La conspiración en marcha

Luis Cisneros Cróquer

Tiempo Confidencial
Luis Cisneros Cróquer
nirguayork48@hotmail.com

Como un avezado en la materia y pleno conocimiento de causa, el ciudadano Presidente de la República, Hugo Rafael Chávez Frías, anunció, desde su lecho quimioterapéutico en La Habana, que en Venezuela existe una conspiración contra su gobierno y que se está provocando a su querida Fuerza Armada Bolivariana. Le tomamos la palabra. Pero del dicho al hecho existe un formidable trecho. Así que examinemos brevemente de qué conspiración -a nuestro juicio- de verdad se trata.

1)    La inseguridad de bienes y personas, la más profunda huella de criminalidad que conozca la historia del país incluyendo la guerra de la independencia, la guerra federal, las montoneras, y los amagos de golpes más recientes en Venezuela.

2)    El hambre, conspirador nato que no ha dejado de existir, pero que debió ser arrestado por los órganos del Estado que han manejado millones para atender este vital elemento pero que, por el contrario, se han dedicado a desmontar el aparato productivo del país en base a expropiaciones y confiscaciones.

3)    La crisis hospitalaria, conspirador nada menos de la vida y la muerte y que crece en la medida en que aumenta la población y falla la medicina preventiva, cuando no hay insumos ni equipos y existen infraestructuras deterioradas, y los médicos ganan salarios bajos, y no hay contratación colectiva para enfermeros y otros especialistas de la salud.

4)    El desempleo, que tiene como principal conspirador a las medidas contra la empresa privada que han detenido las inversiones extranjeras y nacionales. Millones de venezolanos sin seguridad social: buhoneros, viejitos, taxistas, bedeles, etc.

5)    La represión política y la presión sobre los medios de comunicación, amenazas de eliminación  de concesiones de radio y TV, presión con el otorgamiento de divisas para la compra de insumos; prisión para la disidencia, violación permanente de los derechos humanos, cuadro de conspiración excelente.

6)    La presencia de colonias extranjeras con influencia en la política y el control ciudadano: cédula, pasaporte, registros, notarías. Conspiración internacional que afecta al gobierno y conspira contra él por el desagrado que tales cosas producen en la población.

He ahí pues, al descubierto, la conspiración que sigue su marcha y que el Señor Presidente está en capacidad de detener, en lugar de andar viendo a conspiradores en la acera de en frente.

nirguayork48@hotmail.com

 
Top