguramente saben que en las próximas elecciones van por ellos, los civiles, sean o no oficialistas. Eso lo vamos a ver.

“EL PAÍS NO ESTÁ PARA CÁLCULOS”

¿Y cómo queda acá la oposición, no la que ha surgido de los enfrentamientos intestinos entre oficialistas, sino la que se supone enfrenta al régimen?

– Desde mi perspectiva me plantearía dar un paso adelante en medio de este cuadro. Hay que adelantar el proceso de primarias. El país no está para cálculos. Cuando se estableció que las primarias se harían en febrero del 2012, se decidió a partir de un análisis político interno de cada partido. Hoy existe una crisis en el país. Hace falta un liderazgo definido y sólido. En segundo lugar, hay que generar una propuesta ante este vacío. En tercer término, trabajar el tema de la transición. No debemos permitir nuevas sorpresas. Los oportunistas toman decisiones en nombre de todo el mundo.

La oposición parece estimar que cuenta con mucho tiempo…

 

– No hay ningún tiempo. Desde el día en que Chávez Frías asomó su situación se soltaron los demonios conspirativos. Se activaron civiles y militares. El tema de esa activación debía ser la recuperación del país. Los militares deben recordar que son cómplices absolutos del proceso de desintegración de Venezuela. Manifestar lealtad absoluta a un presidente no es igual a manifestarla a un individuo que abandona el cargo y que se instala en Cuba a negociar con jefes de estado comunistas los intereses nacionales. Si quieren participar en lo que viene después, en la reestructuración democrática del país, tienen que tomar decisiones sobre temas álgidos como la relación que existe, por señalamientos directos, de algunos de sus miembros importantes con personajes como Mackled. Al menos tienen que investigar. Existe la jurisdicción militar.

– Si siempre han callado y otorgado, ¿por qué lo harían distinto ahora?

– Porque todo ha cambiado con un presidente que se para ante el país, se declara enfermo y confiesa que no puede seguir como lo venía haciendo al frente de los asuntos del gobierno. Ellos tienen que tomar conciencia de que aquí viene un cambio profundo.

Ha dicho que confía regresar a retomar las riendas.  Mencionaron al super-hombre de Zaraustra…

– Entonces es un teatro, una crasa mentira. Así no funciona la vida política de ningún Estado. Una nación no puede andar sobre el albur de lo que un individuo resuelva querer, por más poderoso que éste sea. Eso es lo que está pasando acá. Chávez Frías considera que sin él este país no podría existir. ¡Esa es la visión hitleriana! Hitler, hasta el último minuto, consideró que Alemania no merecía subsistir sin él. Y la llevó al caos más absoluto, a la desintegración.

 

_  Sobrevivió Alemania, lo que no aguantó fue su Reich…

_ Pero sobrevivió por la fuerza de un pueblo que se impone. Un pueblo débil jamás lo habría hecho. Un pueblo se basa en sus fortalezas, en su espíritu.

 

Venezuela, con otro panorama, ¿se recuperaría rápidamente?

– Hay que tener cuidado con eso porque no sabemos la hipoteca que tenemos con los chinos, los hindúes y otros. Yo quiero ver el saldo final de esta historia. Cómo van a  explicar la entrega de Pdvsa, la deuda externa, la demolición del país. Y quizá esa explicación tengan que darla en pocos meses.

 
Top