El guante de Alomar inolvidable en Toronto

Raúl Lopez

BEISBOL AL DIA
POR: RAUL LOPEZ
en Twitter:  @PepeBeisbol

 

El pasado fin de semana fue una fiesta deportiva en la ciudad de Toronto, el motivo fue el retiro del número 12 que usó Roberto Alomar con este equipo a lo largo de 5 temporadas. A pesar del corto tiempo que pasó con el equipo canadiense podemos decir que fue el mejor en la historia del conjunto. En 1992 y 1993, los Blue Jays se llevaron dos Series Mundiales, recordamos el famoso batazo de Joe Carter para sellar el triunfo sobre Philadelphia, pero el guante de del maestro Alomar es inolvidable por las extraordinarias jugadas que realizó alrededor del segundo cojín en esas 5 temporadas. Toronto entró en el mundo de la pelota grande en 1976 conjuntamente con los Marineros de Seattle, en esos 35 años éste es el primer número retirado por la organización, que es un merecido homenaje para Alomar, nuevo miembro del Salón de la Fama nativo de Puerto Rico, junto a Roberto Clemente y Orlando Cepeda.

Días antes de la fecha tope para realizar cambios entre equipos se ejecutó una transacción en la cual un joven de 25 años pasó a Toronto. Se trata del jardinero Colby Rasmus, quien llegó con todo su talento al equipo canadiense, pero con él también se hizo presente una nube oscura, ya que el pelotero tenía algunos problemas con el manager de San Luis, Tony LaRussa, por culpa de su padre. Tony Rasmus quien fue el entrenador de su hijo en su época de bachillerato y que sabe bastante de béisbol, nunca abandonó a su hijo desde que subió a las mayores en 2009 y eso molestaba al cuerpo técnico de los Cardenales de San Luis. Tony Rasmus indicó en una entrevista que era como ver todos los días un funeral dirigido por LaRussa en San Luis y esto por supuesto tenía muy disgustado a la gerencia. En Toronto ya indicaron que le consultarían algunos temas al padre sobre el pelotero, pero esperan que eso no siga ocasionando inconvenientes. Este muchacho, en 2 años y medio bateó 50 jonrones y bateó para promedio de 259

Hay dos peloteros emblemáticos que no volveremos a ver en nuestra pelota y que participaron en la última edición. Ellos son el abridor de los Gigantes, Ryan Vogelsong y el primera base de Anaheim, Mark Trumbo, ambos con temporadas sensacionales en las mayores. Trumbo ya acumula 19 jonrones y está encaminado al “Novato del Año”, mientras que Vogelsong (8-1, 2,10) ha sido una muy agradable sorpresa y con números que hacen soñar hasta con un posible “Cy Young”. Este pitcher vistió el uniforme de La Guaira y el slugger fue ficha del Magallanes hasta su partida a finales de noviembre.

El 22 de julio del 2007 tal vez sea el día más trágico en la historia del béisbol. En el noveno episodio de un juego en categoría AA, en la sucursal de los Rockies de Colorado, el catcher Tino Sánchez despachó una línea tan fuerte que golpeó en la parte de atrás de la cabeza del coach de primera base Mike Coolbaugh y  lo mató casi instantáneamente. Desde entonces, en todos los niveles los coachs están en la obligación de usar cascos para protegerse, incluso su hermano Scott quien recibió el llamado a Grandes Ligas por parte de Texas el pasado 8 de junio, como coach de bateo, y a quien le dolió mucho no poder llamar a su hermano para darle la noticia de su ascenso.


 
Top