Equipos comienzan a subir prospectos

Raúl Lopez

BEISBOL AL DIA
POR: RAUL LOPEZ

en Twitter:  @PepeBeisbol

Ya estamos en agosto, queda menos del último tercio de la temporada y es hora de que los equipos que no tienen chance de pasar a la post-temporada empiecen a llamar a sus prospectos para que muestren qué pueden hacer y así ser tomados en cuenta para la venidera campaña. Toronto subió al joven Brett Lawrie, jugador de la tercera base de solo 22 años. Kansas City convocó al joven Johnny Giavotella, camarero y con un buen bate, tuvo promedio de 338 en AAA y ya indicaron que será regular en el segundo saco. Cleveland está en plena competencia por la División de la Central y decidió darle el chance a Jason Kipnis, lo han colocado como segundo bate y ha rendido mucho.  Houston llamó a varios de sus noveles incluyendo a José Altuve, quien batea sobre 300. También subió el dominicano Jimmy Paredes y al jardinero nativo de Miami, J.D. Martínez.

Kyle Seager

El próximo martes 23 de agosto los Indios de Cleveland jugarán en casa contra los Marineros de Seattle y será la oportunidad ideal para que los fanáticos lleven a sus mascotas caninas al estadio para compartir un juego de pelota, es el tradicional “Dog´s Day”. Por tan solo 30 dólares, los fanáticos podrán pasear a sus cachorros por el terreno de juego en la zona de seguridad y luego ubicarse en un lugar reservado para perros y amos, especialmente para ese día. Es una manera de demostrar el afecto por esos seres tan apreciados en la sociedad norteamericana, los equipos de la LVBP deberían copiar estas fechas promocionales. En nuestro país seria algo novedoso y que traerían muchos aficionados a los  parques de pelota.

El pasado 2 de agosto el novato de los Marineros, Kyle Seager, jugaba en horas de la tarde con la sucursal AAA en Tacoma y había fallado en 5 turnos, cuando al concluir el encuentro recibió una llamada urgente del gerente general del club indicándole que se trasladara de manera inmediata a Seattle ya que lo requerían en el equipo grande. Vía terrestre hizo el recorrido y para el segundo inning ya estaba uniformado y para el octavo salió a batear como emergente y por lo tanto fue protagonista de algo extraño, jugar en el mismo día en Ligas Menores y en Grandes Ligas, algo que contarle a sus hijos y nietos.

Los problemas entre los árbitros de Grandes Ligas y los jugadores han sido desde el comienzo del juego hace más de 130 años. En los últimos años han sido más notorios por la difusión de todos los juegos en TV. Los peloteros acusan a los jueces de mal criterio y cuando en TV repiten 20 veces una jugada cuando se equivocan no ayudan para nada en la credibilidad de los umpires.  Uno de los casos más emblemáticos de las malas relaciones ocurrió hace 14 años, cuando el hoy Salón de la Fama Roberto Alomar escupió en la cara al “chief umpire” en una airada protesta. Eso le costó popularidad al boricua y además de ser recordado por su guante también lo es por ese incidente.  En estos días, Yadier Molina, el catcher de San Luis se enfrascó en una disputa verbal bastante grotesca con el principal del encuentro y debió ser suspendido. Es urgente que MLB reúna a los sindicatos que agrupan a ambos bandos y aclaren diferencias por el bien del juego de pelota.


 

 

 
Top