Encuentro Inmortal


Darío Covone Salzano

 

Un día cualquiera de Julio del año 2000, creo viernes, estaba yo acompañando, como algunas veces lo hacía, a Orel Sambrano en su programa del mediodía por Radio América.

Momentos en que el poeta Facundo Cabral era entrevistado por Orel Sambrano (año 2000)

Al llegar al final del programa con aquello de: No se tomen la vida tan en serio, porque de ésta no salimos vivos, me dijo: Dario (sin acento) acompáñame al Municipal a entrevistar al Maestro y poeta Facundo Cabral.

Fuimos al Municipal y resulta que el Poeta no estaba y había cancelado todas las entrevistas. Yo averigüé que se estaba hospedando en el Coronado Suites y le dije a Orel: Zarraga (así le decía) yo conozco por Email a un Señor Valencia que es el manager internacional del maestro Cabral, vamos al Hotel a ver que hacemos.

Llegamos al hotel y preguntamos en la recepción por el Sr. Valencia, una simpática chica nos dijo que estaba almorzando y nos señalo la mesa, nos sentamos a una mesa y esperamos que terminara de almorzar, yo lo abordé y le dije de nuestras epistolares electrónicas y le hablamos de la entrevista. Al comienzo se mostró un poco reacio mas luego nos explicó que al maestro no le agradaban las entrevistas banales, faranduleras, superficiales, etc., inmediatamente le expuse quien era Orel y el tipo de conversación que llevaríamos si nos concedía la entrevista.

Nos dijo que subiría a hablar con el Maestro, esperamos aproximadamente un dos Bullshots y cuando apareció nos dijo que el Poeta nos concedería unos 10 minutos, dado a su cansancio y estado físico. Subimos a su habitación con las cámaras de NCTV, creo que ellos transmitieron la entrevista, y Orel con su verbo empezó la entrevista, se hablaron de poetas, filósofos, políticos, la Madre Teresa, y otras cosas más. Terminó la entrevista, las cámaras se retiraron, y Orel seguía hablando y el Cantautor también.

El periodista Sambrano desapareció y el artista también, quedaron dos hombres ávidos de hablar y de contar cosas que muy pocas veces se dicen y nunca se publican. Convidados de piedra el Sr. Valencia, su Hermano y yo. Habló el Hombre del Sur de su infancia, de su adolescencia de su familia, sus amores, a veces había que reír a carcajadas otras llorar desconsoladamente, contó de las veces que lo habían desahuciado, de sus caídas y al final su conclusión: Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.

Facundo Cabral - Dario Covone Salzano

Los 10 minutos de la entrevista se fueron a casi 2 horas, los relatos de la Madre Teresa nos dejaron impresionados y salimos del hotel a comer ya que el hambre estaba tocándonos y en lo que nos montamos en el carro Orel me dijo o más bien dijo: Coño este hombre estuvo cerca de Dios.

Hoy descarnados ambos en muy similares situaciones pienso que estarán en las cercanías de ÉL (como decía el poeta) disfrutando de la paz eterna, paz a sus restos.

 
Top