Hablan las mujeres

REPIQUE
Mélida Qüenza Ponte

mq0105@hotmail.com   

 

            Siempre he creído que las luchas deben ser impulsadas por hombres y mujeres por igual, pues ambos géneros integran la sociedad y cualquier problema afecta, de una u otra manera, a todos.

             La presencia femenina en algunos casos es notoria y muchas veces determinante. En los últimos días han llamado mi atención hechos de mucha significación protagonizado por mujeres en el marco del complicado momento político y social que vivimos. Los dos casos han ocurrido en América Latina.

A mediados de julio, las mujeres mexicanas se convocaron a lo que se denominó Encuentro de Mujeres de Izquierda ante la Emergencia Nacional. Fueron al grano: “nos convocamos a discutir la situación del país” y como razones expusieron la creciente violencia con el preocupante saldo de homicidios y barbarie, incremento de paramilitares y cacicazgos, criminalización de las luchas sociales, la corrupción y la impunidad generalizada, la descomposición social, los despidos masivos, la pérdida de derechos sociales, la depredación ambiental, el crecimiento de la pobreza y su feminización, la sistemática violación de la Constitución Nacional, así como la amenaza de aprobación de leyes en el plano laboral que, de sancionarse, significarían un retroceso en la vida democrática, y frenarían la democratización del poder.

            Son razones son válidas en la mayoría de nuestros países para convocar a la movilización de la población en defensa de sus derechos. Estas mujeres han hablado muy claro, hay que movilizarse para preservar la democracia, para que se imponga la justicia, para desterrar la impunidad y defender la soberanía de nuestros territorios.

            En Venezuela, otro grupo de mujeres decidió encarar al presidente Hugo Chávez, ante lo que han llamado otra modalidad de la política de expropiaciones emprendida por el gobierno nacional. Dicen las mujeres que ahora comenzará la “expropiación de partidos políticos” y que eso es lo que se está gestando para que un grupo afecto a Chávez se apropie de las siglas del partido Patria Para Todos (PPT). La historia es conocida, el PPT formó parte del antiguo Polo Patriótico que apoyó a Chávez, luego rompió  con el chavismo al negarse al partido único y exigir una dirección colectiva del proceso y ahora busca la conformación de un Frente Progresista con partidos políticos y movimientos sociales.

            Las mujeres pepetistas denuncian que desde el gobierno se financia a un grupo de militantes del partido de gobierno para crear una organización paralela que solicitará al CNE la asignación de las siglas PPT, es decir, se estaría consumando la expropiación del nombre de un partido político.

Estas mujeres lanzaron el alerta, se convocaron para comunicar al país la amenaza que se cierne sobre el partido en el que ellas militan, ejerciendo un derecho que tienen todos los venezolanos, y está consagrado en la Constitución Nacional.

A través de los medios le enviaron un mensaje a Hugo Chávez: ”Presidente, ocúpese del país, nosotras nos ocupamos del PPT”.

            A las mujeres hay que oírlas.

 
Top